Trimestre móvil agosto-octubre
Mayor empleo en la construcción incide en una baja en la tasa de desocupación a 6,3%
01.12.2015

En doce meses, la creación neta fue de 128.536 nuevas plazas de trabajo, de las cuales la construcción aportó 51.350. La categoría de asalariados tuvo un incremento de 2,7% y cuenta propia de 2,3% .  


La baja en la tasa de desempleo a nivel nacional sigue sorprendiendo a analistas. En agosto-octubre se situó en un 6,3%, con una disminución de 0,1 punto porcentual respecto a igual trimestre del año anterior.

La ocupación creció 1,6% en doce meses, dando cuenta de 128.536 nuevos empleos, de los cuales 51.349 corresponden a la construcción.

La fuerza de trabajo, en tanto, aumentó 1,5% en doce meses. Al observar las cifras de la encuesta, el académico de la Universidad Mayor, Tomás Flores, resalta dos cosas. Se crearon 51.349 plazas en la construcción, poco menos de la mitad de las generadas en doce meses, fenómeno que se había dado antes y estará presente hasta que opere la aplicación del IVA a las viviendas, prevista para enero de 2016.

Otro elemento es que la fuerza de trabajo redujo el ritmo de expansión de cerca de 2% que venía registrando desde mayo. Si hubiera subido en la misma proporción, en lugar de 1,5%, la tasa de desempleo en agosto-octubre se habría empinado a 6,8%, según los cálculos de Flores.

Las regiones que observan una menor tasa de desocupación son Los Lagos, con 3,4%; Aysén, 3,2%, y Magallanes, 2,9%. El desempleo más alto corresponde a Biobío, con 7,9%. Le siguen Tarapacá, con 7,3%; Coquimbo, 7,1%, y Valparaíso y Maule, con 6,7%. En la Región Metropolitana alcanza a un 6,4%.

Aunque al académico de la Universidad Mayor le parece curioso que no se esté dando la misma tendencia entre las encuestas del INE y de la Universidad de Chile, sino todo lo contrario, no le parece que se esté midiendo mal. El tema de los inactivos que salían del mercado por no tener deseos de trabajar que detectó Clapes-UC ya se normalizó, señala. Con todo, piensa que el INE podría agregar un par de preguntas para ver si se está midiendo bien a las personas que salen de la fuerza de trabajo.

Para Joseph Ramos, académico de la Universidad de Chile, la baja del desempleo también fue inesperada. “Es una sorpresa, positiva, pero así es. No hay que escupir contra el viento; esas son las cifras”, señala. Destaca especialmente la creación de empleos. Con una economía que crece 2,2%, Ramos habría esperado que el empleo creciera 1%, en lugar de 1,6%, y esa diferencia habría ido a una mayor tasa de desempleo.

Aunque admite que es una explicación rebuscada, piensa que los brotes verdes que se observaron a fines del año pasado y comienzos de este año pudieron llevar a algunas empresas a mayores contrataciones pensando en ese escenario. También menciona el empleo en la construcción como un tema transitorio.

Ramos prevé que el desempleo aumentará en los próximos doce meses. Flores estima que se situará en un 7% promedio en 2016, frente a 6,3% a 6,5% en 2015 y 6,4% en 2014. Su pronóstico asume que la fuerza de trabajo seguirá creciendo en forma más normal; desaparece la “burbuja inmobiliaria” y el empleo público se modera, por una menor expansión del gasto público.

104.120 jubilados salieron del mercado

Uno de los temas que incidieron en el menor incremento de la fuerza de trabajo fue el significativo aumento de las personas que jubilaron. Entre agosto y octubre, 104.120 personas más adujeron razones de jubilación para estar fuera de la fuerza de trabajo respecto del mismo período de 2014. Quienes declararon razones de pensión o montepiado (por viudez) aumentaron en 34.910. En ambos casos son personas que perciben un flujo de ingresos asociado a su desempeño laboral previo.

No es requisito salir del mercado laboral al jubilar, dice Flores, pero probablemente había una cantidad de personas en edad de jubilar que seguían trabajando y decidieron salirse. La duda es cuán persistente puede ser esta situación o si es un número que sale del mercado y en la siguiente encuesta la fuerza de trabajo vuelve a crecer en torno a 2%.

LINA CASTAÑEDA 


Fuente: El Mercurio