Tareas relacionadas con el manejo del cambio debieran tomar fuerza:
Altos ejecutivos de RR.HH destinan en promedio 36% de su tiempo a las relaciones laborales
16.01.2017

La discusión de la reforma laboral influyó en este protagonismo, pero expertos destacan que el tema siempre ha sido clave en la gestión de personas en las grandes compañías.  


Las relaciones laborales son la tarea a la que les dan más énfasis los ejecutivos de recursos humanos (RR.HH.), según el Estudio de Tendencias en RR.HH. 2016, realizado en conjunto por la UDD, Innovum Fundación Chile y la Sociedad Chilena de Gestión de Personas (SCGP). En el informe, que consideró a 81 altos ejecutivos que trabajan en empresas con más de 200 colaboradores, se destaca que jefes, subgerentes y gerentes del área destinan, en promedio, el 36% de su tiempo de trabajo a este tema.

Para Philip Wood, director de capital humano y productividad de Innovum Fundación Chile, las relaciones laborales cobraron mayor peso con la tramitación de la reforma laboral, pero siempre han sido un elemento fundamental en la gestión de personas de las organizaciones: “Acá se mide solo a ejecutivos de compañías grandes que, por lo general, tienen más de un sindicato y deben manejar gran cantidad de peticiones y requerimientos”.

Shyla Toledo, directora fundadora de la SCGP, cree también que el protagonismo es permanente y lo atribuye al impacto que puede tener una mala comunicación con los dirigentes sindicales, al derivar en huelgas o bajas en la producción. “Las conversaciones con los sindicatos son fundamentales para estas empresas y los consideran un aliado estratégico”, dice.

La gestión del cambio se ubica en el cuarto lugar entre las prioridades de tiempo de los ejecutivos de RR.HH. Según el informe, esta tarea consume el 21% de sus horas laborales, en promedio. Sin embargo, expertos coinciden en identificar esta variable como una de las con mejores proyecciones. “Las empresas están entendiendo que con la incorporación de las nuevas generaciones, seguir haciendo las cosas como hasta ahora no va a funcionar”, señala Toledo.

En Bci, por ejemplo, ya le están dando énfasis a este punto e incluso el área de RR.HH. tiene una división dedicada a la gestión de cambios. “Hay que anticiparse o minimizar los riesgos de transformaciones organizacionales fuertes, como la conversión digital de los procesos o la nueva experiencia del cliente, que es más exigente y quiere las cosas más rápido”, señala Carolina Olavarría, gerenta de Desarrollo Organizacional de Bci.

Toledo identifica igualmente el desarrollo de líderes, así como la gestión del talento, como actividades que debieran escalar posiciones en el futuro. “El primero se enfoca en quienes tienen un rol de liderazgo, mientras que el segundo abarca a toda la organización”, explica la experta. A juicio de Wood, estas tareas acaparan poco tiempo entre los ejecutivos de RR.HH., ya que se trata de herramientas refinadas.

M. Pattillo 


Fuente: El Mercurio