Estos sectores suelen estar menos expuestos al ciclo económico
Servicios regulados, bancos y materias primas: las acciones crucero para un año de incertidumbre
07.09.2014

Estos papeles han estado en la primera línea en el portafolio recomendado por los actores del mercado, en un año marcado por la desaceleración económica.


Refugio, defensivas o crucero. Tres definiciones para un mismo tipo de papel. Se trata de las acciones sobre las que suelen volcarse los inversionistas en momentos de incertidumbre y que, por sus características particulares, combinan alzas y caídas generalmente moderadas, con políticas de reparto de dividendos atractivas.

¿Cuáles? En el caso de Chile, las acciones de empresas que operan en sectores regulados, como los servicios básicos, en la industria financiera y los títulos de las empresas líderes del sector exportador.

Este año -marcado por la desaceleración económica- estos papeles han estado en la primera línea en el portafolio recomendado por los actores del mercado chileno. Y la evolución de sus precios ratifica que la apuesta hasta ahora ha sido acertada.

En los sectores que operan con tarifas reguladas, Aguas Andinas, por ejemplo, ha subido 7,91% en lo que va del año; en el sector financiero, Banco Santander ha ganado 15,82%; mientras que en los sectores vinculados a recursos naturales (derivados de la celulosa, por ejemplo) Copec ha aumentado su valor 6,87% y CMPC, 14,79%.

Las acciones vinculadas al consumo interno representan la otra cara de la moneda. El índice que mide el rendimiento de las empresas del sector retail , por ejemplo, registra una caída de 3,7% en lo que va del año; las acciones industriales caen 3,26% y los papeles del rubro inmobiliario y construcción descienden 6,97%.

Aguas y Copec

Banchile Inversiones en su informe de septiembre incluye a Aguas Andinas entre sus favoritas para este año por tres razones que apuntan a su inmunidad frente al ciclo económico: la compañía se destaca por sus flujos y márgenes estables aun en períodos recesivos, altos dividendos (política de 100% de distribución de resultados) y un entorno regulatorio estable, caracterizado por concesiones y derechos de agua sin vencimiento.

En el caso de los papeles vinculados a la exportación de materias primas, también hay empresas que operan como refugio, pero por razones distintas: “Yo no diría que acciones como CMPC o Copec sean defensivas. De hecho, están expuestas a las variaciones de los precios internacionales de la celulosa. Lo que ocurre es que son compañías bien manejadas, estructuralmente fuertes y líderes en sus sectores a nivel regional. En estas empresas, los inversionistas entran porque tienen una política de dividendos alta y no porque quieran comprar y vender rápidamente”, dice Patricio Eskenazi, gerente de Inversiones de Banco Penta.

Banchile Inversiones prevé que, en el caso de Copec, la puesta en marcha de Montes de Plata -complejo industrial ubicado en Punta Pereira, Uruguay-, y una evolución de los precios de la celulosa más favorable de lo previsto le permitirá obtener un crecimiento en el Ebitda de 15% en 2015.

La banca también presenta características que la convierten en un buen refugio, según Eskenazi: la combinación entre mayor inflación, un menor costo de fondeo (originado por las bajas tasas de interés) y un impacto marginal de los cambios en la tasa máxima convencional seguirá favoreciendo a este sector.

Solo defensivas en sectores protegidos

Una visión distinta tiene Arturo Alegría, CFA Managing Director de Vision Advisors, quien considera que en el mercado local no existen acciones crucero propiamente tales (inmunes al ciclo económico). En el mejor de los casos, algunas acciones son más seguras que otras, como Aguas Andinas, pero se trata de excepciones que se presentan en mercados regulados.

En el caso de CMPC y Copec, por ejemplo, han tenido un buen año, pero eso no responde a que sean inmunes al ciclo por el que está atravesando la economía local: “Lo que ocurre es que no se ha producido una caída tan pronunciada del precio de los commodities (celulosa en este caso) como se presumía en 2013, lo que ha impactado positivamente en el precio de estas acciones”, señala Alegría.

Y aunque algunos papeles han subido con fuerza -de hecho, el IPSA, que mide el desempeño de las cuarenta acciones más transadas, anota un alza de 10% en 2014-, los volúmenes transados son tan bajos que no dan como para sacar conclusiones positivas: “La bolsa está reflejando incertidumbre. El IPSA está 10% arriba, pero con un tipo de cambio muy alto, lo que significa que, en la práctica, la bolsa chilena está barata. Si hubieran entrado volúmenes grandes de dinero, se habría notado en el tipo de cambio”, advierte Alegría.

Medido su desempeño en dólares, de hecho, el IPSA acumula una caída de 2,23% en lo que va del 2014.

2,23%
ha caído el IPSA  en lo que va del año si su desempeño se mide en dólares.

3,7%
han caído las acciones de empresas del sector retail , que son las más expuestas al consumo interno.

3,26%
han disminuido los títulos de empresas industriales.

6,97%
de su valor han perdido los papeles de empresas del sector inmobiliario y construcción, que son sectores que se han resentido con la desaceleración.


Fuente: El Mercurio