Ministro del Trabajo: "Me encantaría un sueldo mínimo de $420 mil, pero no es viable"
01.07.2018

En el programa Estado Nacional, el secretario de Estado Nicolás Monckeberg se refirió también a la reforma previsional señalando que "es una verdadera urgencia y un deber moral hacerla".


El ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, fue el invitado de este domingo en el programa Estado Nacional, donde abordó la discusión en torno al reajuste del salario mínimo.

En ese marco, el secretario de Estado hizo un llamado a que "la negociación sea responsable. Esto no es un 'gallito', porque el Estado no es quien paga los sueldos mínimos". El ex diputado argumentó que "cuando uno fija una cantidad que las empresas no pueden pagar, termina haciendo un daño a los trabajadores que recurren a la informalidad, o sencillamente pierden los salarios. La discusión tiene que ser mucho más técnica y responsable".

En base a ello, Monckeberg sostuvo que "el verdadero desafío es que menos chilenos sigan ganando el sueldo mínimo". Por eso invitó a las partes a mantener un diálogo "fecundo", y remarcó que "lo más importante es que sea un salario mínimo que nos permita crecer, que no afecte al empleo y que nos ponga en perspectiva que cuando al país le vaya bien, al trabajador le vaya mejor".

Dado lo anterior, descartó la propuesta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) que pidió un sueldo mínimo de $420 mil: "Me encantaría un sueldo mínimo de $420 mil, pero no es viable".

De acuerdo a las estadísticas, Monckeberg expuso que "cerca de 650 mil personas en Chile ganan el salario mínimo. En Chile hay un 30% de trabajo informal. En los jóvenes, eso llega al 40%".

Con este escenario, el jefe de cartera declaró que "crecimos mucho los últimos cuatro años en empleo público, y muy poco en empleo privado, que es el que activa la economía. Tenemos que crear más empleos privados y de calidad".

"LA REFORMA PREVISIONAL ES UN DEBER MORAL"

En tanto, el ministro de Trabajo también tuvo una referencia al proyecto de reforma previsional que prepara el Gobierno.

Sobre esto, señaló que "efectivamente creo que la reforma previsional es una verdadera urgencia y un deber moral hacerla. Chile se está envejeciendo a la velocidad del rayo y estamos pagando malas pensiones. En las mujeres es injustamente bajas".

Eso en relación al diagnóstico. A modo de solucón, Monckeberg propone que "requerimos más solidaridad y más aporte del Estado. Hoy nuestro sistema necesita más solidaridad. Que aquellos que tienen más, aporten a los que tienen menos".


Fuente: 24 Horas