En el verano, la demanda se concentra en el mes de febrero, según consultoras especializadas:
Empleos transitorios aumentan entre 20% y 25% en Navidad
08.12.2014

Los expertos también explican que, en épocas de desaceleración o de reformas en la economía, este tipo de trabajo aporta flexibilidad laboral a las empresas.  


El fin de año y el comienzo del próximo son sinónimo de fiestas, celebraciones, amigo secreto y aguinaldo en las empresas. Pero, con la llegada de estas fechas, desde noviembre en adelante, también aumenta la demanda por empleo de la mano de trabajos temporales o servicios transitorios al interior de las compañías. En GrupoExpro, por ejemplo, proyectan que, tanto para labores de logística como para el rol de atención a público, las contrataciones por servicios temporales y transitorios en los meses de noviembre y diciembre aumentan entre un 20% y 25% en relación con el resto del año.

Aldo Sepúlveda, gerente comercial de Adecco, concuerda con que el incremento es de 25% en esta época.

Sin embargo, en 2014, la demanda por empleo temporal se ha registrado de manera más tardía que en 2013. “Mientras el año pasado comenzó la demanda de las empresas por contrataciones de servicios transitorios en octubre, este año partió a mediados de noviembre, seguramente porque las compañías estaban más expectantes respecto de cómo se iba a comportar el consumo, pues el sector comercio ha sido uno de los más afectados en ventas este año e incluso con la pérdida de puestos de trabajo”, asegura Mario Becerra, gerente general de la firma de recursos humanos GrupoExpro.

Puestos en verano

El verano es la típica época en que aparecen los “pitutos” para hacer un reemplazo o alguna tarea específica que otros trabajadores no han podido llevar a cabo. En cargos de secretaría y administrativos, es más común que se generen vacantes para relevar a esas personas que se fueron de vacaciones. Por lo general, “la mayoría de las compañías necesita cubrir alrededor del 20% de su plantilla laboral con personal de reemplazo contratado transitoriamente durante vacaciones”, explica Becerra. Agrega, además, que como en Chile la mayoría de los trabajadores prefieren tomarse días de descanso en febrero, la demanda por este tipo de empleo se intensifica durante ese mes.

Alza por coyuntura

En los últimos doce meses, 21 mil personas se sumaron al segmento de trabajos transitorios, según los datos del trimestre móvil agosto-octubre del INE, versus el mismo período del ejercicio pasado. Y del total de esos nuevos asalariados contratados por una empresa de servicios temporales o suministradores de trabajadores, 17 mil corresponden a mujeres.

Aldo Sepúlveda explica que, en épocas de contracción, las empresas bajan su dotación y recurren mucho al gasto variable, como el trabajo temporal, que es un costo de este tipo, lo que les da mayor flexibilidad laboral.

Los expertos estiman que la tercerización de los servicios de empleo se continuará viendo durante 2015. “La subcontratación y los servicios transitorios aportan flexibilidad a las empresas, especialmente en contextos económicos de incertidumbre, por lo que proyectamos que seguirá creciendo este sistema en los próximos meses”, estima Mario Becerra.

María Paz Infante H. 


Fuente: El Mercurio