Seis de los aspirantes a La Moneda comparten sus lineamientos con "El Mercurio":
Teletrabajo y regular el empleo inmigrante, entre las propuestas de los presidenciables
16.10.2017

La implementación de cuotas para mujeres también se repite entre las principales definiciones de quienes están optando por dirigir la próxima administración, aunque las soluciones difieren bastante entre los candidatos.


La generación de empleo, así como la inclusión en el mercado laboral de los grupos más vulnerables como los migrantes, jóvenes o mujeres, son temas presentes en los programas de los candidatos a la Presidencia.

Por ejemplo, Sebastián Piñera (Chile Vamos) propone retomar el proyecto de ley sobre teletrabajo, mientras Carolina Goic (DC) busca implementar un plan integral -con una intervención multidimensional- para enfrentar el problema de los “ninis” (los jóvenes que no estudian ni trabajan). Por su parte, José Antonio Kast (independiente) plantea revertir la reforma laboral y Alejandro Guillier (PR, PS, PPD, PC, IC y MAS) dice que promoverá un sistema de cobertura universal de salas cuna. Desde el comando de Beatriz Sánchez (Frente Amplio) afirman que fomentarán la participación de migrantes en los sindicatos, en tanto Marco Enríquez-Ominami (PRO) propone un plan de inversión contracíclico de más de US$ 6.000 millones para las pymes.

MEDIDAS PARA FOMENTAR EL EMPLEO

José Antonio Kast

“La medida más urgente es revertir la reforma laboral. Es un proyecto que pretendo presentar en los primeros días”, indica Kast. También postula eliminar las regulaciones excesivas y limitar los trámites burocráticos, así como flexibilizar la normativa laboral para adaptarse a las mujeres y jóvenes.

Sebastián Piñera

Alfonso Swett, del equipo laboral, destaca que hay que volver a darle importancia social al crecimiento económico, para fomentar el empleo de calidad. “Tenemos que adaptar el código laboral, ‘masculino’, industrial y urbano del siglo pasado, a la realidad actual de mujeres y jóvenes”, indica.

Carolina Goic

Entre sus lineamientos está el hacer un mayor esfuerzo en innovación, en incorporar tecnologías y diversificar la producción. “También es necesario aumentar la competencia y eliminar distorsiones y barreras de entrada en los mercados de bienes y servicios”, señala su equipo.

Alejandro Guillier

Para generar más empleo, tiene tres grandes lineamientos. Primero, crear una oficina de grandes proyectos de inversión para reducir a la mitad los tiempos de trámites públicos. Luego, perfeccionar el sistema de evaluación de impacto ambiental y también acelerar la ejecución de las obras públicas presupuestadas.

Marco Enríquez-Ominami

Busca impulsar el empleo a través del fomento a las pymes y un plan de inversión contracíclico de más de US$ 6.000 millones. Para la creación de puestos de trabajo propone que las pymes paguen 0% de impuesto para las utilidades reinvertidas, hasta 10 mil UF anuales.

Beatriz Sánchez

Plantea generar una zona de cooperativas de trabajadores, asociadas en principio a servicios públicos territorializados. “Un sector de estas características supone un desafío transversal a las fuerzas que generan empleo”, dicen en el comando.

INCORPORACIÓN DE LOS JÓVENES

José Antonio Kast

Las mayores oportunidades para los jóvenes se generarán en la medida que se potencien nuevas áreas de aprendizaje e innovación; que se flexibilicen las modalidades de empleo y las condiciones del mismo. “Si nos quedamos de brazos cruzados, no estaremos preparados para enfrentar los cambios”, apunta.

Sebastián Piñera

Según Swett, el mayor desafío de la política pública en el mundo laboral está en los menores de 25 años, y en cómo sacar lo mejor de este grupo. “Ellos saben estudiar a distancia, a través de internet y redes sociales. En este contexto, una de nuestras medidas es retomar el proyecto de ley sobre teletrabajo”.

Carolina Goic

Desarrollar un plan integral para enfrentar el problema de los “ninis”, cerca de 600 mil jóvenes que no estudian ni trabajan. “Tendrá un enfoque de intervención multidimensional que abarque aspectos psicosociales, familiares, económicos y laborales, entre otros”, explican sus asesores.

Alejandro Guillier

Plantea, entre otras medidas, aumentar la cobertura del subsidio al empleo joven, así como avanzar en la nivelación de estudios para los trabajadores adultos y reformular el actual sistema de capacitación, para llevarlo a un sistema nacional de formación para el trabajo, con la idea de ir mejorando la empleabilidad.

Marco Enríquez-Ominami

Propone crear un subsidio para las empresas que contraten a los recién titulados. “Es fundamental garantizar una adecuada inserción de los jóvenes en el mercado laboral, sin lo cual se van marginando progresivamente del mismo”, señalan sus cercanos.

Beatriz Sánchez

En su equipo destacan que una educación pública gratuita y de calidad en todos los niveles, incluido el de la capacitación para quienes ya trabajan o buscan empleo, ampliará enormemente el espacio para que los menores de 35 años participen en plenitud del trabajo decente.

INCLUSIÓN DE LA MANO DE OBRA MIGRANTE

José Antonio Kast

“Necesitamos ser rigurosos en la aplicación de nuestra legislación para prevenir la inmigración ilegal y apoyar a todos aquellos profesionales y personas capacitadas que vienen a aportar a Chile con su trabajo y conocimientos”, destaca Kast.

Sebastián Piñera

“Chile necesitará más migrantes, pero no de la forma como los estamos integrando hoy. En países que han enfrentado en forma inteligente este tema, se preocupan y ocupan de que no solo sea una contribución social y cultural, sino también un aporte al mundo del trabajo”, señala Swett.

Carolina Goic

Lo primero es asumir que el fenómeno llegó para quedarse y todo indica que seguirá intensificándose, plantean en el comando. Consideran modernizar la institucionalidad para asegurar la formalización de estas personas, para garantizar sus derechos y deberes en su inserción social y productiva.

Alejandro Guillier

“Necesitamos asegurar que no tengamos empresarios inescrupulosos que utilicen a los migrantes para saltarse la legislación, pagándoles sueldos de hambre y obligándolos a jornadas extenuantes”, indican. La regulación sobre migrantes debe actualizarse con una lógica de apertura y respeto a los DD.HH.

Marco Enríquez-Ominami

Sobre la inmigración que no es hispanoparlante, apunta que lo primero es garantizar que hablen castellano, con programas especiales de inserción. “Se debe planificar y legislar sobre este desafío. La ley actual es de los años 70 y la realidad ha cambiado mucho desde entonces”, dicen sus asesores.

Beatriz Sánchez

El programa considera un proceso de regularización extraordinario, además de trabajar con las pymes para informar y capacitar a los empleadores. También se fomentará la participación de migrantes en los sindicatos y otras organizaciones de trabajadores.

IMPULSO A LA PARTICIPACIÓN FEMENINA

José Antonio Kast

Reconoce no estar a favor de las cuotas, pero sí de la mayor participación femenina. “Las empresas tienen que ser proactivas y demostrar, en los hechos, que se pueden autorregular. No esperemos que el Estado regule todo, anticipemos medidas para una mayor inclusión femenina”, propone.

Sebastián Piñera

Su equipo plantea que hay que ser cuidadosos en las cuotas en cargos de mayor responsabilidad. “Si bien pueden ayudar, estas no solucionan el problema de fondo de la participación laboral femenina, que es que los costos para una trabajadora son mayores que para un trabajador”, subrayan.

Carolina Goic

Propone perfeccionar la legislación laboral para permitir el trabajo part-time y a distancia, y también favorecer el desarrollo de centros de cuidado infantil y de educación preescolar. Otro compromiso es impulsar un plan de fortalecimiento de intermediación laboral, con énfasis en jóvenes y mujeres.

Alejandro Guillier

Promueve la política de a igual trabajo, igual pago. Además, impulsarán programas especiales de capacitación para estimular el empleo femenino y promoverán un sistema de cobertura universal de salas cuna para trabajadoras y trabajadores con hijos, que no se pierda en períodos de cesantía.

Marco Enríquez-Ominami

Defiende una ley de cuotas real en el Congreso, con 40% de mujeres electas y no candidatas que terminan postulando en distritos menos competitivos. En el sector privado, busca garantizar la paridad de sueldo, lo que se lograría con la mayor transparencia en las empresas, así como cuotas en sus gobiernos corporativos.

Beatriz Sánchez

Aumentar la participación de mujeres en política y en cargos de alta responsabilidad, para lo cual se requiere ampliar la ley de cuotas a todos los cargos de representación popular: Cores, alcaldías y concejales. En cargos de confianza política pretende mantener paridad absoluta de género.

María de los Ángeles Pattillo 


Fuente: El Mercurio