Crece expectación en la CUT y pymes ante el inminente ingreso de ajustes al proyecto laboral
03.12.2015

Parlamentarios se preparan para el comité político y aseguran que indicaciones respetarán ideas matrices.


A seis días de que el Ejecutivo ingrese nuevas indicaciones al proyecto de reforma laboral, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y las pymes están expectantes frente a los perfeccionamientos que el gobierno pondrá en el debate parlamentario.

La multisindical está a la espera de concretar una reunión “lo antes posible” con el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, y la titular del Trabajo, Ximena Rincón, quien está en México en una conferencia de la Organización de Estados Americanos (OEA). El encuentro tendría como fin manifestar su molestia con ciertos puntos de la iniciativa, como con los cambios en el quórum para la creación de sindicatos y la posibilidad de reubicar trabajadores durante la huelga.

Desde la CUT aseguran que es “inminente que habrá una cita con el gobierno” y que además de intentar persuadir a parlamentarios del oficialismo, no se descarta la posibilidad de tomar otras medidas de presión el próximo 11 de diciembre en el consejo general ampliado.

Asimismo, las pymes ya están preparando su propia artillería frente a la idea que más consenso parece generar entre los parlamentarios y que estaría plasmada en las indicaciones, que apunta a mantener el quórum mínimo para constituir sindicatos pero con representatividad del 50%.

Según comentan desde Conapyme, esta idea sería ampliamente rechazada por el sector, por lo que ya habrían convocado a una reunión de directorio para el próximo 11 de diciembre para analizar cada ajuste presentado por el gobierno. Eso sí, aseguran que el comité político extraordinario del próximo miércoles podría ser decidor en el futuro de los cambios teniendo en cuenta que algunos son férreos en defender la propuesta de la bancada pro pyme que contempla subir de 8 a 25 trabajadores el mínimo para formar sindicatos en Mipes.

Comité político

Más allá del contenido, los dirigentes de la Nueva Mayoría concordaron en que la iniciativa debe estar aprobada a más tardar en enero de 2016. “No hay ninguna justificación para dilatar la votación del proyecto”, dijo la senadora DC Carolina Goic.

Apreciación que también reafirmó el diputado comunista, Lautaro Carmona, quien puntualizó que extender la tramitación durante la primera parte del próximo año “reflejaría una debilidad” del gobierno.

En el bloque oficialista, de hecho, reconocen la existencia de un acuerdo para que el Congreso despache la propuesta laboral en enero.

La DC evalúa desarrollar el próximo lunes una reunión para terminar con los disensos, por ejemplo, entre un sector que busca profundizar la reforma, y legisladores que intentan moderar el proyecto, como Andrés Zaldívar y los hermanos Patricio e Ignacio Walker.

Sin embargo, la reunión clave de la NM será el comité político del miércoles en Valparaíso, donde los presidentes de los partidos oficialistas conocerán -en detalle- las indicaciones que el Ejecutivo presentará horas antes. Pero esta metodología no convence a todos. Con correcciones por la mañana y el comité por la tarde “el diálogo se achica bastante”, afirmó Carmona.

El parlamentario, quien integra la comisión de Trabajo de la Cámara, advirtió que el PC respaldará a la CUT si esta decide movilizarse y protestar por la reforma laboral.

Por N.Vila y K.Peña


Fuente: DF