Estudio de la Superintendencia de Pensiones:
Fondos de pensiones casi se triplicarían en las próximas dos décadas y superarían los US$ 433 mil millones
05.08.2018

Ad portas del envío de la reforma a las pensiones, el Gobierno reeditó un estudió que no se hacía hace más de una década, en el que se proyecta el crecimiento que tendrán los fondos de pensiones al año 2039. Los datos muestran que si todos los afiliados cotizaran y no tuvieran lagunas previsionales, el fondo podría acumular hasta US$ 645 mil millones hacia 2039.  


En julio de 2016 se realizó la primera movilización del movimiento No + AFP, exigiendo cambios al actual sistema de pensiones. Desde ahí ha pasado mucha agua bajo el puente. Se instaló con fuerza la urgencia de modificar el sistema, en aras de mejorar las pensiones, abriéndose un debate que se tomó la agenda política en los últimos dos años.

Ad portas del envío de la reforma al sistema de pensiones que prepara el Gobierno, la Superintendencia de Pensiones tiene en su poder un estudio -al que tuvo acceso "El Mercurio"- que aporta un nuevo elemento que servirá de insumo para este debate.

Un grupo de expertos de la entidad fiscalizadora, encabezada por la jefa de la División de Estudios, Ximena Quintanilla, realizó un trabajo en que se proyecta el crecimiento que tendrán los fondos de pensiones en las próximas dos décadas, considerando las actuales características del sistema, es decir, comportamiento de los afiliados, densidad de cotizaciones, rentabilidad de los fondos, cambios demográficos, etc.

Esta es segunda vez, desde que se puso en marcha el actual sistema de pensiones, que la entidad levanta una información como esta. Un estudio similar solo lo había hecho en 2004, a cargo del economista Felipe Zurita.

Si bien el nuevo informe no calcula el impacto que esta proyección tendría en las pensiones a nivel individual, su importancia radica en sus impactos macro, "mercado de capitales, mercado del trabajo y ahorro nacional, entre otros", destaca el mismo informe. "Contar con un modelo que permita observar el valor de los fondos de pensiones en el largo plazo permitirá tomar mejores decisiones asociadas a los distintos factores que determinan su acumulación", agrega el texto.

Los datos

Para el análisis, la investigación -desarrollada durante 2017- asumió distintos contextos en función de la rentabilidad de los fondos de pensiones en cada uno de los cinco multifondos, desde el más riesgoso (A) al más conservador (E). Además, "incorporan la posibilidad de ocurrencia de crisis financieras", añaden. Así considera tres escenarios: pesimista, central y optimista.

En el escenario central se observa que en 23 años habría un aumento de los fondos de pensiones -entre marzo de 2016, como punto base, y marzo de 2039- de 183%, pasando desde US$ 153 mil millones a US$ 433 mil millones. En el escenario pesimista, este monto se ubicaría en US$ 346 mil millones (alza de 126%); y en el optimista, en US$ 551 mil millones , un incremento de 260% (ver infografía).

El estudio también calcula qué porcentaje del producto interno bruto (PIB) de Chile representarían los fondos previsionales. Como referencia, hasta fines de 2016 los fondos de pensiones acumulaban US$ 174.480 millones, el equivalente al 70% del PIB. El modelo proyecta que en 2039 el PIB chileno sería de US$ 393 mil millones, por lo que los fondos previsionales acumulados a esa fecha representarían el 110% del producto. En el escenario pesimista sería el 88% del PIB, y el 139% del PIB en el optimista.

Para estimar el crecimiento del PIB, los técnicos de la Superintendencia de Pensiones utilizaron como referencia la proyección del FMI hasta el 2022. A partir de ese año se asumió un crecimiento anual del 2%.

Otra de las estimaciones realizadas corresponde a la evolución de los afiliados activos y cotizantes del sistema. En el primer caso, se proyectó un crecimiento de 27% respecto de 2016, por lo que se llegaría a los 12,8 millones de afiliados. Con respecto a los cotizantes, también se proyecta un aumento de 27%, llegando a 7 millones. En este ejercicio, los cotizantes se mantendrían en torno al 55% del total de afiliados activos, brecha que se mantiene a través de la proyección.

Aumento en la edad de jubilación de las mujeres haría crecer 6% adicional los fondos de pensiones

A partir del escenario central planteado en la primera parte del documento, los técnicos de la Superintendencia de Pensiones generaron tres nuevos escenarios con modificaciones paramétricas relevantes y analizaron su impacto en la acumulación de los fondos de pensiones.

En la primera de ellas, el informe fijó el escenario extremo en que el 100% de los afiliados activos, 12,8 millones a 2039, cotizaran durante todo el período sin lagunas previsionales. En el hipotético caso de que esto ocurriera, el fondo de pensiones subiría 49% respecto del escenario base, es decir, llegaría a US$ 645 mil millones en 2039.

Otro escenario calcula el efecto de un aumento en la edad de jubilación de las mujeres de 60 a 65 años, igualándola al nivel de los hombres, asumiendo que las mujeres mantenían un perfil de cotización similar al de los hombres entre los 61 y 65 años. Bajo este supuesto, el efecto sería acotado en los fondos previsionales, aumentando solo 6% sobre el escenario base: US$ 459 mil millones al 2039.

Si bien este aumento es acotado -US$ 26 mil millones sobre el fondo global-, eso no significa que no sea trascendente a nivel individual en el monto de la pensión de una mujer. En un documento de trabajo de la Superintendencia de Pensiones denominado "Determinantes del nivel de pensión", publicado en junio de este año, se da cuenta de que las jubilaciones de las mujeres aumentarían 41,2% al equiparar la edad de jubilación en 65 años. "Al descomponer este incremento, se observa que el 26% es explicado por una menor cantidad de años a financiar (la pensión), la rentabilidad del saldo explica un 42% y la cotización adicional explica un 32% del aumento", explican en el informe.

Otro escenario que contiene el informe de la Super de Pensiones apunta a la participación de la mujer. Analiza los efectos de igualar la afiliación de mujeres al sistema respecto del ritmo al que lo hacen los hombres (hoy se afilian mucho más mujeres que hombres, dado que son precisamente ellas las que históricamente menos han participado del sistema de pensiones, dado su rezago histórico en el mercado laboral). En este caso, no se observa un efecto significativo con relación al escenario base: el fondo caería 3%, situándose en US$ 420 mil millones a 2039.

LA CANTIDAD de afiliados a 2039 sería de 12,8 millones de personas, según la SP

 Cómo funciona el SCOMP que está en la mira de la Súper de Pensiones y la CMF

Este viernes, la Superintendencia de Pensiones (SP) y la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) emitieron un comunicado conjunto en el que dieron a conocer las irregularidades en que incurrían algunos asesores previsionales y agentes de ventas que -en los últimos cuatro años- gestionaban la obtención de pensiones a través del Sistema de Consultas y Ofertas de Montos de Pensión (SCOMP).

El proceso de investigación y supervisión que llevan adelante estas entidades fiscalizadoras se suma al estudio realizado meses antes por la Fiscalía Nacional Económica (FNE) que dio cuenta de una serie de distorsiones en el mercado de las rentas vitalicias y propone una serie de modificaciones normativas que le entreguen mayor transparencia al proceso, incluyendo el SCOMP.

¿Pero qué es el SCOMP?

La sociedad "Sistema de Consultas y Ofertas de Montos de Pensión S.A." se constituyó el 23 de agosto de 2004 y tiene como accionistas por partes iguales a la Asociación de Administradoras de Fondos de Pensiones y a la Asociación de Aseguradores de Chile. En este sistema se transmiten electrónicamente las solicitudes y ofertas de montos de pensión, certificados de las ofertas recibidas y comparaciones entre las distintas modalidades de pensión para que el afiliado pueda elegir dónde jubilarse.

La fiscalización de este organismo corre por cuenta de la SP y la CMF.

¿Cómo es el proceso para elegir el tipo de pensión?

Al momento de pensionarse, el afiliado debe ir a su AFP para completar una solicitud de pensión. Dentro de los 10 días siguientes, la AFP emite un certificado de saldo que informa la cantidad de dinero acumulado en su fondo de pensión. En paralelo, la Administradora emite un certificado similar al SCOMP. Con dicho certificado el afiliado o beneficiario puede requerir el ingreso de una solicitud de oferta de pensión a dicho sistema, a través de un intermediario que puede ser una AFP o una compañía de seguros (sin cobro de comisión); o un agente de ventas o un asesor previsional (con un costo adicional).

Una vez ingresada la solicitud de ofertas, el SCOMP envía la información a todas las compañías de seguros participantes (21 en total) y a la AFP de origen para que efectúen sus ofertas de pensión. Dentro de los 8 días hábiles siguientes de ingresada la solicitud de oferta, el afiliado recibirá por correo en su domicilio el certificado original con las distintas ofertas de pensión: retiro programado en las AFP o los distintos tipos de rentas vitalicias que ofrecen las compañías de seguros, entre las que debe optar para pensionarse. En simultáneo, el sistema pondrá a disposición del partícipe que realizó el trámite (AFP, compañía de seguros, el agente de ventas o el asesor previsional) una copia de dicho certificado. Esta etapa del proceso es la que está en investigación por los entes fiscalizadores.

Durante dicha investigación se han detectado casos de uso irregular de las copias de los certificados de ofertas de pensión emitidos por SCOMP. Esto corresponde a adulteraciones de este documento por parte de agentes de venta de rentas vitalicias y asesores previsionales con el objetivo de adelantar la aceptación de ofertas por parte del pensionado. ¿Con qué objetivo? El cobro de una cuantiosa comisión. En el caso de las rentas vitalicias, la comisión corresponde al 2% del saldo con un tope de 60 UF (alrededor de $1,6 millones); y de 1,2% del saldo con tope de 36 UF ($979 mil) por el retiro programado, que se descuenta del fondo previsional del pensionado.

La elección de un tipo de pensión a través de un asesor previsional o agente de ventas tampoco asegura la obtención de la jubilación con el monto más alto. De hecho, en el informe emitido por la FNE se reveló que si las personas hubieran elegido la mejor opción y hubiesen pagado un monto menor por la intermediación o definitivamente no hubieran pagado por ella, "sus pensiones habrían mejorado entre 2,4% y 4,8%".

Del análisis de la investigación develada el viernes, se concluyó que en los últimos cuatro años se registraron aproximadamente 6 mil aceptaciones de ofertas. De estas, 1.563 fueron intermediadas por un asesor previsional y 3.394 a través de un agente de ventas de una compañía de seguros. Nueve asesores concentraron 665 de estas aceptaciones, los cuales ya se encuentran suspendidos y cinco asesores adicionales están en proceso de fiscalización.

Con todos estos antecedentes sobre la mesa, la SP y la CMF pondrán en consulta en los próximos días una norma que perfeccione la emisión de certificados de ofertas de pensiones. Del mismo modo, desde La Moneda han estado monitoreando este tema, y el proyecto de pensiones que presentará próximamente al Congreso incluiría medidas para reforzar el funcionamiento del SCOMP.

Carlos Agurto López 


Fuente: El Mercurio