Según informe de la OCDE difundido ayer:
Débil economía obliga a cambiar sistema de pensiones
09.12.2014

El escaso crecimiento económico y los bajos tipos de interés ligados a la crisis económica mundial, junto con la mayor longevidad de la población, han empujado a los países desarrollados a reformar sus sistemas de pensiones para que sean más sostenibles, según un informe publicado ayer por la OCDE.

“Es alentador ver el progreso que se ha hecho en los últimos años para hacer los sistemas de pensiones más sostenibles y adecuados”, declaró el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, en un comunicado difundido a propósito de la publicación de “Las Perspectivas de Pensiones en la OCDE 2014”.

El estudio arroja que en el grueso de los 34 países miembros de esa organización se ha retrasado la edad de jubilación, se ha elevado la cotización de las pensiones y se han reducido o congelado los subsidios.

No obstante, para el máximo responsable de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, aún queda trabajo por hacer para los sistemas de jubilación.

“Tenemos que comunicar mejor el mensaje de que trabajar más tiempo y contribuir más es la única forma de tener una pensión de jubilación decente”, subrayó Gurría. “Los jóvenes necesitan confiar en la estabilidad a largo plazo del sistema de pensiones”, señaló.


Fuente: El Mercurio