Tras alta volatilidad en mercados en el primer semestre:
Analistas apuestan por mercados accionarios para una mayor rentabilidad en el resto del año
06.08.2018

Entre los ítems que señalan que habrá que monitorear en el segundo semestre están el desenlace de la guerra comercial y el proceso de normalización monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos.  


Las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, el proceso de normalización monetaria de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos y la apreciación global del dólar son algunos de los eventos que introdujeron mayor volatilidad y perjudicaron a los mercados financieros del mundo en el primer semestre.

Según los analistas, en dicho período las clases relacionadas con mercados emergentes fueron las más perjudicadas. Ello no solo por los temores de una escalada proteccionista, sino que también influyó la incertidumbre política en algunos países como México y Brasil. Wagner Guida, gerente general de Itaú AGF, comentó que "dentro del poco espacio que hubo para buscar refugio en el primer semestre, el dólar fue la mejor opción. En segundo lugar podríamos mencionar la renta fija local y en activos específicos, las bolsas de Colombia, Perú y Estados Unidos por el lado de renta variable".

Rodrigo Ibáñez, subgerente de gestión de inversión Asset Allocation de Banchile Inversiones, afirmó que al cierre de julio y medido en pesos chilenos, los mayores retornos estuvieron en las acciones internacionales, particularmente en aquellas provenientes de mercados desarrollados y del sector tecnológico. Esto estuvo explicado, según Ibáñez, en parte por una "apreciación global del dólar, que desvió flujos de fondo desde emergentes a desarrollados".

Pese a que la primera parte del año estuvo marcada por la volatilidad y la incertidumbre, los analistas tienen mejores perspectivas para los próximos meses. Sin embargo, advierten que habrá algunos factores que monitorear. En primer lugar está el desenlace de la guerra comercial, sobre todo luego de que la semana pasada se intensificaran las amenazas mutuas entre Estados Unidos y China. Otro factor que califican como relevante es la normalización monetaria de la Fed, ya que según Guida, de Itaú, "tasas más altas pueden tener impacto en la economía americana, así como en el dólar y en activos emergentes. Pensamos que la Fed subirá sus tasas dos veces más este año, sin embargo, no creemos que estas alzas tendrán mayor impacto, pues ya están bastante internalizadas en los activos".

Fabio Valdivieso, director de productos inversión de Scotiabank, señala que "los mercados accionarios siguen liderando las preferencias de rentabilidad para los próximos meses. No tenemos perspectivas negativas prácticamente para ninguna zona, pero ponemos énfasis en los que fueron más castigados en la primera parte del año, esto es, emergentes". Con ello coincidió el analista de Banchile Inversiones Rodrigo Ibáñez: "En nuestro portafolio tenemos sobreponderadas las acciones respecto de la renta fija, mientras que en renta variable tenemos preferencia por el mercado chileno respecto al internacional".

Desde Bice Inversiones, el analista de Estrategia, Felipe Barragán, sostuvo que hacia el segundo semestre mantienen una posición neutral entre renta variable y renta fija. "Dentro de la renta variable preferimos tomar una leve exposición a mercados desarrollados, particularmente en EE.UU., donde la aún positiva dinámica de crecimiento se vería reflejada en un crecimiento de utilidades atractivo durante el resto del año".

Fiorenza Gattavara 


Fuente: El Mercurio