Plan de "auto denuncia" del SII recauda US$ 13 millones de 78 contribuyentes
26.08.2015

Procedimiento especial para rectificación voluntaria de declaraciones impulsado por el organismo se extendió desde el 12 de marzo al 30 de junio.


El 12 de marzo de este año, en pleno proceso de investigación y presentación de acciones penales por parte del Servicio de Impuestos Internos (SII), en el marco del denominado caso Penta-SQM, el organismo lanzó en paralelo un plan especial para incentivar a los contribuyentes a rectificar voluntariamente aquellas operaciones susceptibles de contener irregularidades que se hayan traducido en la práctica en un menor pago de impuestos. 

El denominado “procedimiento voluntario y administrativo para la auto denuncia y rectificación de declaraciones afectadas con operaciones que generaron ventajas fiscales indebidas” se extendió por poco más de tres meses, hasta el 30 de junio, y según información recopilada por La Tercera a través de la Ley de Transparencia, se acogieron a éste 78 contribuyentes, con un total de impuestos netos girados, a la fecha, por $ 9.043.845.797, unos US$ 12,8 millones.

Tratándose de información amparada por el secreto tributario, Impuestos Internos detalló que la gran mayoría de las empresas o personas naturales que utilizaron el procedimiento de autodenuncia declinaron revelar su identidad, con excepción de tres sociedades: Inversiones Banpenta S.A.; Empresas Penta S.A. e Inmobiliaria Duero Limitada. 

“Resulta posible informar la identidad de los contribuyentes que se acogieron al procedimiento voluntario (...) que aceptaron expresamente la revelación de su razón social y RUT”, señaló la entidad respecto de estas firmas.

Los controladores y representantes legales de estas tres sociedades vinculadas al grupo Penta, están incluidos en parte de las acciones penales presentadas por el SII desde enero a la fecha en el marco de su investigación por delitos tributarios. 

Entre diciembre de 2014 y febrero de este año Empresas Penta ya había pagado más de $ 6 mil millones a la Tesorería por concepto de impuestos adeudados, más intereses y multas, por boletas de honorarios y operaciones forward cuestionadas por el SII.

Adicionalmente, durante este año se han conocido otras rectificaciones de declaraciones vinculadas a SQM y Corpesca, del grupo Angelini (ver recuadro).

El plan

El plan especial de autodenuncia estableció que los contribuyentes interesados podrían acoger a revisión los últimos tres o seis años. Aunque  la corrección de declaraciones forma parte habitual del proceso de fiscalización del cumplimiento tributario del SII, ello tradicionalmente se realiza en la respectiva oficina regional de domicilio del contribuyente. 

Entre marzo y junio, sin embargo, ello pudo realizarse directamente ante el jefe de la oficina de regímenes especiales de la Dirección de Grandes Contribuyentes del SII.

Al anunciar el plan de rectificaciones voluntarias, el SII “instó a todos quienes puedan presentar brechas de cumplimiento tributario a acercarse voluntariamente a la institución para regularizar su situación tributaria, entregar todos los antecedentes sobre boletas, facturas y otras operaciones, rectificar sus declaraciones y pagar los impuestos correspondientes”.

Dudas

Aunque en el mundo empresarial y entre los expertos tributarios la decisión del ente fiscalizador de impulsar una nueva vía para la resolución de incumplimientos tributarios tuvo buena acogida, siendo uno de sus más férreos defensores  el ex director del SII durante el primer mandato de Michelle Bachelet, Ricardo Escobar (incluso se llegó a hablar de la doctrina Escobar), el anuncio no estuvo exento de críticas. 

Los cuestionamientos provinieron, principalmente, de quienes vieron en lo anterior un intento por buscar una salida administrativa a las investigaciones por delitos tributarios que comenzaban a vincular directamente a personeros de la Nueva Mayoría. 

Lo anterior, además, en un contexto de crecientes especulaciones sobre presiones políticas al organismo encabezado en ese entonces por Michel Jorratt, que debió dejar la dirección en mayo, luego de públicas diferencias con su entonces subdirector jurídico, Cristián Vargas, que posteriormente también fue cesado del cargo y de la asesoría a la entidad con la llegada de Fernando Barraza. 

Aunque el SII aclaró en su momento que la acogida al mecanismo de autodenuncia no eximía al contribuyente de eventuales acciones penales por delitos tributarios, el entonces director Jorratt aseguró que “sí podría ser considerada como un antecedente importante al momento de tomar una decisión al respecto”.

Positiva evaluación

Hoy los especialistas tributarios  creen que los resultados del procedimiento emprendido por el SII son positivos. 

Juan Pablo Cabello, socio de Cabello Letonja y Cía, asegura que “es una buena cantidad de recursos recaudados para un período de meses tan acotado”. El abogado subraya que las rectificaciones voluntarias “han existido siempre” y que “más allá de ser un acto de buena fe que puede ser valorado como tal por el Servicio, no significa nunca que se inhibe la posibilidad de una acción penal”. 

Cabello considera que la alta connotación pública de casos como los de Penta y SQM pueden haber motivado una “revisión más estricta” por parte de contribuyentes que hasta ahora tenían dudas sobre alguna declaración presentada al SII en los últimos años. 

A modo de comparación, los_$ 9.043 millones recaudados por el procedimiento especial del SII equivalen al 0,06% del total de ingresos tributarios acumulados el primer semestre ($ 13,4 billones) de acuerdo a los datos de la Dirección de Presupuestos (Dipres). 

Matiza lo anterior Rodrigo Benítez, socio de Tax&Legal de BDO. Aunque destaca que “se trata de un nivel de recaudación muy importante”, puntualiza al mismo tiempo que “puede estar muy influida por los montos de las rectificaciones que hemos conocido, por ejemplo, en el caso SQM y que no sabemos si están incluidas o no en la información del SII”.

Benítez sostiene, además, que la escasa información sobre los contribuyentes que se acogieron al mecanismo “impide saber con certeza si ello se tradujo posteriormente en un desestimiento de acciones penales respecto de esas empresas o sociedades que se autodenunciaron”. 

El experto tributarista agrega que “este mecanismo tiene siempre como objetivo regularizar la situación tributaria pero eso queda en nada si luego de hacerlo el SII presenta una querella contra el contribuyente que rectificó voluntariamente”.


Fuente: La Tercera