Dictamen del ente de control surgió a partir de requerimiento de la ANEF:
Contraloría limita desvinculaciones de honorarios traspasados a contrata
05.07.2018

CGR aplicó principio de "confianza legítima" a los empleados a honorarios que pasan a plazo fijo, lo que implica restringir su finiquito. Expertos advierten "amarre".  


A fines de mayo, la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF) recurrió a la Contraloría General de la República (CGR) para solicitar un pronunciamiento respecto de si procede en el plan de regularización de empleados a honorarios, que pasan a contrata (plazo fijo de un año) en el Estado, aplicar el principio de "confianza legítima", que implica que los funcionarios con reiteradas renovaciones están amparados por la expectativa de mantenerse en sus cargos.

La semana pasada el ente de control que dirige Jorge Bermúdez emitió un dictamen, acogiendo el requerimiento de la ANEF de traspasar el principio a los trabajadores que emiten boletas y que ahora pasan a plazo fijo. "Ha sido el propio legislador el que, por medio de la autorización para el traspaso a la contrata hecha en las citadas leyes de presupuestos, ha efectuado un reconocimiento de la continuidad y habitualidad de las funciones de tales servidores, por lo que resulta acorde con los criterios tenidos en consideración por esta Contraloría al emitir su jurisprudencia sobre la materia, que para tal fin se sumen los lapsos, previos al traspaso, en que aquellos se han desempeñado en el mismo organismo de manera continua y sobre la base de honorarios, en la medida que aquellas labores hayan sido a jornada completa y correspondan a un cometido específico de naturaleza habitual de la institución", dice el dictamen.

Añade que con los traspasos "el Estado reconoce la permanencia del servidor sobre la base del tiempo de vinculación anterior, lo que permite generar la expectativa legítima en el ahora funcionario a contrata, de que su nueva vinculación será renovada", siempre que se cumplan ciertas condiciones, como buen desempeño.

A marzo de 2018 el total de puestos en el sector público alcanzó las casi 330 mil plazas, de las cuales el 58% (193.457) eran a contrata y 28.547 a honorarios. Para este año está contemplado que pasen a contrato a plazo fijo otros 8.000 empleados.

Expertos advierten que el texto de la CGR implicará mayores restricciones del fisco para finiquitar a este tipo de trabajadores. "El Estatuto Administrativo define a las contratas como cargos eminentemente transitorios. El criterio de la CGR ha modificado el texto expreso del Estatuto, pues el cese ya no se produce por el solo ministerio de la ley, sino que la contrata se entiende automáticamente prorrogada", advierte Julio Pallavicini, ex director jurídico de la Contraloría.

Luis Cordero, profesor de derecho de la U. de Chile, explica que el dictamen "deduce el reconocimiento de continuidad de los honorarios que pasan a contrata a partir de la norma (Ley de Presupuestos) que autorizó el traspaso". También recuerda que la Corte Suprema viene calificando a los honorarios como personas con derechos laborales.

La ANEF celebró el dictamen.

''Estamos ante un importante avance en la jurisprudencia de la Contraloría, que consolida criterios de estabilidad laboral". CARLOS INSUNZA PRESIDENTE DE LA ANEF

''Rigidiza indebidamente las facultades de los jefes superiores de servicios para administrar el personal que los integra". JULIO PALLAVICINI SOCIO DE GPG ABOGADOS

''La Contraloría deduce el reconocimiento de continuidad a partir de la norma legal que autorizó el traspaso". LUIS CORDERO PROFESOR DE DERECHO U. DE CHILE

8 mil nuevos trabajadores a honorarios deberán ser traspasados este año a la contrata.

Juan pablo palacios 


Fuente: El Mercurio