Indicador mensual marcó inusual caída de remuneraciones nominales:
Caída de salarios y bajo crecimiento en abril demuestran que la economía aún no repunta
06.06.2015

El Imacec subió 1,7%, menos de lo esperado, y el mercado laboral da señales de estrechez que apuntan a menor presión inflacionaria, dicen analistas.  


El crecimiento de la actividad económica medida por el Imacec alcanzó 1,7% en abril, con respecto a igual mes de 2014, situándose por debajo de los últimos pronósticos del mercado que fluctuaban entre 2,2% y 3%, según un sondeo de “El Mercurio”.

En tanto, los indicadores publicados ayer por el INE dan cuenta de una caída en las remuneraciones nominales de 0,2% en abril respecto al mes anterior, la primera variación negativa para ese mes desde la nueva encuesta que comenzó a aplicarse en 2010. La variación real de los salarios, descontada la inflación, fue de -0,8% en el mes, la mayor caída desde enero de 2010.

La contracción del comercio mayorista incidió negativamente en la actividad de abril mientras que el valor agregado de los servicios tuvo un efecto positivo, precisó el informe del Banco Central.

“La cifra está algo influida por los aluviones, pero más allá de eso pone de manifiesto la importancia de trabajar por el crecimiento”, dijo el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés. Reiteró también que estos indicadores hay que ponerlos en un contexto en que varios países han revisado a la baja sus proyecciones de crecimiento.

“Esto no quiere decir que el país esté retrocediendo, por el contrario, estamos creciendo, a un ritmo menor al que esperábamos y mayor al que tuvimos en el punto más bajo, que fue el tercer trimestre del año pasado”, acotó. La Sofofa anticipa que en mayo no se verán cambios significativos en los niveles de actividad. “La generación eléctrica creció 1,4%, el menor valor en 15 meses, y el comercio resintió los efectos del paro aduanero, por lo que a la tercera semana de mayo las exportaciones en valor cayeron 13% y las importaciones retrocedieron 20% con relación a 2014”, señaló en su comentario el gerente de Estudios y Asuntos Regulatorios del gremio industrial, Javier Vega.

Salarios y tasa

“Tenemos cifras desde 1993 y nunca habíamos visto en abril una caída de los salarios nominales y reales”, dijo Hermann González, economista de BBVA Research. Asimismo, consideró que ver una desaceleración o contracción en los salarios es más coherente con las cifras de actividad, todo lo cual apunta a “una economía que está sin empuje”.

La tasa de desempleo, agregó, no es lo que se debe observar sino otros indicadores, como la creación de empleo privado que ya está mostrando una mayor debilidad del mercado laboral, a lo que ahora se suman las remuneraciones.

En su Informe de Política Monetaria (IPoM) presentado esta semana, el Banco Central mencionó el alto crecimiento de los salarios como uno de los riesgos del panorama macroeconómico este año.

“Creemos que al sacar el IPoM, el Central tenía la cifra de Imacec, no así la caída de los salarios, lo cual confirma un escenario de menores presiones inflacionarias en el segundo semestre de este año”, comentó González. Esto, continuó, es consistente con que la tasa de interés de política monetaria (TPM) no sube y no se debiera descartar a priori un recorte adicional en la tasa, que actualmente es de 3% anual y que en su opinión no tiene piso: “No compartimos la visión del Banco Central en el sentido de que la política monetaria no tiene más espacio para seguir recortando tasa”.

Para Felipe Bravo, economista del Banco Santander, la caída de los salarios es aún más relevante que el bajo Imacec, pues ya tenían presupuestado que el segundo trimestre sería más lento, lo que fue reforzado por los aluviones en el norte. Con todo, estima que lo que está pasando con los salarios no cambia el panorama de mantención de la TPM de aquí a fin de año. “Una política monetaria más agresiva hoy en día la veo poco probable, porque la tasa ya es muy expansiva”.

“Esta cifra no nos deja contentos y pone de manifiesto que es muy importante que todos trabajemos por el crecimiento”.
RODRIGO VALDÉS
Ministro de Hacienda

”Esperamos un crecimiento 2% anual para el segundo cuarto de este año, completando siete trimestres creciendo por debajo de 3%”.
JAVIER VEGA
Gerente de Estudios de Sofofa

”No compartimos la visión del Banco Central en el sentido de que la política monetaria no tiene más espacio para seguir recortando tasa”.
HERMANN GONZÁLEZ
Economista de BBVA Research

”Una política monetaria más agresiva hoy en día la veo poco probable, porque la tasa ya es muy expansiva”.
FELIPE BRAVO
Economista del Banco Santander

0,8%
cayeron los salarios nominales en abril,  respecto del mes anterior, la mayor contracción desde 2010.

Dólar se dispara hasta $637 por débil Imacec

Tras conocerse el débil Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) de abril, se produjo una inmediata depreciación del peso chileno. El dólar se disparó ayer $7,2, hasta llegar a los $637, su mayor nivel desde el 19 de marzo pasado, cuando cerró en $640,30.

Según Gustavo Gallardo, operador senior de Fynsa, el dólar subió esta semana alrededor de $20 debido a expectativas de alza de tasa en Estados Unidos, producto de los datos de empleo conocidos ayer y que evidenciaron una solidez en la economía estadounidense. Ello complementó el pesimismo que genera la alicaída actividad local.

Por otro lado, afirmó, “la complicación en las negociaciones entre el gobierno griego y los líderes de la Eurozona ponen en duda un nuevo paquete de ayuda que permita al gobierno cumplir con los pagos de deuda previstos para este mes”. Agregó: “De seguir mejorando los datos en EE.UU., generando expectativas de alza durante este año y complicándose el escenario en la zona euro, veremos un dólar a niveles de $650-$660. No obstante, no se descartan caídas de corto plazo a niveles de $630-$632, lo que serían correcciones normales dentro de una tendencia alcista”.

LINA CASTAÑEDA 


Fuente: El Mercurio