En el mercado local en relación a 2016:
Colocaciones de bonos aumentaron 26% en 2017
06.01.2018

En tanto, el número de emisiones de papeles no bancarios subieron 33,3%. Enap fue la firma que hizo la emisión más grande.  


El año que recién pasó fue positivo para la actividad de financiamiento vía emisión de bonos corporativos. Entre colocaciones bancarias y no bancarias, se emitieron papeles por $4,9 billones (US$ 7.975,1 millones), lo que representa un alza de 26,13% año a año medido en pesos y una subida de 37,75% en dólares.

El mayor dinamismo también se reflejó en la cantidad de títulos de deuda que se emitieron en las firmas no financieras, cuyo negocio no es endeudarse. En 2017 se colocaron 40 papeles, un 33,3% más que en 2016.

El bono no bancario más grande que se emitió fue el de Enap, por $175.842,5 millones (US$ 286,2 millones).

Los bancos que registraron más transacciones de sus papeles circulantes en el mercado de renta fija fueron el Banco de Chile, Santander y Estado; mientras que en las firmas no financieras las que más transaron sus bonos fueron Enap, Arauco y Cencosud.

En cuanto a rentabilidad, los títulos en pesos que mostraron mayores avances medido en sus puntos de spread -diferencia entre la tasa del instrumento y la tasa de gobierno adaptada en una curva de bonos elaborada por LVA Índices- fueron: BFALA-O de Falabella, BBANM-I de Banmédica y BEILC-D de ILC. Las mayores bajas fueron lideradas por BHER-L0616 de Caja Los Héroes, BCOPV-B de Copeval y BFORU-AR de Forum.

Bci recomienda posiciones en UF para la renta fija en 2018

De acuerdo al más reciente informe de renta fija que Bci Corporate & Investment Banking prepara para sus clientes, su escenario base contempla una inflación de 2,7% en 2018 y no incorpora movimientos en tasa de política monetaria en los próximos meses. “En la medida en que comience el cierre de brechas de capacidad en la economía, se iniciaría un proceso de normalización monetaria gradual”, sostiene.

En cuanto a los swaps de corto plazo (contratos futuros entre dos partes), advierte que la volatilidad y sorpresa en los recientes registros inflacionarios ha revertido expectativa implícita de recortes en la curva swap . Por lo anterior, ve que la curva nominal entregará “nulas opciones de posicionamiento favorables en instrumentos de corto plazo”. Para el mercado swap , Bci mantiene su visión de nulo atractivo en la curva nominal. Explica que el “desalineamiento de expectativas inflacionarias versus escenario fundamental nos lleva a mirar con buenos ojos posiciones en UF”.

En los bonos base, advierte que la curva nominal “mantiene bajo atractivo con rendimientos fair value actuales” (valor razonable). Por lo anterior, prevé “una mayor propensión al alza en la curva en pesos a partir de una desinversión significativa por parte de institucionales en esta clase de activos”. En tanto, en UF, “se mantiene mayor devengo tras el desalineamiento en expectativas de inflación”.

Juan Manuel Villagrán S. 


Fuente: El Mercurio