La importancia de generar buenos ambientes laborales
05.05.2017

Esta semana se dio a conocer el caso de la periodista Karla Quiroga, exconductora emblemática del Canal de Fútbol, quien fue desvinculada de su lugar de trabajo. A raíz de esto, Quiroga no tardó en demostrar su molestia y, a través de su cuenta de Instagram, reveló las razones que habrían tenido sus jefes para sacarla del CDF y despedirla en jornadas previas al Día del Trabajador.


Quiroga, quien también es psicóloga laboral, expresó su descontento y la importancia de tener una buena relación con las jefaturas al señalar que “mi experiencia en recursos humanos me obliga a defender los derechos de cualquier trabajador a sentirse bien, cómodo y tranquilo en su lugar de trabajo”.

Es por eso que un buen clima laboral es uno de los ejes principales que privilegian los profesionales a la hora de buscar trabajo, como también las entidades, ya que es una carta segura para obtener mejores rendimientos y productividad. Macarena Salosny, directora de Admisión de Smart Coach, afirma que “la relación entre jefaturas y trabajadores siempre debería ser positiva, además de respetar los ritmos y estilos personales. Si bien es cierto que no es adecuado forzar las relaciones, sí es importante poner de nuestra parte para conocer a las personas con las que, finalmente, convivimos gran parte del día”.

Un jefe no es simplemente quien manda en la institución, sino que también es la persona que debe liderar a sus colaboradores para que se desempeñen de la mejor manera y tengan todos los medios necesarios en el momento que lo necesiten. Además, debe saber motivar para crear un ambiente cordial y no incentivar a que sean despedidos, más aún si es de una manera injustificada.

En este sentido, y tal como le ocurrió a la ex conductora de CDF, despedir a un empleador de manera injustificada puede afectarlo posteriormente a encontrar un nuevo trabajo, ya que como indica Salosny, “si es sorpresivo porque has tenido un buen desempeño, claro que afecta áreas como la autoestima o la percepción respecto a nuestro valor como profesionales. En caso contrario, todos conocemos personas que hacen lo posible por ser despedidos también, ya que prefieren eso que renunciar al trabajo. Para ellos ser despedido es un alivio incluso”.

Buena relación

De acuerdo a un estudio publicado por la Universidad de Florida, mantener una buena relación con la jefatura genera consecuencias positivas tales como mayor colaboración, más productividad y mejor ambiente laboral, lo que finalmente beneficia a todos. Así mismo lo expresa la ejecutiva, “cuando una jefatura genera un vínculo de confianza con su equipo es más fácil desarrollar el ambiente propicio para transmitir las buenas y también las malas noticias”.

Una buena relación jefe - empleado es vital a la hora de perdurar en un trabajo, ya que un buen ambiente laboral anima a los asociados a participar y compartir información, lo que mejora la calidad general de la organización.


Fuente: El Economista America