Seminario del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Santiago finaliza hoy
Presidenta Bachelet: enfriamiento económico no es un argumento para detener reformas
06.12.2014

La directora gerenta del FMI, Christine Lagarde, elogió el desempeño del país, reiteró la necesidad de cambios estructurales y dijo que “Chile es un alumno que trabaja duro e intenta mejorar el destino de la gente, y que eso es algo muy loable”.  


Por segunda vez en poco más de una semana, la Presidenta Michelle Bachelet volvió a defender públicamente las reformas estructurales que está llevando a cabo, mencionando la educacional, la tributaria, la constitucional y la agenda laboral.

El mensaje fue directo: pese a las críticas y a la caída en la aprobación, el proceso de cambios seguirá.

“El enfriamiento de la actividad económica de la región es una realidad, pero no es un argumento para detener las reformas. Por el contrario, es la confirmación de que debemos emprender reformas con sentido de urgencia”, afirmó la Mandataria, en el marco de su discurso en la apertura del seminario del Fondo Monetario Internacional, que finaliza hoy en la capital.

Bachelet intervino luego de la directora gerenta del fondo, Christine Lagarde, quien afirmó que América Latina necesita de reformas para seguir creciendo (ver relacionado).

Las declaraciones de la Presidenta se dan luego que esta semana se hayan conocido los resultados de la encuesta CEP de diciembre, donde obtuvo una aprobación de 38%, su peor resultado desde que asumió su primer mandato.

La Jefa de Estado dijo que Chile necesita tomar la decisión de transitar desde modelos basados en la exportación de commodities hacia un sistema productivo más competitivo y más diversificado, con capital humano formado.

Afirmó que este diagnóstico no es nuevo, pero que los cambios se han postergado en las épocas de bonanza, ya que todo parecía ir muy bien y los países no asumieron la urgencia de los cambios estructurales. Ahora, dijo la Mandataria, con una coyuntura económica más compleja, las debilidades se hacen más evidentes.

“Hacer las reformas necesarias hoy es la única forma de hacernos cargo de desafíos que, a nuestro juicio, no pueden seguir esperando (...) No enfrentar esto a tiempo constituye una amenaza a nuestro orden social, que no podemos permitir”, afirmó.

Reconoció que son “reformas ambiciosas” que alteran largas inercias y que, por ello, es natural que se produzca un cierto grado de incertidumbre.

En línea con lo planteado por Bachelet, el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, expuso en un panel durante el seminario junto a Lagarde y afirmó que para Chile no basta con superar solamente la pobreza, sino que se requiere implementar un crecimiento inclusivo.

“Para eso vamos a llevar adelante reformas con rigurosidad, las vamos a diseñar con seriedad y las vamos a implementar con la mayor cantidad de acuerdos, tal como ya lo hemos hecho”, enfatizó el titular de Hacienda.

LAS TRANSFORMACIONES QUE LLEVA A CABO EL GOBIERNO SE VAN A EFECTUAR RESPETANDO LA ESTABILIDAD MACROECONÓMICA, AFIRMÓ LA MANDATARIA.

Insulza afirma que en Chile se generó un “malentendido”

Según José Miguel Insulza, secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), la polémica que se originó en Chile en torno a las reformas se trata de “un malentendido”.

En su exposición sobre la economía latinoamericana en la conferencia organizada por el FMI, Insulza dijo: “Los daños a la clase media no se producen con las reformas fiscales. Los daños se producen con el Impuesto al Valor Agregado o con impuestos ligados a los niveles de ingresos que, por lo general, excluyen a la clase media”.

El secretario explicó que el problema de la reforma fiscal va ligado a la confianza que las personas tienen en el Estado y, por consiguiente, la gestión que se les va dar a los recursos. Y recordó que en otros países los empresarios se oponen a las reformas, porque se cree que se les va a dar un mal uso.

Por último, destacó la Ley de Transparencia que hay en Chile: “Tenemos una ley modelo, adoptada por otros nueve estados”.

Lagarde: A. Latina necesita “cambios estructurales”

La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, afirmó que la región “necesita realizar reformas estructurales” para lograr salir del complejo escenario socioeconómico que atraviesa. Estos cambios deberían “incluir mejoras en la educación, en la calificación que se le da al personal y también orientar estos cambios a los motores de crecimiento de la economía”.

En este sentido, Lagarde elogió el rumbo que ha tomado nuestro país en torno a las reformas estructurales impulsadas por el Gobierno en este 2014 y dijo que considera a Chile “como un alumno que trabaja duro e intenta mejorar el destino de la gente. Eso es algo muy loable”.

Sin embargo, la directora aclaró que el éxito de una reforma no pasa solo por el lado de la ejecución, sino que una de las claves del éxito dependerá de “mostrar certeza en las cosas que se darán después de la reforma. Esa es la mejor forma de implementar los cambios”.

En el marco de la conferencia organizada en Santiago por el FMI entre el viernes y el sábado, Lagarde agregó también que para lograr el éxito “los políticos de cada país deben abordar los cambios que se puedan implementar y no aquellos que están fuera de control. Nosotros no podemos transformar los precios bajos de commodities en altos, porque estos dependen de la demanda. Por esta razón, los gobiernos deben focalizarse en las cuestiones internas de su país y no en aquellos elementos que no controlan”.

La líder del FMI reafirmó que “la economía global está en riesgo de quedar atrapada en una nueva mediocridad, marcada por bajo crecimiento, baja inflación y alto desempleo”.

No obstante, ante este complejo escenario mundial, Lagarde dejó un mensaje optimista hacia América Latina: “Ni el pesimista más negativo apostaría en contra del éxito de esta región”. Y agregó que Latinoamérica “va a hacer frente a estos nuevos desafíos económicos, aunque encontrar soluciones va a requerir de la creatividad de los gobernantes y la voluntad del pueblo”. Y sentenció: “La confianza es necesaria para poder revertir las dificultades”.

Lagarde comenzó su discurso citando a Pablo Neruda y culminó haciendo referencia a Gabriela Mistral, porque “la poesía tiene una voz fuerte en la vida de América Latina, confío en que los políticos encontrarán esa voz inspiradora en este momento crítico para hacer frente a los desafíos y dar potencial a su nación”.

“Los gobiernos deberán mostrar certeza en los pasos que se den después de implementar las reformas estructurales en cada país”.
CHRISTINE LAGARDE, DIRECTORA DEL FONDO MONETARIO INTERNACIONAL

Mariana Penaforte y Pablo Rossi 


Fuente: El Mercurio