Es la región del país donde más ha caído la cantidad de gente trabajando, según el INE:
Los Lagos tiene 12 mil ocupados menos en doce meses por crisis salmonera y marea roja
08.08.2016

Hay 30 mil nuevos inactivos, lo que hizo que cayera la fuerza de trabajo. Lo anterior, pese a que la región tiene la segunda tasa de desempleo más baja del país, de solo 3%.  


Tiene la segunda tasa de desempleo más baja del país (3%), pero la Región de Los Lagos se ha visto afectada por la profunda crisis salmonera, sumada a la que ha provocado la marea roja. Ambos episodios han impulsado, incluso, que los cesantes se instalen en las calles de Puerto Montt para exigirle apoyo al gobierno regional.

Si en el trimestre móvil abril-junio de 2015 había 422 mil ocupados en Los Lagos, al mismo período de este año hay 12 mil trabajadores menos en esa categoría, o sea 409.752, según el INE. De hecho, es la región del país donde más disminuyeron los ocupados tanto en cantidad de personas como en porcentaje en doce meses.

Cecilia Cifuentes, investigadora asociada del Centro de Estudios Financieros del ESE Business School de la Universidad de los Andes, explicó que lo que muestran las cifras es que hay un importante fenómeno de desaliento en la población en edad de trabajar, que se da cuando las personas desisten de buscar un empleo porque no lo encuentran. La economista aseguró que los ocupados caen en forma importante (3%), pero la fuerza de trabajo decrece más aún (3,2%). “Las personas, al ver menos posibilidades de empleo, salen del mercado laboral, y de hecho la población inactiva aumenta un 11%, en 30 mil personas. Esto es lo que permite que la tasa de desempleo no suba, a pesar del problema de menores oportunidades de trabajo”, sostuvo.

Joseph Ramos, de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, señaló que el fenómeno de desaliento se entiende como “una suerte de desempleo disfrazado que luce como inactividad voluntaria, pero que en el fondo no lo es”.

Por su parte, el presidente de la Confederación de Trabajadores del Sur (Confetrasur), Alejandro Santibáñez, afirmó que las cifras de desempleo no reflejan la realidad de lo que está sucediendo en la zona. No obstante, no cree que esta diferencia entre lo que ve y las cifras del INE se explique por un fenómeno de desaliento. “Acá hay gente que busca trabajo todos los días, que no han parado de buscar empleo”, comentó, aunque reconoce que muchos no consiguen el objetivo, ya que a su juicio hay trabajo, aunque la oferta de puestos disponibles ha bajado. De hecho, aseguró que se acaban de abrir nuevas oportunidades en proyectos de construcción de viviendas sociales, lo que puede ayudar al empleo, aunque es una región fuertemente ligada a la salmonicultura.

En este sentido, el gerente general de SalmonChile, Felipe Manterola, manifestó que la acuicultura tiene tal preponderancia en Los Lagos que si decae la salmonicultura, varios otros sectores exhiben tendencias a la baja, como se está viendo reflejado también con la disminución de las ventas del comercio, que en Puerto Montt han caído entre 30% y 40% producto de la situación, según la Cámara de Comercio de esa ciudad.

Difícil escenario

Los cuatro mil despidos que desencadenó la crisis salmonera este año no podrán ser absorbidos por la temporada de salmón coho o del Pacífico, que suele ser conocida como la temporada alta de la acuicultura. En agosto comienzan las faenas de esta especie de peces y el intendente de Los Lagos, Leonardo de la Prida, ha señalado que la industria salmonera podría necesitar al menos el 80% de esos 4 mil trabajadores desvinculados. Sin embargo, en el sector recalcan que estos son empleos temporales. Manterola sostuvo que podría volver la misma gente que fue despedida por la crisis, aunque recordó que son entre 4 mil y 5 mil puestos de trabajo que se generan especialmente por algunos meses, por ende no son comparables con plazas indefinidas. Resaltó que la industria está trabajando junto a quienes se quedaron sin empleo para buscar alternativas de reconversión laboral a través de la Red Salmón.

Ventisqueros reabre planta cerrada con dotación de 305 personas

A fines de marzo, la salmonera Ventisqueros, filial del grupo alemán Schörghuber Stiftung & Co. Corporate Group, anunció el cierre temporal de las operaciones de su planta de procesos Chincui, ubicada en Puerto Montt, en la que trabajaban alrededor de 240 personas.

Sin embargo, en ese entonces la firma aseguraba que si la situación de la materia prima los acompañaba, en julio reabrirían, meta que se cumplió el pasado 1 de agosto, cuando la planta volvió a funcionar con una dotación de 305 personas.

La decisión de detener la operación hace unos meses obedeció a cierta estacionalidad en su producción, lo que se deriva de una disminución de las cosechas durante estos meses. Con una inversión de más de $351 millones (unos US$ 534 mil), Ventisqueros remodeló la operación, la que implicó realizar cambios en los baños y vestidores del personal; modificaciones en el diseño de la planta para mejorar la calidad de los productos; y mejoras en sistemas de información y control de gestión para eficientar los procesos de planta.

La compañía espera que desde octubre hasta diciembre, para la temporada de coho, el número de trabajadores totales de la planta ascienda a 750 personas, para volver a la dotación base de 305 en 2017.

María Paz Infante H. 


Fuente: El Mercurio