Las cifras y claves de la depresión laboral que afecta a más de la mitad de los trabajadores
03.04.2018

Cerca del 60% de la población chilena trabajadora sufre o ha sufrido depresión laboral, cifra que varía dependiendo del género, ubicación e ingresos de las personas.

Estos son algunos de los datos que revelan desde Chile Psicólogos en un llamado a la prevención para la población.

Asimismo, sostienen que la depresión laboral es una enfermedad de alta prevalencia en Chile y que ha ido en aumento durante los últimos años.

Los especialistas destacan la importancia de que las personas reconozcan a tiempo los síntomas de una depresión laboral, con el fin de evitar complicaciones mayores.

Más ingresos, menos riesgos

El nivel de escolaridad o las responsabilidades en los cargos serían un factor de importancia mayor en el riesgo de sufrir de depresión laboral.

Desde Chile Psicólogos explican que un 10% de los trabajadores de puestos bajos o menores ingresos padece de la enfermedad comparados con el 1% de los ejecutivos o empleados de puestos altos.

“Es decir, de la misma manera cuando hablamos de desigualdad a nivel sociedad, de bajos ingresos o de concentración económica, también se presenta a los niveles esta enfermedad: alguien que tiene menos estrato está más vulnerable a padecer de depresión laboral” explica el psicólogo clínico Rodrigo Calderón.

Esto se explicaría “quizás por el hecho de que sus presiones, necesidades y obligaciones sean mayores”.

Mujeres y trabajadores rurales en el foco

Además del nivel de ingresos o responsabilidad, desde Chile Psicólogos destacan otros dos factores.

Calderón detalla que las mujeres “presentan el doble de posibilidades de padecer depresión laboral frente a los hombres, sobre todo, por temas de discriminación o de acoso laboral”.

Lee también: Revelan duras “desigualdades” de la depresión en Chile: sexo e ingresos son determinantes

Los casos también se acentuarían en zonas rurales o pequeños poblados, donde “se manifiesta un alto porcentaje de personas con depresión laboral, mientras que en grandes ciudades su prevalencia es mucho menor”.

Frustración, rivalidades, la carga laboral…

La organización indica que este tipo de depresión puede ser ocasionada por diversos motivos, tales como la sobrecarga o un mal clima laboral, la competitividad o rivalidad entre compañeros de trabajo, el desgano producto de la rutina, o la insatisfacción que pueden generar aquellos empleos que no cumplen con las expectativas del trabajador.

“Una persona que estudió seis o siete años para sacar adelante su carrera universitaria, y está trabajando en otro asunto, es una situación muy frustrante, y probablemente este joven presente síntomas de depresión o estrés laboral”, ejemplifica Calderón.

Por su parte, el director de Chile Psicólogos, José Luis Rioseco indica que existen síntomas para identificar esta enfermedad, que incluyen falta de concentración, dificultades para dormir, irritabilidad y hasta sentimientos de culpa.

Lee también: 10 cosas que suelen hacer las personas con depresión y que los demás no notan

Explica que todos hemos pasado por “un mal día en el trabajo” o “una mala semana”, que son situaciones normales que se puede presentar en cualquier momento de nuestras vidas.

Sin embargo, cuando esto se mantiene durante varios días, corre el riesgo de convertirse en una depresión laboral.

“En estos casos, la persona no sólo pierde el interés por el trabajo, sino que también en sus actividades sociales y familiares”, sostiene.

“Lo más delicado es que esta enfermedad puede afectar directamente en la calidad de vida del deprimido y de sus cercanos, con la tendencia de agravarse si no es detectada a tiempo”.

Prevención y tratamiento

Calderón enfatiza en la importancia de que los cercanos reconozcan a tiempo los síntomas para evitar complicaciones mayores.

A fin de prevenir, el experto recomienda a los trabajadores realizar actividades que logren desconectarles de sus trabajos, como hacer deportes, ir al cine, a la playa, leer o, sencillamente, descansar.

“También, es muy importante estar atento a las señales y no hacer oídos sordos de lo que le dicen sus cercanos”, enfatiza.

“Además, si persisten los síntomas, debe solicitar ayuda con un especialista, ya que la depresión, si no es tratada a tiempo, puede ocasionar graves problemas tanto para él como para sus cercanos”.

 


Fuente: Bíobío Chile