Gobierno lanza política nacional de seguridad y salud en el trabajo
04.08.2016

La idea es desarrollar y promover una cultura preventiva, incorporando la prevención y promoción de la seguridad y salud en el trabajo con fiscalización.


Proteger y garantizar la salud y la seguridad de los trabajadores, además de mejorar la fiscalización y la prevención de accidentes y enfermedades profesionales, es el objetivo de la política nacional en esta materia lanzó este jueves la Presidenta Michelle Bachelet.



Tras firmar el decreto que la pone en vigencia, la jefa de Estado  sostuvo que con esta nueva política de seguridad y salud en el empleo “estamos dando un nuevo paso en el camino del trabajo decente, tal como comprometimos desde el primer día de Gobierno”.

En este sentido explicó que los propósitos de esta iniciativa apuntan a desarrollar y promover una cultura preventiva, incorporando la prevención y promoción de la seguridad y salud en el trabajo en el sistema educativo y en los programas de formación de competencias laborales, además de perfeccionar el marco normativo.



Del mismo modo, dijo, fortalecen la institucionalidad fiscalizadora, de manera de garantizar un cumplimiento efectivo y oportuno de la normativa y garantizar la calidad y oportunidad de las prestaciones por accidentes del trabajo y enfermedades profesionales, otorgadas por los organismos administradores de la Ley 16.744.



La máxima autoridad del país añadió que esta política también busca promover la incorporación de la perspectiva de género en la gestión preventiva; disminuir la ocurrencia de accidentes del trabajo, enfermedades profesionales y de mortalidad, mejorando el procedimiento de diagnóstico y reporte de tales siniestros; e incorporar trabajadores informales a la seguridad social.



“Esta política es el resultado del trabajo entre trabajadores, empleadores, universidades, expertos y el Estado. Creemos que así se hacen los cambios buenos y, además, que pueden ser duraderos, pensando en las personas, pensando en Chile y con diálogo”, indicó la Mandataria.Para la elaboración de esta normativa, se realizó un proceso de consulta enmarcado en un diálogo que recogió la opinión de las organizaciones más representativas de trabajadores (CUT), empleadores (CPC) e instituciones públicas relacionadas con los temas de seguridad y salud en el trabajo.



También recogió las opiniones de los actores regionales -organizaciones sindicales, gremiales, empleadores, universidades y organismos públicos relacionados-, considerando sus distintas realidades en materias de seguridad y salud en el trabajo.



“Acá no se trata sólo de una medida más o de una medida menos, o de palabras que se las lleva el viento. Se trata de una visión de país con la que debemos enfrentar la salud y la seguridad en el trabajo. Se trata de un compromiso para que nuestros trabajadores y trabajadoras estén más protegidos y tengan respuestas cuando hay complicaciones”, dijo Bachelet.


Fuente: La Nación