Empresas chilenas apuestan por employer branding
08.01.2017

Desde hace algunos años, las empresas dejaron de invertir solo en captar y fidelizar clientes externos y comenzaron a destinar recursos en atraer y retener a sus trabajadores actuales y a los que están por venir. 

Atrás quedaron los años en que las empresas solo pensaban en captar y fidelizar a clientes externos. Hoy las compañías apuestan por atraer y retener trabajadores que, tras sentirse felices y realizados en sus puestos de trabajo, puedan de la misma forma retener a los clientes.

Hablamos de employer branding , tendencia que busca que una marca sea reconocida como buena empleadora, destacando características y ventajas que todo candidato desea, tales como planes de desarrollo de carrera, crecimiento profesional, formación, flexibilidad laboral, plan de beneficios, buen clima laboral, responsabilidad social y compensaciones.

En Chile no es algo que pase desapercibido: según un estudio online sobre tendencias y beneficios de la consultora de Recursos Humanos Randstad, 34% de las organizaciones de nuestro país invertirá en acciones de comunicación interna y presencia en redes sociales durante los próximos 12 a 24 meses. Por otro lado, 12% señala que destinará recursos en diseñar una estrategia global para enviar mensajes clave al mercado; mientras que otro 12% lo hará a través de su sitio web, informando sobre desarrollo de carrera, beneficios, clima y cultura.

Lo anterior, combinado con una eficiente gestión de community management , no tiene otro fin más que mostrar a la marca como “deseable” ante futuros candidatos, además de retener a los actuales talentos que trabajan en la compañía.

Alineación estratégica

Patricia Muñoz, gerenta del área comercial y administración de Randstad, asegura que la comunicación interna ha evolucionado, pues hoy su objetivo es comprometer, motivar y alinear estratégicamente a todos los miembros de la empresa. No obstante, sostiene que esta herramienta no es suficiente cuando se trata de atraer talentos que están en el mercado, razón por la cual las redes sociales y la página web corporativa juegan un papel protagónico.

“Una correcta gestión de estas plataformas permite mostrar al público objetivo los beneficios que tiene trabajar en una compañía, elaborar mensajes acordes a los intereses del target de candidatos que requiere la empresa, así como mostrar una ‘cara’ amigable, cercana y con la que se puede interactuar constantemente”, asegura Muñoz.

Las personas primero

La experta señala que los ejecutivos deben comprender que las personas son el principal activo de una empresa, y que trabajadores motivados son sinónimo de productividad.

“Ganan los trabajadores, porque se integran a una compañía que permite compatibilizar vida laboral y personal; y la organización, pues cuenta con personas felices que la harán rentable”, recalca Muñoz.

Por Rosa Martínez


Fuente: El Mercurio