IMCE, realizado por Icare y la U. Adolfo Ibañez, registró 42,73 puntos en octubre:
Confianza empresarial frena repunte y acumula 31 meses en terreno negativo
04.11.2016

El resultado cortó una racha de tres meses de recuperación. Construcción sigue siendo el sector más golpeado. 


Sigue a tropiezos. Pese a registrar hasta septiembre un leve repunte de tres meses consecutivos al alza, la confianza empresarial no logra levantar cabeza, y permanece en el pantano. El Indicador Mensual de Confianza Empresarial (IMCE), que elaboran mensualmente Icare y la Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI), volvió a empeorar en octubre, y registró un nivel de 42,73 puntos; 0,9 puntos por debajo del mes anterior y 0,26 puntos menos que igual mes del año pasado.

Con este resultado, las expectativas de los empresarios se siguen ubicando bajo el umbral de la neutralidad (50 puntos), y todavía no pueden salir del atolladero. Así, ya acumulan 31 meses en terreno negativo. La última vez que la confianza empresarial superó los 50 puntos -frontera que separa el optimismo del pesimismo- fue en marzo de 2014.

El integrante del Círculo de Finanzas y Negocios de Icare, Arturo Tagle, afirmó que “la salida de la zona de pesimismo está aún muy lejos (...) la inversión cae y el crecimiento de este año, y probablemente del próximo, serán muy bajos”.

Resultados sectoriales

Al detallar las cifras según sectores productivos, la minería es el único rubro que supera la barrera de los 50 puntos, situándose en 54,87 puntos. Pese a ello, registra una fuerte caída de 8,28 puntos en comparación con la medición de septiembre.

El comercio, en tanto, tuvo un repunte de 1,73 puntos en relación al mes anterior y marcó 49,53 puntos, al filo del límite que separa las expectativas positivas de las negativas.

La industria también mostró una tenue recuperación de 1,7 puntos respecto del mes anterior y en octubre alcanzó los 44,04 puntos.

Más preocupante es la construcción, que no despega de la zona roja. Muy por debajo de todos los sectores productivos aparece esta actividad, que sufrió una caída de 2,22 puntos en comparación con el mes anterior y descendió hasta los 18,35 puntos. “Si seguimos viendo una mayor desaceleración en la construcción, veremos un mayor freno en el consumo y menores cifras de empleo”, advirtió Tagle.

¿Mejores expectativas?

El académico de la Escuela de Negocios de la UAI, Francisco Parro, subrayó que “tanto el electorado como la información proporcionada por estos indicadores de confianza nos entregan un mensaje inequívoco: el proyecto refundacional que quiso instaurar esta administración se demoró menos de tres años en fracasar”. Agregó que “el foco en la igualdad de resultados que han puesto las reformas impulsadas por el Gobierno ha ido, poco a poco, socavando los incentivos a producir”.

Tagle espera que “luego de las elecciones municipales los ánimos de los empresarios mejoren ante la mayor probabilidad de que nuestro país comience gradualmente a volver a los equilibrios y a la política de los acuerdos”. Añadió que “como alguien bien lo señaló, la premonitoria retroexcavadora que cayó a un socavón en Valparaíso puede significar algo bueno”.

Luis Musquiz 


Fuente: El Mercurio