Plan de ajuste: Isapre apuesta a pagar sus pasivos con garantías, aumento de capital y refinanciamiento
08.03.2017

Cerca de las 10:00 horas de ayer, Isapre Masvida envió a la Superintendencia de Salud el nuevo Plan de Ajuste y Contingencia (PAC) que el regulador le había pedido antes de que decidiera intervenir la aseguradora de salud, nombrando un administrador provisional.

La superintendencia había solicitado este plan de ajuste luego de detectar un incumplimiento en los niveles de garantía por $23.137 millones.

En el PAC presentado, Masvida proyecta que al 31 de marzo las necesidades de financiamiento llegarán a $100.174 millones, que se constituyen por los activos garantizables estimados. Asimismo, afirma que dicho monto podría ser cubierto por las garantías que tiene a la fecha más un aporte adicional por $5.000 millones.

Sin embargo, para cubrir todas las garantías plantea usar los ingresos obtenidos en marzo, lo que, a su vez, generaría otro pasivo $21.424 millones.

Para cubrir este monto plantea la cobranza de cotizaciones declaradas y no pagadas o no declaradas, con lo cual espera recaudar $13.481 millones, además de la venta de inmuebles por $9.000 millones.

Asimismo, el plan contempla el traspaso de la cartera de afiliados a Isapre Óptima.

Producto del cobro de boletas de garantía bancaria, afirma que Masvida quedará con todos sus pasivos con prestadores y beneficiados íntegramente pagados, pero con una deuda con la banca por $22.563 millones. Esta sería pagada mediante un aumento de capital que se propondría, el refinanciamiento con los bancos, entre otros.


Fuente: El Mercurio