Cristián Vargas renunció ayer a su cargo, y asumió como asesor del área normativa:
Ex subdirector jurídico denuncia presiones al SII para encubrir delitos tributarios
02.06.2015

En una carta a los funcionarios, sostuvo que se ha buscado “instrumentalizar” al servicio para el encubrimiento de ilícitos y protección de sus autores.  


El complejo escenario que enfrenta el Servicio de Impuestos Internos (SII) por los coletazos de los casos Penta y SQM se sigue agudizando. Ayer se confirmó la renuncia de Cristián Vargas como subdirector jurídico del organismo fiscalizador, cargo al que llegó en marzo de 2014, junto a Michel Jorratt, y que el director subrogante, Juan Alberto Rojas, le pidió dejar a inicios de la semana pasada.

Si bien Vargas llevaba prácticamente 20 años en el SII, su salida era un hecho inminente, y ayer simplemente se oficializó.

Lo que no se esperaba era la carta de despedida que Vargas envió a todos los funcionarios de Impuestos Internos y donde no solo descartó haber sido “desleal” con Jorratt, sino que también advirtió que hace cerca de un año que el organismo estaba siendo sujeto de presiones para encubrir delitos tributarios, en el marco de los denominados casos Penta y luego SQM.

“Se ha presionado al Servicio para que no cumpla a cabalidad sus funciones en materia de delitos tributarios y limite las investigaciones de acuerdo a intereses extraños al organismo. En relación con esta situación y en base a una serie de hechos acaecidos, me he ido formando la convicción de que se ha intentado instrumentalizar al Servicio para que actúe de manera afín a acciones de encubrimiento de ilícitos tributarios y de protección de sus autores, intento que jamás acepté, impulsando una actuación institucional apegada a las disposiciones legales”, señaló.

Las diferencias entre Jorratt y Vargas afloraron, ya que el segundo era partidario de llegar hasta las últimas consecuencias en los casos Penta y SQM, mientras que el ex director habría apoyado la vía administrativa. Tras su salida, Jorratt terminó acusando presiones desde Interior para no investigar el caso de las boletas falsas en SQM.

En su carta, Vargas descartó “alguna conducta desleal” hacia Jorratt y argumentó que todas las recomendaciones que le formuló buscaron siempre fortalecerlo en su rol como director del SII, y no debilitarlo. “La lealtad es un valor que siempre me ha acompañado. La lealtad en la función pública tiene que ver con el cumplimiento fiel de las funciones encomendadas, con la legalidad y la verdad. Aunque hacia mi persona hubo actitudes desleales, no actué de la misma forma”, indicó.

Otros cambios en el SII

Si bien se esperaba que dejara ayer definitivamente el SII, el ex subdirector jurídico -quien conoce a Juan Alberto Rojas, ya que Vargas le reportaba al actual director subrogante cuando ambos trabajaban en el área normativa-, lo cierto es que Vargas seguirá vinculado al organismo fiscalizador.

Esto, porque aceptó ser asesor del área normativa. Sin embargo, según sus cercanos, seguirá “solo por un tiempo”, pues su decisión es alejarse del SII.

Lucio Martínez asumió como subdirector jurídico subrogante.

Por su parte, Gina Anastasov pasará a liderar de manera subrogante la Subdirección de Contraloría Interna, cargo en el que antes se desempeñaba Danilo Estay, cercano a Jorratt.

ADP

Este fin de semana se inició el proceso de ADP para elegir al nuevo director del SII. Juan Alberto Rojas hoy cumple el rol como subrogante.

La carta de Vargas a los funcionarios

“Hoy dejo de ser el subdirector jurídico del servicio. El director me ha pedido que renuncie al cargo en razón de que, bajo mi conducción, en los casos de delitos tributarios por todos conocidos, la subdirección habría tenido un actuar autónomo de los lineamientos de la dirección. Más allá de cualquier consideración sobre las motivaciones, lo importante es que, no contando con la confianza del director, no puedo seguir en el cargo”.

“Nos ha tocado enfrentar en los últimos meses una situación muy difícil y compleja, relacionada con la investigación de delitos tributarios, cohecho, soborno y otros ilícitos, que afectan a personas con importancia social, económica y/o política, y que derivaron en presiones de todo orden hacia la institución. Esta situación ha colocado al servicio en la disyuntiva de tener que optar por garantizar el carácter técnico y autónomo que ostenta como organismo fiscalizador, o de aceptar presiones externas y actuar de acuerdo a consideraciones extrainstitucionales, políticas o de otro orden. Ese, y no otro, ha sido el contenido del conflicto interno”.

“Desde mediados del año pasado, en el marco de los denominados casos Penta y luego SQM, se ha presionado al Servicio para que no cumpla a cabalidad sus funciones en materia de delitos tributarios y limite las investigaciones de acuerdo a intereses extraños al organismo. En relación con esta situación y en base a una serie de hechos acaecidos, me he ido formando la convicción de que se ha intentado instrumentalizar al servicio para que actúe de manera afín a acciones de encubrimiento de ilícitos tributarios y de protección de sus autores, intento que jamás acepté, impulsando una actuación institucional apegada a las disposiciones legales”.

Pepe Auth: “Si Vargas acusa presiones, debe dar nombres”

El presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, Pepe Auth (PPD), dijo ayer que Vargas debe explicitar quién ha presionado al SII , tal como lo acusa en la carta enviada a los funcionarios del servicio.

“El subdirector Vargas debe hacerse cargo de lo que dice. Si acusa presiones, debe dar nombres y debe idealmente declarar en la investigación que está en curso, porque acusar al voleo y de manera genérica es inapropiado e irresponsable”, dijo Auth. Afirmó que cuando el ex director Michel Jorratt hizo declaraciones públicas sobre presiones, las hizo dando a conocer con “nombre y apellido”. Auth pidió que el Gobierno agilizara al máximo el proceso de ADP del nuevo director.

Consultado el ministro Valdés, declinó comentar la renuncia de Vargas. Dijo que hay que “defender y respetar la autonomía del SII”.

Fiscalía no evalúa abrir una causa

Por el momento, la fiscalía no está pensando abrir una causa tras las declaraciones tanto del ex director del Impuestos Internos Michel Jorratt, como del ahora ex subdirector jurídico Cristián Vargas, en orden a la existencia de presiones para frenar que el caso SQM y su arista vinculada a Giorgio Martelli llegará a la justicia penal.

Según fuentes de la fiscalía, señalan que, eventualmente, entre las opciones que pudieran barajarse están el delito de obstrucción a la justicia (269 bis del Código Penal), el de prevaricación administrativa (228) y el de tráfico de influencias (240 bis). Sin embargo, ninguna de estas figuras calza perfectamente con los hechos por tratarse de hipótesis más bien restrictivas; es decir, que ponen muchos requisitos para que se configure el hecho.

El único ilícito que eventualmente podría “resistir”, añaden, es el de denegación de auxilio (253); sin embargo, el problema de este tipo penal es que la sanción es baja: suspensión del empleo y multa.

En tanto, el abogado querellante de Ciudadano Inteligente, Pedro Orthusteguy, quien solicitó a la fiscalía citar a Jorratt y al ex ministro del Interior Rodrigo Peñailllo, tras las declaraciones del primero, aseguró que por ahora no insistirá en pedir nuevamente la diligencia.

Hace unos días el fiscal nacional, Sabas Chahuán, rechazó la petición de los querellantes, antes de que declarara el geógrafo Giorgio Martelli, pero tras el interrogatorio no descartó realizar la diligencia.

SILVANA CELEDÓN, MARIANA PENAFORTE y CINTHYA CARVAJAL 


Fuente: El Mercurio