Acumulan alza interanual de 1,1%:
Remuneraciones siguen desacelerándose, con una caída mensual de 0,5% real en mayo
06.07.2018

Salarios nominales registran un descenso en empresas pequeñas.  


El índice de remuneraciones que calcula el INE marcó una caída nominal de 0,2% en mayo respecto al mes anterior y, descontada la inflación, anota una baja de 0,5% real.

En doce meses, los salarios nominales crecen 3,2% y acumulan 1,1% real, descontada la inflación del período. En términos nominales, los salarios caen 0,2% mensual en empresas pequeñas, y suben 0,5% en empresas medianas y 0,6% en empresas grandes.

Las remuneraciones reales se mantienen en torno a los mínimos, evidenciando la persistente debilidad del mercado laboral, apunta el análisis de BBVA Research. Agrega que esto también se corrobora con la importante destrucción de puestos de trabajo, de 3,2% en doce meses, en línea con la debilidad que muestra la creación de empleo asalariado no agrícola en las cifras del INE.

Considerando el crecimiento de la actividad y del empleo, Banco Santander estima que la productividad media del trabajo se expande entre 2% y 2,5%, con lo cual la evolución de los salarios implica que los costos laborales unitarios nominales se expanden solo entre 0,5% y 1%, por debajo del aumento de los precios. "Esto significa que las presiones inflacionarias subyacentes, aún se mantienen acotadas", señala el reporte del banco.

Asimismo, indica que la masa salarial (salarios por cantidad de ocupados) redujo su ritmo de expansión, desde 3,6% en abril a 3% en mayo, y advierte que esto podría incidir en la dinámica del consumo hacia delante.

Antonio Acha, de BICE Inversiones, señala que los salarios siguen creciendo en doce meses, aunque menos que en años anteriores. Admite que la menor expansión de la masa salarial podría impactar el consumo, pero recuerda que los reajustes salariales están muy pegados a la UF, ajustándose por la inflación del año anterior y puede haber una indexación de IPC más bajos en los salarios actuales.

LINA CASTAÑEDA 


Fuente: El Mercurio