Estudio de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS):
El 73% de los empleos creados en doce meses fue ocupado por personas del grupo etario de 55 a 64 años
09.12.2016

Las últimas cifras, de agosto-octubre, también arrojan una disminución en las horas efectivamente trabajadas y un debilitamiento de las remuneraciones reales.  


Un 73% de los 118 mil nuevos empleos netos que generó la economía en doce meses, de acuerdo a las cifras actualizadas al trimestre agosto-octubre, fue ocupado por personas que están en el rango etario de 55 a 64 años, observándose en términos generales una menor participación de la población más joven, de acuerdo a un análisis de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS).

A su vez, la mayor participación de los rangos etarios superiores en la fuerza laboral ocupada ha significado una disminución gradual en el número de horas trabajadas. “Se produce un reemplazo de población que trabaja un mayor número de horas a la semana por otro que trabaja menos horas”, indica el estudio.

En la práctica, pierde participación la población más joven de 35-54 años, que en promedio labora 42 horas efectivas a la semana, por otra de mayor edad, que trabaja entre 37 y 40 horas.

Del total de los nuevos puestos de trabajo en doce meses, 52 mil fueron en jornadas de 1 a 30 horas y 157 mil en jornadas de 31 a 44 horas, habiéndose perdido 44 mil empleos con jornadas de 45 horas y otras 34 mil en jornadas de más de 45 horas.

En el rango etario entre 55 y 64 años, se crearon 70 mil empleos asalariados privados, y en el rango mayor de 65 años, 19 mil nuevos empleos. En los demás rangos de edad hubo destrucción de empleos asalariados privados, a excepción del rango entre 25 y 34 años.

Los empleos asalariados públicos registraron una caída en prácticamente todos los rangos etarios.

En el empleo por cuenta propia no asalariado, en el rango entre 55 y 64 se crearon 22 mil puestos de trabajo y en el de más de 64 años, surgieron otros 27 mil.

En el rango entre 20 y 24 años se generaron 15 mil empleos por cuenta propia; otros 23 mil trabajos en el rango entre 25 y 34 años y 38 mil entre 35 y 44 años de edad.

Detrás de la aparente fortaleza de los indicadores de empleo, la CCS observa un deterioro significativo del mercado laboral, con disminución de las horas trabajadas, desde 41,3 horas en 2010 a 40,1 horas en 2016. La edad media de la población activa ha subido aceleradamente en los últimos seis años, desde 41,8 años a 43,5 años.

La CCS hizo una medición alternativa de desempleo basándose en el concepto de horas trabajadas, que estima la tasa de desocupación manteniendo constante el número de horas trabajadas. El resultado es una tasa de desempleo de 9,9% en agosto-octubre, en lugar del 6,4% de la medición del INE.

Todos estos antecedentes apuntarían a un cambio estructural en el mercado laboral, en un contexto de debilitamiento de la economía y pérdida de fuerza en la generación de puestos de trabajo. El gremio alerta acerca de que el envejecimiento gradual de los ocupados asalariados pone una dosis de tensión en los recambios generacionales en este tipo de ocupaciones, asociadas a mayor productividad.

En los “cuenta propia”, el crecimiento del empleo es prácticamente homogéneo, aunque marcado en la población entre 20 y 40 años, lo que puede estar vinculado a los crecientes flujos migratorios al país, agrega.

Asalariados

El análisis de la CCS da cuenta de un envejecimiento gradual de los ocupados asalariados. 

LINA CASTAÑEDA 


Fuente: El Mercurio