En paralelo, muchas empresas prueban a sus colaboradores en este período:
Ingenieros que hacen reemplazos externos por vacaciones pueden ganar sobre $800 mil
16.01.2017

Además, quienes son contratados de forma temporal pueden generar una opción para un posterior contrato fijo, mientras que los cargos de planta que reemplazan a sus superiores tienen la oportunidad de mostrar sus habilidades en una posición de mayor responsabilidad.  


La mayoría de los trabajadores en Chile sale de vacaciones en enero o febrero, por lo que las empresas deben ajustarse a estas ausencias. En la compañía química BASF, por ejemplo, establecieron dotaciones mínimas de producción en sus plantas, y en una operación que normalmente se ocupan 50 personas, en esta época se hace solo con ocho.

En su caso, optan por contratar personal externo para los cargos de operarios y administrativos de menor responsabilidad. Según los registros de GrupoExpro, empresa enfocada en servicios transitorios, justamente estos niveles son los que tienen mayor demanda para los meses de verano. Los operarios logísticos representan el 28% del total de este tipo de solicitudes que reciben, mientras que las secretarias se quedan con el 18%. En términos de remuneraciones, el primer grupo gana en promedio $380 mil mensuales, mientras que el segundo $550 mil.

Entre los siete puestos más requeridos, no hay ejecutivos de la plana media y mayor. “Los profesionales, en general, están asociados con proyectos específicos y no tanto a reemplazos, por lo que no se mueven tanto por la estacionalidad”, explica Claudia Araya, gerenta comercial de GrupoExpro.

Sin embargo, también hay empresas que requieren de este tipo de colaboradores. En Trabajando.com, solo para ingenieros de distintas especialidades tienen 207 requerimientos para relevos durante enero y febrero. De ellos, el 25% es para ingenieros comerciales, el 10% es para civiles industriales, y el 8% es para los que tienen la mención en administración de empresas.

Considerando las diez carreras universitarias más demandadas para reemplazos de verano, los ingenieros civiles industriales son los que acceden a mejores salarios líquidos por estos reemplazos laborales, con un promedio de $882 mil, seguidos de los comerciales, en que el sueldo llega a $788 mil (ver infografía).

Entre técnicos y profesionales, en Trabajando.com han recibido 1.113 solicitudes de empresas que necesitan personal adicional. A juicio de su gerente general, Álvaro Vargas, para quienes ocupan estos puestos es una oportunidad para lograr algo estable: “Si los resultados son los esperados o mejor que eso, querrán retenerlo y es probable que a futuro se traduzca en una opción de empleo fijo. No es casualidad que los buenos reemplazos terminen siendo contratados de manera indefinida”.

Cargos complejos se delegan entre varios

Hay otras empresas que privilegian el reemplazo interno, como el caso de Aramark, firma de servicios de alimentación y gestión de instalaciones. “Incluso en cargos más operativos se requiere de un entrenamiento que tiene un costo y, además, hay un riesgo, pues existe una curva de aprendizaje y no todos logran resultados buenos”, dice el vicepresidente de RR.HH. y asuntos corporativos para América Latina, Iván Mergudich.

Para Gonzalo Jiménez, académico de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad del Desarrollo y presidente ejecutivo de Proteus Management Consulting, ajustarse con el equipo original tiene como ventaja que el verano es un buen momento para probar a los niveles intermedios: “En un período más lento, donde no debiera haber mayores variaciones y donde quienes se quedan pueden demostrar sus capacidades”.

Si el cargo es muy complejo, Mergudich recomienda dividir las responsabilidades entre varios: “Se puede delegar el rol entre tres y cuatro personas que reportan directamente en el año a quien sale de vacaciones. Con eso se les da la oportunidad de tomar una parte del cargo, que es más manejable. Así pueden aprender algo nuevo y liderar ciertas iniciativas, pero no toman el rol completo. Es como una pasantía”, indica.

En Telefónica Chile, que tienen como política que el 50% de los equipos esté presente durante los meses de verano, los reemplazos no se consideran una iniciativa formal de desarrollo. “Sin embargo, apoya la madurez de competencias de liderazgo y empodera a los equipos en la toma de decisiones”, reconoce la gerenta de desarrollo y gestión de RR.HH, Ana Karina Ulloa.

Eso sí, hay que ser cuidadosos al escoger al sustituto, advierte Hugo Álvarez, gerente de negocio de la consultora en recursos humanos, ILC Group: “Se puede ‘quemar al profesional’, en el sentido de que si no cuenta con las competencias mínimas para cumplir con las exigencias del cargo, tendrá un mal desempeño, que lo perjudicará”.

Mala comunicación afecta a quienes salen

Entre los cargos de mayor importancia, el reemplazo no debiera ser un tema a considerar solo en enero y febrero, subraya Jiménez. “Las vacaciones no son el momento para esa búsqueda, debiera ser un trabajo que se hace durante todo el año, para que efectivamente se aproveche esa instancia dentro del proceso de sucesión”, aclara.

En Telefónica Chile, por ejemplo, está la preocupación de que en todos los equipos exista la figura del back up , un reemplazante estable que facilita la administración de las tareas de quien está ausente, sin necesitar mayor tiempo de coordinación. Para tener un buen reemplazo, Ulloa dice que la clave es el buen traspaso de la información y de la red de contactos de quien se va.

Este trabajo no siempre se logra, reconoce Diego Delpiano, gerente de RR.HH. de BASF: “A veces los jefes se confían en que la persona va a poder batírselas sola, pero creo que es mejor que sobren un par de reuniones a simplemente no tenerlas”.

Un reflejo de que se cometió un error en este proceso son los llamados durante las vacaciones. “Cada vez hay más respeto para evitarlos, pero en general ocurren cuando hay mala comunicación. Ahora, también hay que reconocer que hay contingencias que pueden superarlo todo y que a veces es necesario interrumpir”, concluye Jiménez.

Retail y logística, los rubros que más demandan personal externo

Entre las actividades económicas con mayor demanda para trabajos transitorios están el retail y el rubro de industria y logística. Cada uno abarca un tercio de los requerimientos de GrupoExpro durante las vacaciones.

Para Claudia Araya, gerenta comercial de la firma de servicios transitorios, ambos sectores mantienen un ritmo de trabajo fuerte después de Navidad, que les exige tener colaboradores externos para suplir a quienes se toman un descanso. “En el retail comienza la temporada escolar y en logística tienen que hacerse cargo de todo lo que no se vendió o que se cambió por Navidad, que vuelve a los centros de distribución”, explica.

María de los Ángeles Pattillo 


Fuente: El Mercurio