Propuesta tributaria de Piñera genera reacciones dispares entre expertos
04.05.2017

Diferencias apuntan a impacto de integración y baja de impuesto a empresas en recaudación.


La propuesta en materia tributaria del actual candidato presidencial y ex mandatario, Sebastián Piñera, no dejó indiferente a los expertos del área, generando visiones divergentes entre ellos.

Esto frente a la idea del ex Presidente de simplificar el actual sistema, modificado por la última reforma tributaria de 2014 y que lo dividió en uno ‘atribuido’ y ‘semi integrado’, pasando a uno totalmente integrado.

“Es clarísimo que se tiene que simplificar, de todas maneras. Es lo mínimo que debiera incorporar una nueva reforma”, enfatiza Ángel Cabrera, economista de Forecast Consultores, quien sostiene que “debe haber poca gente que defiende que el actual sistema no es complejo, porque hay consenso de que la reforma fue negativa para la inversión”.

Respecto a la idea de Piñera de reducir el gravamen a las empresas de 27% a entre 24% y 25%, Cabrera comparte que “definitivamente se puede bajar esa carga, sería muy favorable porque como se ha evidenciado en forma categórica, el aumento de la carga tributaria a la renta del capital provocó un fuerte desincentivo a la inversión”.

Visión que comparte Manuel Mánquez, experto tributario y autor de dos publicaciones referidas a la reforma tributaria del actual gobierno, quien considera que “efectivamente el sistema tributario quedó extremadamente complejo”, situación que según explica, ha sido notoria en la última Operación Renta donde muchos contribuyentes y contadores cometieron errores.

“Si uno mira la filosofía de la reforma, varias normas se forzaron como para poder llegar a acuerdos. Entonces es absolutamente entendible que en los proyectos de los candidatos se plantee un sistema que rectifique esa modificación que se le hizo al sistema tributario y se busque una simplicidad por la vía de integrarlo nuevamente sin disminuir mayormente la recaudación al menos a nivel de empresas”, apunta.

En cuanto a la baja del impuesto corporativo, señala que “en 2017 ya estamos con una tasa de 25% por lo que lo propuesto sería mantener la tasa vigente sin llegar al 27% que planteaba la reforma”.

En tanto, Alfredo Moreno, presidente de la CPC, comentó que “evidentemente en Chile hoy tenemos impuestos que están incluso por sobre el estándar de la Ocde. El tema de los impuestos hay que revisarlo de manera tal que tengamos tasas que no solamente mantengan la recaudación sino que también los incentivos a la inversión”.

Dudas

Sin embargo, el plan de Piñera no es compartido por el economista de Chile 21, Luis Eduardo Escobar, quien señala que “es una mala propuesta volver atrás. El problema que tiene el sistema integrado es que es una máquina de acumulación de riqueza, la más eficiente que se haya creado para hacer eso”. Si bien reconoce que la última modificación tributaria pudo enredar el sistema y se abre a una simplificación, advierte que “el problema es ver después hacia dónde vamos, porque en el sistema integrado los más ricos prácticamente no pagan impuestos. Eso no puede ser”.

Por su parte el subsecretario de Hacienda, Alejandro Micco expuso sus reparos respecto a que tras una eventual reducción de los impuestos a las empresas se pueda mantener la recaudación vía mayor crecimiento, como apostaría el gobierno de Piñera. “Es lo mismo que planteó Reagan y Bush en EE.UU. y nunca ha pasado, por lo tanto si hay una baja de impuestos a las empresas y se quiere mantener la recaudación fiscal es decir los ingresos, habrá que subir otros impuestos”, apuntó.


Fuente: La Tercera