Tras fallo de la Corte de Apelaciones dado a conocer el lunes:
Dirección del Trabajo apelará a la Suprema por fallo que obliga a reconocer a grupos negociadores
07.12.2017

Pese a este caso, el director del Trabajo, Christian Melis, aseguró que la reforma laboral no ha derivado en incertidumbres jurídicas.  


Luego de que la duodécima Corte de Apelaciones de Santiago fallara a favor de reconocer el grupo negociador de la empresa Servicios Generales Maper Ltda. como una instancia de negociación colectiva, y obligara a la Dirección del Trabajo (DT) a suscribir dicho acuerdo, el ente regulador -dependiente del Ministerio del Trabajo- decidió apelar a la Corte Suprema.

El director del trabajo, Christian Melis, señaló que la DT no cuenta con las competencias y atribuciones para regular un procedimiento de negociación colectiva de grupos negociadores. “Nosotros no estamos diciendo que ellos no puedan llegar a un acuerdo o negociar, estamos diciendo que nosotros no podemos regular el procedimiento”, dijo Melis.

¿Por qué decidieron ir a la Corte Suprema para apelar al fallo?

“Obviamente analizamos los efectos del fallo y cuáles eran las alternativas posibles para nosotros, y ya tomamos la decisión de efectivamente apelar a ese fallo, que es el recurso que corresponde. No compartimos la tesis del fallo de que nosotros estaríamos desconociendo lo resuelto por el Tribunal Constitucional”.

Otro fallo de la Corte de Apelaciones señaló que los tribunales laborales son aptos para conocer y resolver reclamaciones por servicios mínimos, pese a que estos se han declarado incompetentes, ¿qué efecto tendría para las negociaciones colectivas?

“Esta es una discusión estrictamente procesal, que tiene que ver con la tesis que han sostenido los tribunales en términos de la incompetencia, pero esto no tiene que ver con el fondo, no se está discutiendo si lo que hicimos nosotros al calificar los servicios mínimos corresponde o no. Tampoco entendemos que esto marca un punto de inflexión o algo así, porque hay muchos más fallos en sentido contrario”.

En este contexto, ¿cree que la reforma laboral derivó en incertidumbres jurídicas como se advirtió?

“No. Yo entiendo que la reforma no ha sufrido este efecto de judicialización, porque efectivamente ya se ha implementado y se ha hecho bien. Además, los números de judicialización, sobre todo en materia de servicios mínimos, siguen siendo comparativamente muy bajos”.

“En materia de grupos negociadores, todo el mundo entendía y sabía que después de haber pasado por el TC se generó un problema, que tiene que ver con el proceso de negociación de los grupos. Por lo tanto, era esperable en este caso en particular que eventualmente hubiesen casos que llegaran a judicializarse para que resolvieran los tribunales”.

¿Se debería modificar la reforma en un próximo gobierno?

“Lo que a mí me compete es aplicar la ley que existe, el si debe o no haber una ley corta, larga o lo que sea, es algo que le compete más bien al poder Ejecutivo y al Parlamento”.

F. Gattavara y S. Hannig 


Fuente: El Mercurio