Miedo a perder el empleo en Chile anota su nivel más bajo desde 2016
11.06.2018

Uno de los niveles más bajos desde 2016 fue el que alcanzó el miedo a perder el empleo en Chile. Esto se ve reflejado en el estudio Workmonitor del segundo trimestre de 2018, realizado por la consultora Randstad, el cual arrojó que solo el 4,9% de los trabajadores asalariados señala que tiene “gran temor” a quedar sin trabajo en los próximos seis meses.

Según la gerenta de Marketing de Randstad, Natalia Zúñiga, estos resultados se explican por “el optimismo que mostraron los chilenos en el último sondeo de 2017, en donde el 71% de los empleados señalaron tener una gran confianza en el buen desempeño de la economía durante este año y, por consiguiente, del mercado del trabajo”.

En opinión de los expertos, las expectativas económicas que trajo consigo el cambio de gobierno fueron un factor fundamental para que la incertidumbre se redujera y, por ende, las cifras de temor iniciaran un descenso de 0,8 puntos porcentuales al compararlas con el mismo período del año pasado, mientras que en relación al trimestre previo la diferencia asciende a 1,5 puntos porcentuales.

El socio líder de Consultoría en Personas de EY Chile, Juan Andrés Perry, comenta que el actual gobierno “ha puesto el foco en potenciar la economía y, a través de ello, en la generación de empleos”, ayudando a calmar la incertidumbre frente a la pérdida de estos.

Este ambiente se percibe de forma favorable para las oportunidades laborales. “Estamos en un momento proclive para buscar un adecuado equilibrio entre la protección de las relaciones laborales y la generación de un ambiente económico/laboral que se está percibiendo como positivo por los distintos actores del mercado”, dice Perry.

Con este nivel de 4,9%, Chile ocupa el décimo lugar del ranking global, siendo el país mejor posicionado de la región, por sobre México (6,7%), Brasil (7,4%), Argentina (7,7%) e incluso Estados Unidos (14,7%).

Trabajadores optan por la rotación

La convivencia de múltiples generaciones y distintos intereses dentro de las empresas se ve reflejado en las diferencias del temor a perder el empleo según rango etario.

Quienes poseen mayor miedo se encuentran entre los 55 y 67 años (ver infografía), en donde “cobra fuerza la irrupción de nuevas tecnologías y el cambio que estas han generado en los negocios”, explica Zúñiga.

Desde la otra vereda, el rango de trabajadores con menor temor son quienes tienen entre 35 y 44 años. Estos colaboradores ya se encuentran desarrollados profesionalmente y tienen conocimiento de sus capacidades.

Según la managing partner de Care Consulting, Rocío Chávez, esto se explica porque “los niveles de vida de este segmento son diferentes”, encontrándose más abiertos a cambios de trabajos y con menor miedo al emprendimiento.

Perry agrega que “existe un alto grado de rotación laboral que no proviene de la decisión de las empresas ni de los contratos a plazo fijo, sino que de los propios trabajadores, sobre todo de los que cuentan con una mayor calificación que la del mercado, o de quienes se encuentran en procesos de estudios y especializaciones”.

En el caso del segmento más joven de colaboradores (18 a 24 años), el alto temor que poseen (6%) se debe a que estos se encuentran sin experiencia laboral al momento de ingresar al mundo del trabajo. “Prima la inestabilidad que sienten al no estar titulados aún -en la mayoría de los casos- o por ingresar a una realidad muchas veces desconocida para ellos”, agrega Zúñiga.

CAMBIO Las expectativas mejoraron con el arribo del actual gobierno.

4,7% de los trabajadores que tienen entre 25 y 34 años tienen miedo a perder el empleo, según informe de Randstad.

17,9% es el temor que poseen los empleados en India, país que lidera el ranking global.

Diego Aguirre

Economía y Negocios El Mercurio


Fuente: El Mercurio