Huelga efectiva y obligación de mujeres en directivas de sindicatos son algunos cambios que trae la Reforma Laboral
12.01.2017

La iniciativa comenzará a ser implementada a partir del 1 de abril de este año y, entre otras cosas, también abre el abanico de aspectos que se pueden incluir en una negociación colectiva.


Fue sin duda uno de los temas que marcaron la agenda del 2016 y que generó mayores roces entre el empresariado y el sector público. También, por qué no decirlo, en el ámbito político, pues hay que recordar que la oposición recurrió incluso al Tribunal Constitucional objetando 4 puntos de iniciativa que eran la titularidad sindical, la extensión de beneficios, la negociación interempresa y el derecho a la información. En los dos primeros, obteniendo resultados positivos.

Pero pese a la extensa discusión y al fuerte debate, finalmente este cuerpo legal comenzará a aplicarse en nuestro país a partir del 1 de abril de este año, lo que implica cambios significativos en la forma en que hasta ahora se manejaban las relaciones laborales en Chile.

Una de las modificaciones que presenta esta iniciativa es que desde ahora se podrá negociar colectivamente diversas materias como remuneraciones, capacitación y condiciones de trabajo. El seremi del Trabajo, Rodrigo Bravo, explica que “antiguamente dentro de las materias a negociar solamente se incluían los aspectos que eran avaluables en dinero y algunas cosas del comité paritario, pero hoy se va a poder negociar incluso los descansos”, puntualizó.

Otra de las novedades es que se apuntará a la equidad de género. Por esta razón, será obligatorio que las mujeres formen parte activa de los sindicatos. “El sindicato va a tener que tener a lo menos un tercio del directorio compuesto por mujeres y dentro de la negociación va a tener que haber también representantes femeninas”, especificó Bravo.

Ya se mencionó que durante la tramitación existieron cuestionamientos respecto de la negociación interempresa, y el derecho a la información.

En este sentido, lo que opera entonces es que los sindicatos podrán acceder a información contable de la empresa entre otros antecedentes. “Lo que se quiere es que la negociación sea más transparente, porque en la ley que actualmente se encuentra vigente la información que tenía el grupo negociador y el sindicato era muy precaria. Hoy se exige y se va a considerar práctica antisindical que no se entreguen cuáles son los gastos de la empresa, las planillas de sus trabajadores”, precisó el seremi.

También se estableció que los sindicatos interempresas podrán negociar. “Esto se les va a tener que comunicar a los distintos empresarios cuando se presente este proyecto y van a tener que ver si el empleador acepta esta modalidad. Si no acepta, le tiene que comunicar a los trabajadores para que ellos presenten sus propios proyectos”, detalla el secretario regional.

Esto opera, dice, como por ejemplo en el caso de trabajadores interempresas de agua potable rural “donde hay distintos sindicatos, pero ahora podrán unirse y con respecto a eso se podría negociar”, especifica.

En otro punto, de acuerdo a la normativa actual, la empresa tiene las facultades para extender los beneficios de una negociación colectiva a los demás trabajadores que no están sindicalizados, lo que a partir de ahora también va a cambiar, pues el sindicato deberá aprobar la extensión de beneficios para los trabajadores no afiliados. “Dentro de una convivencia más sana, van a  tener que negociar también esta posibilidad de entregar o no estos beneficios ganados en una negociación colectiva a los terceros que no participaron y eso se va a acordar, se va a ver la cuota que van a tener que pagar estos trabajadores de ser así y eso es súper importante”, especificó el titular regional del Trabajo.

Huelga Efectiva 

Sin duda fue uno de los puntos que generó mayores roces durante la discusión de este cuerpo legal, sobre todo por las aprensiones que hicieron ver grupos económicos como los agricultores, quienes planteaban que no podrían atenerse a esta medida, porque de no reemplazar a sus trabajadores corrían el riesgo de perder sus producciones.

Sin embargo, la Reforma Laboral establece que se termina con el reemplazo interno y externo durante la huelga. “Siendo claros y transparentes, la única palanca que tienen los trabajadores en Chile y el mundo para poder negociar es que esté el fantasma de la huelga rondando. El derecho a huelga está consagrado internacionalmente y debiera ser reivindicado”, indicó Rodrigo Bravo.

Respecto a los planteamientos de los agricultores y si va a haber algún tipo de concesión especial con ellos, manifestó que  “se establece que no se pueden presentar proyectos de contratos colectivos en un plazo de 60 días y ese plazo se puede fraccionar. Pero lo importante de esta ley es que cuando se vote la huelga no van a poder colocarse trabajadores de reemplazo”.

“Nosotros veníamos del decreto ley 2.200 del año 1978 que había tenido algunas modificaciones, pero los sindicatos tenían muy pocas fortalezas. La sindicalización en Chile es muy baja. Si nosotros vemos la cantidad de huelgas que se votaban era impresionante la diferencia a la cantidad de huelgas efectuadas. No es que nosotros estemos alentando la huelga, pero los procesos de huelga que se votaban y los beneficios que se obtenían también eran muy pocos”, recalcó.

Nuevas Instancias

Un aspecto que también es innovador es que esta normativa contempla  también la creación de nuevas instancias que apuntarán a regular su óptimo cumplimiento de la ley y también a mantener las buenas relaciones entre las partes.

En esta línea, se crea un Consejo Superior Laboral, que es tripartito y de carácter consultivo. Estará compuesto por 3 miembros del gobierno, 3 de los trabajadores y 3 del empresariado.

De igual forma, se crea el Fondo de Formación Sindical, el cual financiará proyectos, programas y acciones sindicales. “Va a apuntar tanto a la educación de los sindicalistas como a la educación de los empleadores y también al Estado, porque aquí el Estado se ha fortalecido bastante con nuevos abogados, con nuevos trabajadores dentro de la dirección nacional del Trabajo y también las direcciones regionales, para fortalecer este proceso de negociación colectiva que se va a implementar con esta nueva ley”.

Con todo ello, sostiene el titular regional del Trabajo “se va a apoyar a los trabajadores y empleadores en estos procesos de negociación colectiva que hasta el día de hoy eran bastante traumáticos para algunas empresas. Van a ir recursos públicos, privados, de las multas, porque hay que crear un fondo para ellos y con esto nos vamos a ir capacitando todos, los trabajadores, los empleadores, los empresarios y el Estado”.

Se apuntará también, agrega, a reforzar a la actual dirección del Trabajo, que seguirá teniendo la labor de vigilar que se cumplan las leyes laborales y con las disposiciones legales de la negociación colectiva.

Respecto a si se espera un aumento en las multas por la mayor rigurosidad que tendrá esta normativa, Bravo indicó que “por el contrario, nosotros esperamos que las multas no sean necesarias. Confiamos en la buena voluntad de las partes y que el diálogo nos dará muy buenos resultados”, sentenció. 

Por Daniela Guajardo


Fuente: Diario el día