Informe de Clapes UC con datos del INE:
Hombres que trabajan por cuenta propia ganan 70% más que las mujeres
08.03.2017

Los hombres que laboran en forma independiente obtienen $342.441 promedio; y las mujeres, $200.344.  


Brechas significativas de ingresos entre hombres y mujeres que laboran por cuenta propia constató un estudio del analista senior de Clapes UC, Juan Bravo, quien afirma que esta presentan “una mayor vulnerabilidad, dentro de la precariedad”.

El ingreso medio mensual de los trabajadores por cuenta propia es de $276.903 según la última encuesta NESI, del Instituto Nacional de Estadísticas (INE). Sin embargo, en el caso de los hombres llega a $342.441 promedio y en el de las mujeres a $200.344, con una diferencia de 70,9%.

El 50% de los hombres que trabaja por cuenta propia gana menos de $250.807, mientras que el 50% de las mujeres autoempleadas gana menos de $110.030, con lo cual, en este caso, el ingreso laboral promedio de los hombres es un 127,9% superior.

La gran mayoría de las personas que se desempeñan en estas actividades no tiene cotizaciones previsionales, constatándose que en el caso de las mujeres la situación es aún de mayor desprotección. El 87,5% de ellas no tiene cotizaciones previsionales ni de salud y en el caso de los hombres, la cifra es de 79,7% de acuerdo a los datos de la última NESI.

Dentro del empleo femenino por cuenta propia, el 37% se ubica en el comercio, seguido por un 14,8% en la industria manufacturera, 8% en servicios administrativos y 6,2% en alojamiento y servicios de comida.

El 74,9% de los trabajos de este tipo que desarrollan las mujeres se realiza en la calle.

Las cifras de creación de empleo del trimestre noviembre 2016-enero 2017 muestran que el aumento anual de los ocupados fue liderado por el trabajo por cuenta propia con 92.259 empleos y, por otro lado, se destruyeron 36.175 empleos asalariados en el sector privado, que es el tipo de empleo que depende fundamentalmente del crecimiento económico.

Estos resultados, en opinión de Bravo, derriban el mito de la resiliencia del mercado laboral, dado que la desaceleración de la economía arrastró una drástica caída del trabajo asalariado. “Que la tasa de desempleo no suba tanto debido a un traslado a empleos por cuenta propia no es un signo de fortaleza, puesto que este tipo de trabajos tiene una serie de características que lo distinguen por una alta precariedad”, subraya el economista.

El altísimo porcentaje de mujeres que trabajan por cuenta propia que están subempleadas por insuficiencia de horas es uno de los hechos más preocupantes y un factor relevante en el diferencial de ingresos entre ambos segmentos, apunta Bravo. Ellas ejercen una jornada parcial de 30 horas o menos en forma involuntaria, pero están disponibles para trabajar más horas en forma inmediata o a muy corto plazo.

“No es posible seguir negando el deterioro que ha provocado la desaceleración en el mercado laboral. Es urgente retomar el crecimiento económico, para avanzar en la reducción del segmento de mujeres trabajadoras más vulnerables”, concluye el economista.

Deterioro

El economista Juan Bravo afirma que no se puede negar el deterioro que ha provocado la desaceleración en el mercado laboral. 

Lina Castañeda 


Fuente: El Mercurio