La mitad de las 40 firmas del índice ya reportaron resultados y exhiben un avance en sus ganancias de solo 1,1%:
Mercado proyecta débil crecimiento de hasta 3% en utilidades 2014 de empresas del IPSA
05.03.2015

Los factores que más influyeron el año pasado fueron el tipo de cambio, la débil actividad económica y la inflación. Bancos y eléctricas lideran ganancias.  


A la fecha, la mitad de las 40 empresas que cotizan en el principal índice bursátil del país -el IPSA- han reportado sus resultados al cuarto trimestre del año pasado. Y, hasta ahora, el balance es apenas positivo: las ganancias de estas veinte compañías crecieron solo 1,1% respecto de los resultados de 2013.

En este contexto, las proyecciones del mercado son conservadoras y prevén que las firmas del IPSA solo mostrarían un incremento de un dígito cuando terminen de reportar el próximo 31 de marzo.

Hasta el momento, los bancos son los que lideran las ganancias interanuales, seguidos por varias firmas del sector eléctrico (ver infografía).

En las antípodas destacan las fuertes bajas en utilidades registradas por Entel (-61,5%), la minera no metálica SQM (-36,5%), Sonda (-28%) y Gasco (-27%). Hasta ahora, 11 de las veinte empresas que han reportado muestran caídas, siendo Besalco la única, por el momento, con pérdidas anuales.

Las proyecciones

Andrés Galarce, analista de estudios de EuroAmerica, estima que las ganancias consolidadas de las 40 firmas del IPSA crecerán 2% medidas en pesos.

Según el experto, hay tres factores que han influido en los balances: la desaceleración de la economía chilena que se agudizó desde mediados del año pasado, la depreciación de las monedas de los países de América Latina y el afianzamiento en la expansión de algunas empresas chilenas en el exterior.

A esos elementos, Agustín Álvarez, gerente de estudios de BICE Inversiones, agrega la inflación, que tuvo una injerencia evidente en los ingresos de los bancos, cuyas utilidades (tomando a CorpBanca, Bci, Banco de Chile y Santander) se expandieron 21,2% el año pasado.

El analista prevé que las ganancias de las empresas del IPSA, excluyendo a las eléctricas, subirán 2% durante el año pasado: con ese sector incluido, la cifra salta a 19%.

En tanto, en Credicorp Capital se espera que las utilidades de las empresas que cotizan en el indicador bursátil suban 1,4% en 2014, mientras que en Bci auguran un alza de 3%.

A nivel general, los factores importantes durante el trimestre están relacionados con el tipo de cambio, que aumentó 16% respecto del cierre de 2013; y el aún débil panorama macrorregional, donde si bien en Chile se observaron los primeros indicios de mejora en diciembre (Imacec por sobre lo previsto y una mejora en la confianza de los consumidores), aún es temprano para observar un cambio de tendencia, señala Álvarez.

Galarce, de EuroAmerica, añade que la depreciación de las monedas es un factor clave, pues ha permitido a las empresas exportadoras tener costos mucho más competitivos en pesos, lo que sumado a la caída del petróleo las ha favorecido para enfrentar escenarios que, en general, no son tan favorables.

Otro elemento importante que ha influido en los resultados es la baja en el precio de las materias primas, particularmente en el cobre y en el petróleo. Las firmas extractoras tendrían el impacto más negativo, como es el caso de SQM.

3% es el avance que tendrían las utilidades de las firmas del IPSA, según las proyecciones de Bci Corredor de Bolsa.

10% era la cifra que estimaba inicialmente el consenso del mercado para las ganancias de las empresas del IPSA correspondientes a 2014.

1,4% subirían las ganancias correspondientes al año pasado entre las firmas del IPSA, de acuerdo a estimaciones de Credicorp Capital.

2% es el alza de las utilidades -excluyendo al sector eléctrico- para las empresas del IPSA en 2014, según proyecta BICE Inversiones.

Reforma tributaria: el impacto se verá más adelante

En términos de resultados, el mayor efecto de la reforma tributaria sobre los resultados de las empresas se generará progresivamente, en la medida en que se realice el alza completa del impuesto corporativo hasta el 27% en 2018, señala Agustín Álvarez, de BICE Inversiones.

Desde la visión de EuroAmerica, Andrés Galarce comenta que el mayor impacto de la reforma tributaria en los resultados del IPSA se debió haber dado en el tercer trimestre, toda vez que la implementación gradual del aumento de la tasa impositiva de 20% a 21% correspondiente a ese trimestre -que arrastraría al 1% no pagado en los dos primeros- debiese haberse visto reflejado en los resultados del tercero.

Sin embargo, ante la preocupación de los empresarios sobre cómo podría haberse visto esta caída en los resultados desde el extranjero, la SVS impartió una circular a través de la cual estableció que ese gasto tributario debía reflejarse en el balance consolidado y no en los resultados trimestrales, afectando al patrimonio y no a las utilidades.

Hay sectores en particular en que la aplicación de la reforma en impuestos específicos hace que las empresas adopten medidas para traspasar a precios parte del costo impositivo, lo que afecta la demanda, como ocurre en el caso de las bebidas, comenta Marcelo Catalán, del Bci.

Y agrega: Hemos visto que la reforma tributaria implica algo más de inflación y algo menos de consumo en algunos sectores en particular. En otros sectores veremos su impacto en el largo plazo. En el sector eléctrico, por ejemplo, se verá en 2017, cuando se empiece a aplicar el impuesto de forma más fuerte. Lo mismo ocurrirá en el sector inmobiliario, pero la mayor parte de los efectos de corto plazo ya se han manifestado.

Tipo de cambio afectó a firmas importadoras, como retail y bebidas

El comportamiento del tipo de cambio durante el año pasado fue un elemento clave que influyó en los resultados de las empresas.

En general, el dólar influye negativamente en términos de costos a sectores importadores netos de insumos, como por ejemplo el retail y las bebidas. Por otro lado, hay compañías que, en particular, se ven beneficiadas indirectamente por ser exportadoras netas, como por ejemplo Concha y Toro, que recibe ingresos en dólares y otras monedas y posee costos principalmente en pesos, explica Andrés Galarce, de EuroAmerica.

El experto agrega que la influencia del tipo de cambio en estos resultados depende de la perspectiva con que se vea, pero que en general es negativa. Explica que las empresas que publican en pesos no se ven tan afectadas, y parecen no mostrar efectos significativos por el tipo de cambio, pero que, sin embargo, a los inversionistas internacionales les interesan mucho los resultados corporativos medidos en dólares.

Galarce complementa que el tipo de cambio que debe considerarse no es solo el local, sino también el de países donde las compañías tienen inversiones, como es el caso de Colombia, que tuvo una depreciación potente, y de Brasil, cuyo tipo de cambio también varió más que el chileno.

En tanto, Marcelo Catalán, de Bci Corredor de Bolsa, indica que la presión en márgenes por depreciación brusca en el tipo de cambio debiese continuar durante comienzos del 2015, y que las presiones en costos van a ir desapareciendo en la medida en que se vaya viendo algo más de fortaleza en el dinamismo económico. Todavía no vemos una recuperación marcada de la economía, y solamente en la medida en que cambien las expectativas podrían cambiar las perspectivas de resultados. Para nosotros, la recuperación gradual y más marcada hacia el segundo semestre en términos económicos se condeciría con un crecimiento de 12% en utilidades para el año 2015, no más allá. No estamos viendo crecimientos de 20% o 25% como se veían a comienzos de año, añade.

N. Marticorena y A. Collados 


Fuente: El Mercurio