¿Qué afecta el desempeño de un empleado?
18.12.2017

El desempeño de los empleados se ve directamente afectado por su motivación y por su habilidad para producir.


Las teorías que explican la motivación para producir se pueden clasificar como teorías de contenido y teorías de proceso.

Las primeras se ocupan de qué motiva al individuo: buscan identificar las necesidades y las motivaciones dentro de la persona que activan, dirigen, sostienen y detienen el comportamiento. Maslow, Herzberg, Atkinson y McClelland han hecho las exposiciones más aceptadas sobre el comportamiento orientado hacia necesidades tal como se aplica en el medio empresarial.

Las teorías de proceso se ocupan de cómo se activa y mantiene el comportamiento. Se refieren a las maneras de estimular a las personas para que cumplan las metas deseadas. Se han citado también teorías de equidad y teorías de expectativas para explicar el comportamiento de la persona dentro de una organización.

La teoría de la equidad sostiene que los individuos tratarán de cambiar las condiciones si perciben que se les ha tratado injustamente en comparación con un colega en el mismo cargo. El principio básico de la teoría de las expectativas es el de que para incitar a los individuos a producir, éstos tienen que ver que sus esfuerzos llevan al cumplimiento satisfactorio de la tarea y que el buen desempeño conduce a las recompensas deseadas.

La satisfacción en el cargo es un aspecto importante de la motivación para producir. Hay muchas teorías contradictorias acerca de la relación entre esta satisfacción y el desempeño. La conclusión más aceptada es la de que la insatisfacción en el cargo suele conducir a ausentismo y pérdida de empleados, con lo cual se perjudica el desarrollo organizacional.

El segundo factor determinante del desempeño es la habilidad del empleado. La habilidad para realizar cierta actividad suele depender del grado en que el individuo posea los conocimientos y las destrezas exigidas por determinada tarea, y que generalmente se adquieren por experiencia.

También hay variables ambientales y organizacionales que afectan el desempeño del empleado. Las condiciones económicas, sociales, políticas y legales determinan el ambiente externo de una empresa. Entre las variables organizacionales importantes se cuentan la naturaleza de la tarea que el empleado debe cumplir, el sistema de recompensas, la filosofía gerencial y las políticas de contratación, selección, capacitación y otros aspectos de personal.

Otra consideración significativa en el desempeño del empleado es la claridad con que se define su papel. Cuando hay congruencia entre la manera como el superior y el subalterno perciben el papel de este último, ello produce un efecto positivo en cuanto al desempeño y la satisfacción en el cargo.

En compendio, hay por lo menos tres factores que influyen en el desempeño de un empleado: el individuo ha de estar motivado, debe poseer las habilidades y características necesarias y ha de percibir con bastante claridad su papel.


Fuente: Terra