La batalla por reducir la brecha salarial en las empresas
08.03.2017

Un reciente estudio sobre la equidad de género en Chile arrojó que uno de los sesgos más que frena la igualdad de remuneraciones en las empresas es que se identifica a las mujeres como “corredoras de corta distancia”. Según los expertos para derrumbar esta tendencia hay que ir más allá de la legislación: la clave está en la educación y el cambio de ciertas estructuras y políticas corporativas.


En promedio, la fuerza laboral femenina en Chile cotiza un 14,28% menos que los hombres en el sistema previsional, según datos de la Superintendencia de Pensiones a diciembre de 2016.

Esta brecha salarial, también está reflejada en las cifras que entrega el INE, donde al 2015 (las últimas cifras disponibles por esta entidad), la diferencia en las remuneraciones alcanzó un 31,6% en contra de las mujeres, cifra superior a la del 2014 (-29,7%).

Incluso, la última Encuesta Casen Equidad de Género 2015, entregada ayer, indica que de cada $100 que se ingresa a un hogar chileno, en promedio $62 es aportado por un hombre y $38 por una mujer (ver página 18).

Estos números son la mejor evidencia de que la diferencia salarial entre ambos sexos en un mismo cargo, es una de las montañas más altas que tanto el Gobierno, como las empresas están empeñados en conquistar.

Para impulsar un cambio real al respecto, el año 2009 se aprobó la ley 20.348, la cual establece la igualdad de remuneraciones entre hombres y mujeres. De acuerdo con esta legislación, son las propias mujeres las que tienen que denunciar cuando no se está cumpliendo con la normativa, lo cual en cierta forma la hace menos efectiva.

Leer más


Fuente: Pulso