Demanda de programas de outplacement ha aumentado:
Ejecutivos demoran más en encontrar trabajo, y gerentes asumen doble cargo
08.09.2014

Por la desaceleración, las empresas están más cautas al momento de contratar. En algunos casos, gerentes de Administración y Finanzas están a cargo del puesto de RR.HH. y viceversa.  


A principio de año, la baja en el mercado laboral se sentía en minería. Pero a medida que las expectativas de crecimiento van en descenso -el último Informe de Política Monetaria del Banco Central redujo la proyección de crecimiento del país para 2014 a un rango de entre 1,75% y 2,25%-, los efectos de la desaceleración y el posible aumento en la tasa de desempleo que prevén los expertos para los próximos meses ya refleja cambios en el mundo del trabajo.

Búsqueda más lenta

Uno de los primeros factores que se ven es el aumento del tiempo de búsqueda de empleo, que casi se ha duplicado. Si hace seis meses una persona se demoraba entre 1,5 a 2 meses en encontrar trabajo, hoy se están tardando cuatro meses, según DNA Human Capital. “Al haber menos plazas en el mercado, un profesional demora más en encontrar un trabajo alineado con su perfil”, explica Murilo Arruda, managing director de DNA.

Desde Boyden también señalan que han subido los plazos. “Si antes eran de tres a seis meses, hoy día estamos hablando de entre seis y nueve”, señala John Byrne, managing partner de Boyden.

Doble función

La multifuncionalidad es otro de los cambios que se observan en el ámbito laboral. “Las empresas están tratando de unificar puestos. Por ejemplo, un gerente de Administración y Finanzas ahora mismo está llevando parte de Recursos Humanos, cuando en otras ocasiones no se pensaría que las empresas dividan esa posición”, indica Julián Rubio, director de Randstad Professionals. John Byrne concuerda con que se está viendo el concepto de multifuncionalidad en el mercado. “Si antes existía un gerente de RR.HH. y uno de Administración y Finanzas, ahora se están quedando con un solo cargo”, dice. Añade que lo mismo sucede con un controller y un gerente de finanzas y con gerentes y subgerentes de planta: actualmente solo están operando con uno.

Los reclutadores explican que también hay un cambio en cuanto al perfil gerencial de los profesionales, más orientado a la productividad y la eficiencia que al crecimiento. En Von der Heide señalan que los últimos años y hasta 2013 la búsqueda de posiciones estaba enfocada en perfiles muy específicos de profesionales, que estuvieran altamente capacitados en áreas determinadas. “Ahora notamos que hay una tendencia a migrar a un perfil un poco más amplio, que tenga las capacidades necesarias para abarcar más de un área funcional”, dice Ramiro Blázquez, country manager en Chile de Von der Heide.

“Es posible que dependiendo de la duración y magnitud del enlentecimiento de la economía, las empresas busquen alivianar su estructura de costos y por lo tanto puedan buscar simplificar sus estructuras gerenciales”, comenta Jaime Pinaud, socio consultor de Equation Partners.

Cambio de empleo

Pero no solo las empresas están más cautas a la hora de contratar personal, sino que también las personas tienen un pensamiento más conservador respecto a nuevos desafíos y cambios a un nuevo trabajo. Julián Rubio, de Randstad, explica que la estabilidad laboral está primando. Ante una oferta, el año pasado los trabajadores se aventuraban a cambios de empleo y ahora no tanto. “Si el puesto era mejor y la remuneración era alta, inmediatamente se iban y hoy lo están pensando mucho más”.

Además, desde DNA Human Capital señalan que si bien los ejecutivos siguen cambiándose por un sueldo mayor, el aumento es menor que el del año pasado. En general, esta cifra ha bajado de un 18% en 2013 a un 12% este año. En minería, el cambio es más drástico: de 25% hasta solo 5%, respectivamente. En retail , pasaron de 30% de aumento a 18%, detallan en DNA Human Capital.

Alza de outplacement

La tendencia que tienen algunas empresas de pagarles a los ejecutivos que desvinculan un programa de outplacement para guiarlos en la búsqueda de un nuevo trabajo está creciendo. Estos programas pueden llegar a costar desde $1,6 millones a cerca de $3,5 millones en caso de que sea completo, donde se incluye una oficina y asesoramiento. En DNA, por ejemplo, la demanda por servicios de outplacement ha aumentado un 53% en el último año y desde People & Partners señalan que el alza de agosto de este año versus el mismo mes de 2013 fue de 25%.

Búsqueda
Plazos para encontrar trabajo se han duplicado los últimos meses.

Por María Paz Infante H. 
Fuente: El Mercurio