El ex Mandatario entregó un conjunto de medidas que permitirían elevar jubilaciones solidarias y de la clase media:
Piñera lanza nuevas propuestas para mejorar pensiones y Gobierno cuestiona sus efectos
03.08.2017

El ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, aseguró que aumento de 40% se daría en 45 años.  


A la misma hora que el candidato de Chile Vamos, Sebastián Piñera, presentaba su propuesta en materia de pensiones, la Presidenta Michelle Bachelet participaba en la ceremonia de aniversario de la Reforma Previsional del 2008, que incorporó el Pilar Solidario.

El ex Mandatario informaba sobre los nuevos ejes que se sumaban a los ya anunciados hace unos meses y que buscan incluir mejoras al sistema previsional en un eventual segundo gobierno. Con este paquete de medidas y tal como lo adelantó “El Mercurio”, el abanderado plantea entregar incentivos al ahorro, dar premios a la postergación de la edad de jubilación, con el fin de mejorar las pensiones de la clase media y de los más vulnerables.

Con su programa, el ex Presidente señala que las pensiones aumentarían 40% en un futuro, gracias al alza de cuatro puntos porcentuales de la tasa de cotización con cargo al empleador y a la cuenta individual de los trabajadores. En tanto, existen otras medidas, como el subsidio a la densidad de cotizaciones para la clase media, el cambio de fórmula para el retiro programado y el aumento del gasto estatal en pensiones básicas, que implicarían mejoras inmediatas.

Desde el Ejecutivo salieron a criticar la propuesta del ex Presidente. El ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, emplazó a Piñera a “mostrar las letras chicas” del plan, advirtiendo que la idea de aumentar en un 40% las jubilaciones se puede cumplir en 45 años más, a diferencia del proyecto del Ejecutivo, que busca tener un impacto inmediato.

Costo fiscal

El costo fiscal de la propuesta se traduciría en 0,3% del PIB (unos US$ 770 millones) en 2022. A eso se suma el gasto del sector público como empleador, por el alza de 4% de la cotización. Este mayor desembolso implicaría unos US$ 700 millones para el Estado, anuales, al completar el aumento de cuatro puntos con cargo al empleador, lo que ocurriría al octavo año de la implementación.

Mujeres: buscan mayor rentabilidad del Bono por Hijo

Para mejorar las pensiones de las mujeres, el candidato presidencial propone, en primer lugar, una bonificación especial al ahorro previsional de ellas, mayor que la de los hombres. “Las mujeres van a recibir un aporte adicional y eso va a significar que, por encima del aporte fiscal a la clase media, van a tener un complemento adicional a su ahorro”, explicó el ex Mandatario.

También busca una mayor rentabilidad del Bono por Hijo. La rentabilidad de este bono comienza a generarse a partir de 2009, por lo que en el caso de los niños que nacieron antes de ese año, las mujeres no tienen rentabilidad en su bono, sino solo a partir de ese año.

Augusto Iglesias, coordinador de pensiones de la candidatura del ex Presidente, explicó, por ejemplo, que si se tuvo un hijo en 2000, por estos nueve primeros años no se genera rentabilidad alguna, sino que solo de ahí en adelante. “Lo que estamos diciendo es que vamos a imputar una rentabilidad desde la fecha que nació el hijo”, independiente de que haya nacido antes de 2009, sostuvo.

Quienes posterguen su retiro podrán sacar hasta el 50% del mayor ahorro

Hace unos meses, el ex Mandatario ya había adelantado que si llegaba a La Moneda en 2018 daría incentivos a quienes posterguen voluntariamente su edad de jubilación legal, que en el caso de las mujeres es de 60 años y para los hombres hoy está en 65 años.

Ayer anunció que cuando la edad efectiva de pensión sea mayor a la legal, se autorizará el retiro de un monto de libre disposición, equivalente al 50% de la diferencia entre el capital acumulado a esa edad y el capital necesario para financiar la pensión que hubiese tenido a la edad legal de jubilación.

Por ejemplo, un pensionado que comience su vida laboral cotizando por el salario mínimo y cotice el 65% del tiempo, podría retirar hasta $1,3 millones por postergar un año su retiro y hasta $6,8 millones por atrasar su jubilación en cinco años.

Los montos que podrán obtener los afiliados por este beneficio tienen el mismo tratamiento tributario que el de los excedentes de libre disposición, que asegura que podrán ser retirados libres de impuestos.

Más competencia: plantean facilitar ingreso de actores

Para mejorar la competencia dentro de la industria de las instituciones que administran los ahorros previsionales (AFP), se propone ampliarla para que haya más competidores, facilitando la incorporación de nuevos actores.

También una nueva aplicación para simplificar el proceso de traspaso entre las AFP, además de informar mensualmente el costo comparado de comisión sobre remuneración a través de distintos canales y liquidación de sueldo.

Por último, será obligación destinar hasta el 1% de recaudación de comisiones para financiar iniciativas de educación previsional. Además de mejorar los servicios previsionales.

Alza en pensiones solidarias por tramo de edad

Una de las grandes diferencias de la propuesta del ex Mandatario en comparación con el proyecto de ley que presentará la próxima semana el Gobierno radica en una mejora en el rol que tiene el Estado en materia previsional.

Así, Piñera plantea incrementar el aporte fiscal al Pilar Solidario, que hoy es de 0,8 puntos del PIB, a 1,14. Esto, implicaría un incremento de 42% al gasto que realiza el Estado en pensiones solidarias, lo que se traduciría en unos US$ 800 millones adicionales.

El ex Presidente aseguró que aumentarán la Pensión Básica Solidaria (PBS), pero también el Aporte Previsional Solidario (APS). Sin embargo, plantean una fórmula especial para hacerlo, que supone que las pensiones vayan creciendo con la edad. De esta manera, la medida implica dividir en cuatro quintiles de edad (partiendo desde 65 a 69 años), lo que permitiría que a mayor tramo de edad, más alto será el aumento en las jubilaciones solidarias, con el fin de dar una protección especial a la cuarta edad.

Además, propone aumentar la cobertura del Pilar Solidario de manera que incluya a la clase media como beneficiaria.

Subsidio por años de cotización a la clase media

Con el diagnóstico de que hoy la clase media tiene pensiones que son insuficientes, la propuesta del ex Presidente presenta un conjunto de medidas para elevar las jubilaciones de ese grupo de la población. Así, complementarán, con cargo fiscal, las pensiones de vejez de la clase media en el sistema de ahorro individual para aquellos que hayan cotizado más de 20 años en el caso de los hombres y más de 16 años en las mujeres.

Este beneficio está pensado para aquellas personas cuyas pensiones autofinanciadas, más este subsidio, reciban jubilaciones de 30 UF hacia abajo (unos $800 mil), con el fin de orientarlo directamente hacia la clase media.

Si bien aún no está determinado el beneficio concretamente, pues dependería de la holgura fiscal que tengan en un eventual gobierno, el beneficio podría ser de unas 0,2 UF (más de $5 mil) a la pensión mensual por cada año de cotización adicional. Con ello, la idea busca incentivar el ahorro.

Aporte de 4% adicional con cargo al empleador

De volver a La Moneda, el ex Mandatario plantea subir la tasa de cotización en un 4% con cargo al empleador y que los fondos vayan a las cuentas individuales. Así la tasa de cotización -que hoy aportan los trabajadores y alcanza un 10%- se vería complementada de forma gradual por 4 puntos adicionales. Por lo tanto, un aumento de un 40% en las pensiones de vejez.

La medida beneficiaría a 5,2 millones de cotizantes actuales y a todos los que se incorporen a la fuerza del trabajo en el futuro.

La propuesta del Gobierno también propone aumentar las cotizaciones con cargo al empleador. Lo hace incrementando en un punto porcentual más (5%). Sin embargo, el 3% de esa tasa adicional se destinaría a cuentas personales heredables, mientras que el 2% restante iría a un fondo común.

Nuevos incentivos para planes de ahorro voluntario

El Ahorro Previsional Voluntario (APV) ha funcionado como un mecanismo eficiente para permitir contribuciones mayores a las del 10% de la tasa de cotización obligatoria. Sin embargo, es un instrumento que requiere ser potenciado, sobre todo en el Ahorro Previsional Voluntario Colectivo (APVC), que hoy no tiene los efectos que se esperarían.

“Lo que estamos haciendo básicamente es vinculando los incentivos tributarios que tiene el empleador con el grado de cobertura que tienen estos planes dentro de la empresa. Y mientras más cobertura tenga el plan, más incentivo tiene el empleador”, explica el coordinador programático en pensiones, Augusto Iglesias. Esto implicaría, por ejemplo, que al primer año sea solo el empleador el que aporte y los años siguientes el trabajador comience a ahorrar en forma progresiva. Este plan sería automático para todos los empleados de la empresa y podrían no ser parte de la iniciativa, expresando de manera voluntaria que no desean participar del beneficio.

Pensión estable para retiro programado

Además de los mecanismos que contemplen una mayor inyección de recursos por parte del Estado a las pensiones solidarias, la propuesta del ex Presidente incluye otro instrumento para que los más vulnerables y la clase media puedan tener una mejoría en sus jubilaciones.

Los pensionados por retiro programado del Pilar Solidario mantendrían montos de pensiones constantes, evitando disminuciones en el tiempo. Esto regiría para los nuevos pensionados por esta modalidad de jubilación y supone un avance para los 30 mil pensionados que cada año se suman al Pilar Solidario por medio de retiro programado.

M. Paz Infante, M. Jesús Coloma y Carolina Rojas 


Fuente: El Mercurio