Reforma Laboral: cambios sustanciales
13.10.2017

La propuesta del comando de Sebastián Piñera no puede sólo focalizarse en “imperfecciones” de la ley, la que ha demostrado que contiene errores conceptuales en su formulación.


Dentro de la agenda del candidato presidencial de Chile Vamos, Sebastián Piñera, una de las tareas prioritarias que se ha autoimpuesto es una corrección de la Reforma Laboral. El escenario de trabajo se centra en arreglar los vacíos que quedaron en los grupos negociadores -tras la intervención del Tribunal Constitucional- y la discrecionalidad con que la Dirección del Trabajo ha definido los servicios mínimos en caso de huelga. Para ambos casos, el equipo económico de Sebastián Piñera propone una ley miscelánea o un proyecto más completo que corrija estas “imperfecciones” de la Reforma Laboral. Evidentemente, la corrección de la Reforma Laboral es una necesidad detectada tanto por el sector público como privado, prueba de esto son las diferencias de opinión entre la Superintendencia de Bancos y la Dirección del Trabajo por los servicios mínimos del sector financiero. Por lo mismo, la propuesta del comando de Sebastián Piñera no puede ser focalizada en “imperfecciones”. Con el paso de los meses, ha quedado de manifiesto que la Reforma Laboral contiene errores profundos y que se requiere una reformulación de la base misma sobre la cual se tramitó: una ley pro sindical, que afecta la competitividad y el emprendimiento en Chile y que poco distingue la relación entre el sector privado y sus trabajadores hoy.


Fuente: Pulso