Sin embargo, habría dificultades para alcanzar el quórum de tres quintos que requiere la creación del ente estatal:
Gobierno ingresa 27 indicaciones a reforma previsional y busca aprobarla en la Cámara.
10.01.2018

Los cambios implican fortalecer la gobernanza del Consejo de Ahorro Colectivo y aumentar la gradualidad de obligación de cotizar a los trabajadores independientes.  


A solo tres semanas de tramitación legislativa antes del cambio de mando presidencial, el Ejecutivo ingresó 27 indicaciones a la reforma previsional que está compuesta por tres proyectos que actualmente se tramitan en distintas fases en la Cámara de Diputados y dos de los cuales tienen suma urgencia.

Dentro de los cambios más importantes, figuran el fortalecimiento de la gobernanza del Consejo de Ahorro Colectivo, ente estatal que será el encargado de administrar el 5% de cotización adicional. Además, plantea darle mayores deberes a este organismo en relación a las inversiones de los fondos. Otra indicación relevante plantea aumentar la gradualidad de obligación de cotizar de trabajadores independientes y compensación económica a la Administradora de Fondos de Cesantía (ver recuadro).

Pese a que la estrategia de la Nueva Mayoría radica en poder dejar aprobadas al menos dos -Nuevo Ahorro Colectivo y ente estatal- de las tres iniciativas clave antes de que concluya el Gobierno, los tiempos legislativos y la necesidad de un quórum calificado de tres quintos para darle luz verde al Consejo de Ahorro Colectivo podrían complicar el panorama.

El diputado DC Pablo Lorenzini había planteado hace meses al Gobierno que se requerían algunas indicaciones para robustecer la gobernanza del ente estatal y darle gradualidad a la cotización de los trabajadores independientes, lo que finalmente fue incorporado por el Ejecutivo.

Con ello, aseguró el parlamentario, sería más fácil alcanzar los votos de la DC para aprobar estos proyectos de ley. “Yo diría que en general con esto la Democracia Cristiana está positiva con el proyecto”, sostuvo.

El parlamentario apunta a que la estrategia radica en al menos intentar que los cambios clave de la reforma previsional queden “camino al Senado, de modo que cualquier modificación que se quiera hacer (en el próximo gobierno) sea sobre la base de este proyecto de ley”. De lo contrario, advirtió “quedamos en cero y, por lo tanto, es difícil que el gobierno que viene, considerando las prioridades que tiene, logre ingresar un nuevo proyecto y se tramite el primer año”.

El diputado UDI Patricio Melero manifestó: “Creo que el Gobierno está haciendo un esfuerzo máximo por tratar de aprobar la reforma previsional en la Cámara de Diputados y dejarle al próximo Gobierno la tarea de reemplazarla en el Senado”. No obstante, recalcó que “no es viable que el proyecto sea ley”.

Así, el parlamentario es claro al señalar que “no porque hoy lo dejen aprobado en la Cámara no va a ser susceptible de cambios en el futuro Gobierno. Están actuando más por voluntarismo que por posibilidad real de sacar la reforma”.

Para cumplir con los plazos, la comisión de Hacienda de la Cámara sesionará este jueves con el fin de votar la iniciativa para que pase a sala y pueda ser discutida allí la próxima semana, con el fin de intentar despacharla.

Fuentes al interior de la Nueva Mayoría aseguran que los 71 votos que requieren en la Cámara para aprobar el ente estatal podrían no alcanzarse, considerando que la oposición votará en contra, y que “si los diputados del Frente Amplio son consecuentes con su consigna NO+AFP, debieran rechazar esta reforma también”.

Las críticas de la industria

El presidente de la Asociación de AFP, Andrés Santa Cruz, criticó la rapidez en la tramitación. “Lo que hemos visto en la comisión de Hacienda ya no es un frenesí legislativo, sino que una ansiedad que solo me recuerda épocas muy pretéritas donde el ánimo de amarre se pagó muy caro. Este es un triste espectáculo que no contribuye en nada a la imagen del Parlamento y menos de un Gobierno que está cerrando su administración”, dijo.

Así, hizo un “llamado a la cordura y a la prudencia en la elaboración de una política pública que es trascendental para los chilenos, como es una reforma al sistema de pensiones”.

Aprueban proyecto de rezagos en AFP

La Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados aprobó anoche el proyecto del Ejecutivo para repartir los rezagos previsionales entre los jubilados pertenecientes a las AFP y que reciben las menores pensiones.

El proyecto fue aprobado por unanimidad, a excepción del artículo referido al plazo en que los afiliados podrán reclamar los fondos que potencialmente les pertenezcan, que el Gobierno propuso reducir a tres meses. Esta indicación fue votada por separado y se aprobó con oposición de los diputados Patricio Melero, Ramón Barros y Cristián Monckeberg; y abstención de Nicolás Monckeberg. Melero criticó además que se debiera votar ayer por un artículo agregado el mismo día.

María Paz Infante 


Fuente: El Mercurio