Número de sindicatos interempresas aumenta 115% en 25 años
30.12.2016

Según estudio elaborado por la Dirección del Trabajo, este tipo de organizaciones pasaron de 572 a 1.235 entre los años 1991 y 2015.


Entre los distintos tipos de sindicatos existentes en el país, los interempresas son los que más han crecido desde el retorno de la democracia, según un informe elaborado por el Departamento de Estudios de la Dirección del Trabajo (DT).

El documento, titulado “Sindicatos Interempresas en Chile”, reveló que en el período 1991-2015, este tipo de organizaciones acumuló un crecimiento de 115,9%, pasando de 572 agrupaciones en 1991, a 1.235 al año pasado.

En segundo lugar en cuanto a variación, se ubicaron los sindicatos de empresas que en igual período aumentaron en 43,3% pasando de 5.048 hace 25 años a 7.232 en 2015.

En cuanto al número de trabajadores, el documento de la DT plantea que el crecimiento de los afiliados en los sindicatos interempresas y en los de empresas, es “similar”, ya que mientras los primeros evidenciaron un aumento de 58,8%, los sindicatos de empresa incrementaron sus afiliados en un 62,5% en el mismo período.

Con todo, los trabajadores adheridos a sindicatos interempresas equivalen al 14,1% del total de afiliados a organizaciones sindicales en el país.

Para los especialistas, la razón detrás del aumento en la cantidad de sindicatos interempresas está estrechamente relacionada con las ventajas que este tipo de agrupaciones tiene en comparación con los sindicatos de empresas, destacando los apoyos estatales y una menor complejidad para su conformación.

Sin embargo, por otro lado, advierten que con la implementación de la reforma laboral el escenario para este tipo de grupos cambiará.

Entre los sindicatos interempresa más grandes del país, destaca el de trabajadores de Supermercados Líder, y el de Montaje Industrial, Obras Civiles y Actividades Anexas “Sinami”.

Ventajas y desventajas

Para Luis Lizama, asesor laboral de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), el aumento de este tipo de organizaciones se debe a la menor complejidad que tiene su conformación en comparación a la de un sindicato de empresa.

“El quórum para conformar estos sindicatos es bajo, porque sólo se requiere reunir a 25 trabajadores de cualquier empresa. No se requiere que sean del mismo rubro de actividad económica, ni de un tamaño similar, sólo 25 personas”, explica.

Asimismo, precisa que esta figura es altamente atractiva para compañías con menos de ocho funcionarios, que tienen un impedimento legal para constituir un sindicato de empresa.

Otro aspecto que explicaría el alza de estas organizaciones es el uso “fraudulento” del fuero sindical. “El sindicato interempresa es conocido como el ‘sindicato del día después’, porque es una organización que, generalmente, se constituye para el sólo efecto de que cuando un trabajador sea despedido pueda ser reincorporado por contar con el fuero sindical”, dice Lizama.

En tanto, el abogado laboralista Huberto Berg, comenta que “no todos los sindicatos de este tipo usan esta figura para engañar al sistema, eso hay que decirlo. Pero es una realidad de que en algunos casos se usa para asegurarle la ‘pega’ a algunos trabajadores, ya que los requisitos son muy diferentes a los que se solicitan para conformar un sindicato de empresa”.

Carlos Boada, asesor laboral de Conapyme, agregó que “el alza de estos sindicatos es debido a un factor administrativo. La Inspección de Trabajo y el ministerio han otorgado una gran cantidad de aportes y fomentos a la creación de sindicatos interempresas (…) ese apoyo consiste desde una escuela sindical para su capacitación, hasta recursos y pensiones preferentes. La verdad es que el espectro de apoyo es bastante alto”.

En este sentido, los especialistas advierten cambios en el escenario por la reforma laboral. “La reforma combate esta fórmula abusiva del sindicato del día después, porque implementa una serie de restricciones. Se incorpora la figura de los ministros de fe de la DT, el fuero sindical se considerará sólo cuando el trabajador pueda demostrar que tenía una reserva de horas dedicadas al tema sindical y será requisito que los trabajadores que quieran conformarlo sean del mismo rubro. Se hace cargo de la situación”, sostuvo Lizama.

Coincide Berg, quien detalla que se “aumentan los requisitos y las exigencias, por lo que se disminuye considerablemente la posibilidad de usar estos sindicatos de forma fraudulenta”.


Fuente: La Tercera