Bachelet realizará ajustes a la reforma laboral sin quitarle el "espíritu de equidad"
01.05.2016

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, aseguró hoy que su Gobierno realizará ajustes a la reforma laboral sin restar de su proyecto la “coherencia interna” ni el “espíritu de equidad”.

Esto después de que el 29 de abril el Tribunal Constitucional (TC) declarase como anticonstitucional la titularidad sindical, uno de los aspectos centrales de la iniciativa que habla del rol del sindicato en el marco de las relaciones laborales.

“El pronunciamiento del TC sobre el proyecto de ley que moderniza las relaciones laborales ha puesto en cuestión algunos de sus elementos centrales como lo es la titularidad sindical y ustedes saben, lo he dicho, cuánto lamento que eso haya ocurrido”, dijo la mandataria este domingo durante la ceremonia de colocación de la primera piedra de la modernización del Hospital del Trabajador de la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS).

El pasado miércoles, el Constitucional declaró inadmisible la titularidad sindical, uno de los cuatro temas de la reforma laboral que habían sido cuestionados por la oposición derechista.

Este instrumento del proyecto, que el Congreso aprobó a principios de mes, establecía que era el sindicato el único titular para encabezar la negociación colectiva con el empleador, eliminando los grupos negociadores.

Dicho punto, cuestionado por el colectivo de oposición Chile Vamos, consideraba que la única forma de acceder a los beneficios era afiliándose a un sindicato.

“Creo que debemos seguir adelante, buscando las vías para construir relaciones más equilibradas entre trabajadores y empresas, porque sin ellas no hay desarrollo para ninguna de las partes y tampoco desarrollo para Chile”, agregó.

Bachelet señaló que habrá que “estudiar en detalle el contenido del fallo” para decidir las acciones a seguir e introducir los ajustes a dicho proyecto para que “no pierda coherencia interna ni su espíritu de equidad”.

“Como Gobierno vamos a seguir empujando para construir diálogo entre trabajadores y empresarios”, reiteró.

Para la mandataria, una de las cosas más importantes que hay que hacer el 1 de mayo, Día del Trabajador, es preguntarse “qué entendemos por mundo del trabajo”.

“Si queremos de verdad valorar el mundo del trabajo sentémonos a pensar y a trabajar para asegurar que en ese mundo todos puedan tener una situación de desarrollo personal y colectivo”, concluyó.

El pasado 6 de abril, el Senado chileno aprobó la reforma laboral, uno de los pilares del programa de Gobierno de Bachelet, pero la promulgación del texto legal quedó suspendida entre 30 y 45 días mientras el TC analiza el requerimiento de la oposición.


Fuente: Efe