Chile es el país OCDE más afectado por retraso en el ingreso al mercado laboral
01.12.2014

Las jubilaciones nacionales son las que más se ven perjudicadas -junto con las mexicanas- por el ingreso tardío de los trabajadores al mundo laboral, llegando a pérdidas de hasta 15%.


Un retraso en la entrada al mercado laboral de unos cinco años, para un trabajador que gane el sueldo promedio, implica que éste tendrá una brecha de 6% en su jubilación comparado con los trabajadores que hayan tenido una carrera completa sin interrupciones, destaca la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en su último reporte sobre jubilaciones, Pensions at a Glance 2015, dado a conocer hoy.

El estudio indicó que en el caso chileno el impacto de entrar tarde al mercado laboral es el mayor que en todos los países del grupo, donde al igual que México la pérdida para la jubilación asciende a 15%, mientras el promedio en los países OCDE es de 6%. Por el contrario, países como Francia y Luxemburgo ven alzas de 3% y 6%, respectivamente, ya que en esos países deben trabajar hasta cinco años más para cobrar jubilaciones sin multas.

Según la OCDE, después de la crisis financiera global los aportes a las jubilaciones siguen siendo bajos ya que hay mayores presiones fiscales para reformar los sistemas de jubilaciones públicos. 

“En adelante, la incertidumbre probablemente extendida en los mercados financieros, los bajos retornos y las bajas tasas de interés en niveles sin precedentes, generan dudas sobre la capacidad de los sistemas de contribución definida y los esquemas de anualidades para entregar jubilaciones adecuadas. Estos desafíos se ven complicados por el envejecimiento de la población, que se acelera en muchos países”, agregó.

La organización destaca que pese a estar baja en muchos países, la tasa de empleo promedio de personas entre 55 y 64 años aumentó en 7 puntos porcentuales en la década hasta 2014. “Los trabajadores permanecen el mayor tiempo en el mercado laboral en Corea del Sur, México, Islandia y Japón, mientras que los hombres salen antes en Francia y Bélgica, y las mujeres se retiran antes en la Eslovaquia, Eslovenia y Polonia”.

Sistemas sostenibles

El informe destacó que casi la mitad de los países OCDE han tomado medidas para mejorar la sustentabilidad financiera de sus sistemas de pensiones en los últimos dos años, con los beneficios viéndose reducidos en su mayoría por cambios a indexaciones menos favorables y no por recortes en términos absolutos. “Las finanzas de los sistemas de pensiones también mejoraron por alzas de impuestos y de las tasas de contribución en sistemas de beneficios definidos”, señaló el reporte.

La OCDE proyecta que la edad de jubilación subirá de 64 años en promedio en la OCDE en 2014 hasta 65,5 en 2060 y que los hombres que entren al mercado laboral a los 20 se podrán retirar antes de los 65 en Eslovenia, Luxemburgo, Grecia y Francia, mientras que solamente en Chile, Israel y Suiza las mujeres se jubilarán antes que los hombres.

Una preocupación que resaltó en el reporte es la cobertura adecuada de los sistemas de jubilación para combatir la pobreza en la vejez. “Todos los países OCDE tienen sistemas mandatorios o cuasi-obligatorios para conseguir una alta cobertura en sistemas de pensiones públicos y/o privados. Sin embargo, los países con grandes sectores informales como México y Chile y otros del G20 tienen niveles de cobertura menores incluso en esquemas obligatorios”, subrayó.

Respecto a períodos de trabajo sin cotización, de un trabajador que gane el sueldo promedio en relación a uno que tenga una carrera sin interrupciones, la OCDE destaca que en el caso de Chile, Hungría y Turquía, la pérdida para su jubilación después de cinco años en una ventana de desempleo es superior a 10%. Por otro lado, el organismo destaca que en algunos países las reglas de jubilación pueden compensar las consecuencias de las lagunas de cotizaciones, mientras que otros países pueden costear una mejor protección para los que tienen peores ingresos contra el desempleo a largo plazo en comparación a los que ganan el promedio, porque la jubilación mínima y algunos esquemas tienen un rol crucial, como en el caso de Australia, Chile, Dinamarca, Alemania, Islandia y México, destacó el reporte. Asimismo, dijo que tanto en Chile como en México, donde se vincula más de cerca la jubilación con las ganancias de la persona, se sienten más las pérdidas de jubilación en el caso de los trabajadores que ganan el sueldo promedio.

El informe también subrayó que reducir las comisiones ha sido un objetivo de muchos reguladores, citando a Chile, donde Planvital ganó la licitación con 0,47% de comisión. También mencionó a Australia, donde un esquema más simple, MySuper, aglutinará todos los fondos y el caso de Reino Unido, donde el National Employment Savings Trust creará economías de escala para reducir los costos administrativos.


Fuente: Pulso