Es la mayor baja porcentual de las aseguradores abiertas para el mismo período desde 2015:
Utilidades de las isapres caen 28% en primer semestre y Banmédica anota la mayor baja
03.08.2018

Conocedores del proceso sostienen que se debe a una mayor siniestralidad por un incremento en el uso de las prestaciones médicas, producto de las mejores expectativas que hay de la economía.  


Un mal desempeño anotaron las isapres abiertas al primer semestre de este año.

Según datos a los que tuvo acceso "El Mercurio", las utilidades de las aseguradoras de salud privada fueron de $38.676 millones a junio de 2018, un 28% menos que las ganancias registradas a la misma fecha el año pasado. Esta es la mayor caída porcentual para el mismo período desde 2015.

Sin considerar Nueva Masvida -ex Óptima, que adquirió Masvida tras la crisis por la que pasó el 2017-, las isapres registraron utilidades por $31.605 millones, un 27,09% menos que lo recaudado a junio de 2017.

Pese al negativo desempeño del semestre, la que representa la mayor caída es Banmédica. A junio del año pasado, la isapre -ahora perteneciente a la estadounidense United Health Group (UHG)- había anotado ganancias por sobre los $15 mil millones. Sin embargo, al primer semestre de este año la situación es bastante distinta y sus utilidades fueron de $4.355 millones, un 71,4% menos que el año anterior. De hecho, Banmédica explica la mayor parte de la caída total en las ganancias del sistema en los primeros seis meses de 2018.

La segunda isapre que obtuvo menos ganancias en relación al año pasado fue Nueva Masvida, con una caída de 28,7%; Vida Tres -también de UHG- anotó $4.637 millones, un 17,6% menos que el 2017; Colmena registró una baja de 8,2% y Cruz Blanca redujo 3,3% sus utilidades. La única isapre que aumentó sus ganancias fue Consalud, que ganó US$ 5.885 millones, 14% más que el año pasado.

Fuentes conocedoras sostienen que las menores ganancias se deben, en parte, a una mayor siniestralidad, que incide en el uso de más prestaciones médicas. Esto, ante mejores expectativas de la economía en comparación al semestre anterior, ya que las personas al tener mayor poder adquisitivo tienden a aumentar sus consultas médicas.

Asimismo, añaden que Cruz Blanca, Colmena y Consalud han crecido en el último año recibiendo una mayor cantidad de afiliados, por lo que eso demuestra que tengan una caída menos significativa que el resto. Mientras que Banmédica y Nueva Masvida han perdido cotizantes, señalaron.

De hecho, según cifras publicadas por la Superintendencia de Salud a abril de este año, Cruz Blanca, Consalud y Colmena aumentaron su cartera en 2,6%, 4,8% y 9,9%, respectivamente.

Victoria Beaumont, gerenta general de la consultora Altura Management, coincide en que la caída general de las ganancias del sistema al primer semestre tiene que ver con la siniestralidad.

Sin embargo, con respecto a Banmédica, Beaumont sostiene que si se tiene una estrategia que se mantiene en el tiempo de no subir los planes -como lo ha hecho la isapre ligada a UHG en los últimos cuatro años-, y no se es capaz de contener los costos, los márgenes se van a ver afectados.

"El equilibrio entre ingresos y gastos es tan delicado que si por cualquier razón sube la siniestralidad se encuentran inmediatamente con un efecto de disminución de los márgenes. Si además mantienen una política constante por muchos años de no traspasar ese incremento de costo al cliente a través de los precios, golpea mucho más", asegura la ejecutiva.

Consultada por la caída, Banmédica declinó referirse al tema.

Precios de los planes
Al igual que en 2017, este año Nueva Masvida, Vida Tres y Banmédica no subieron los precios de sus planes. En cambio, Colmena, Consalud y Cruz Blanca anunciaron un reajuste de 4,8%, 4,7 y 7,7%, respectivamente.

$38.676 mills. fueron las utilidades de las isapres al primer semestre de este año.

71,4% cayeron las ganancias de Banmédica a junio de 2018, respecto del mismo periodo del año pasado.

María Jesús Coloma 


Fuente: El Mercurio