Cómo promover la felicidad y el bienestar en el ambiente laboral
02.05.2018

Promover una cultura de seguridad en el trabajo y centrar la atención en los factores que inciden en el bienestar de los empleados, es una prioridad cada vez más latente en las empresas de Chile y el mundo.


Por ello la consultora Robert Half destaca la necesidad de visibilizar los riesgos a los que están expuestos los empleados, y generar propuestas para aminorarlos.

Un buen ambiente laboral implica que cada colaborador tenga el derecho a gozar de un trabajo seguro y saludable en su empresa. En este sentido, es fundamental una activa participación de ambas partes, a través de responsabilidades y derechos bien definidos y centrados en la prevención de accidentes comunes en la jornada laboral, en una alimentación saludable, el descanso físico, pero también resulta imprescindible prestar atención a otro tipo de componentes que tienen igual o más importancia: el bienestar emocional.

“Desempeñarse en un ambiente de incertidumbre genera una serie de disconformidades entre los trabajadores, quienes necesitan estar conscientes de que su labor es fundamental para el éxito de la compañía”, explica Karina Pérez, directora de Robert Half en Chile, basándose en el estudio Work Happy, realizado por la compañía.

A través de este documento, queda de manifiesto que “los empleados se sienten seguros dentro de una empresa cuando se consideran apreciados, siendo éste el tercer mayor conductor de la felicidad en el mundo”, señala la ejecutiva.

Rendimiento

Según el estudio realizado por Robert Half, el rendimiento de los empleados es muy superior cuando están satisfechos y felices en su lugar de trabajo. La tensión, el estrés y la angustia, son algunas de las emociones que ponen en peligro la salud de las personas, por lo que hay que prestar especial atención a este tipo de indicadores para evitarlos.

De acuerdo con los resultados del estudio, solo un 65% de las personas están satisfechas con el manejo de su tiempo libre. “Si las personas logran un justo equilibrio entre el empleo y su vida personal, es muy posible que sigan queriendo su trabajo y no pongan en riesgo su salud”, advierte Pérez.

Según las últimas cifras entregadas por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), las enfermedades laborales son seis veces más frecuentes que los accidentes laborales, y uno de cada tres compatriotas admite sentirse demasiado estresado.

Asimismo, el 82% presentó un cuadro de estrés laboral el año 2015. “Las personas que se sienten desmotivadas, tristes y trabajan en ambientes negativos, realizan sus labores con el simple objetivo de cumplir y lograr lo mínimo que le pidan”, aclara Pérez.

Con estos números, buscar el bienestar al interior de las empresas en nuestro país se hace cada vez más necesario, pero ¿qué se puede hacer para aumentar la felicidad de los empleados? La especialista asegura que en el estudio de Work Happy descubrieron que, “si bien no se puede obligar a las personas a ser felices, y no se puede controlar cada elemento que contribuya a la felicidad, es importante hacerlos sentir orgullosos de su lugar de trabajo, respetados y apreciados. Estas son las variables a las que se debe prestar mayor atención para lograr el bienestar de los empleados, su compromiso y, por ende, una mayor producción”, finaliza la ejecutiva.


Fuente: El Economista America