Lo que debes saber sobre ausentismo laboral a fin de año
13.12.2017

Casi la mitad de los días de ausencia laboral de los chilenos se explica por licencias médicas.


Las fiestas de fin de año están a la vuelta de la esquina y la carga laboral se intensifica. Por lo mismo, el cansancio de diciembre se empieza a sentir y no es extraño que en esta fecha se prolonguen las ausencias laborales, ya sea por viajes, reuniones familiares, oportunidades de trabajos part-time o simplemente escapar del estrés que tienenn muchos trabajadores.

En Chile, en términos de ausentismo laboral, hay un promedio de 16,8 días perdidos por trabajador al año, y los países Ocde tienen como referencia 11 días al año, lo que significa que nuestro país muestra 53% más que el resto de los países. Parte de esto se explica por el uso de licencias médicas.

En término generales, el reporte que publica la  OCDE para Chile informa que en 2015 se registraron 7,3 días de licencia médica por enfermedad común al año por trabajador, lo que equivale a 2% de ausentismo.

“En las empresas donde esta cifra es superior, podríamos estar frente a políticas organizacionales o de productividad que están realmente enfermando a los trabajadores, o también, podríamos estar frente a un sobre uso de las licencias para justificar una ausencia sin necesariamente tener una enfermedad de fondo, y utilizarse para otros fines”, explica Constanza Daniels, gerente de Inmune Empleadores.

Por lo mismo la empresa Inmune, que gestiona el impacto de las licencias médicas en el país, entrega cinco recomendaciones para los empleadores en esta época del año:

Uso de vacaciones: Debe tener claro cuándo se tomaron vacaciones sus trabajadores, si nota que alguno de ellos lleva mucho tiempo sin ausentarse, lo mejor es que lo incentive a hacer uso de sus feriados legales. Esto no sólo le permite cumplir con la legislación vigente, sino que puede evitar que, por una sobre carga laboral, sobre todo en los cierres de año, el trabajador termine con una larga licencia médica.

Cumplimiento del reposo: ¿Qué pasa si un trabajador está enfermo, pero decide ir trabajar? Es importante recordar que, si una persona se encuentra con una licencia médica vigente y asiste a su trabajo, está incumpliendo con la ley y puede provocar que su empleador reciba una multa de la Dirección del Trabajo. La licencia médica es un derecho para recuperar su salud, por lo tanto, el trabajador debe cumplir con el reposo indicado en la licencia y su jefe debe respetar que así sea. En el caso de que le solicite trabajar de todos modos, el empleador arriesga multas que van desde las 14 a las 150 UTM.

Mal uso: Tiene el deber de denunciar irregularidades si las detecta: en caso de detectar incumplimiento de reposo o fraude previsional (por ejemplo, que no exista enfermedad o que la licencia sea para trabajar part-time en otro lugar o derechamente para o tomarse vacaciones), el empleador tiene la obligación de denunciar los hechos ante la Compin o Isapre, Contraloría General de la República, Superintendencia de Seguridad Social, Dirección del Trabajo u otro organismo de control competente.

Presentismo: Uno de los fenómenos que se está haciendo cada vez más frecuente es el presentismo laboral excesivo. ¿Qué quiere decir esto? Hay personas que en búsqueda de reconocimiento en su trabajo o por temor a perder su puesto, se exigen más de la cuenta y se presentan a trabajar a pesar de no estar en condiciones de hacerlo, por encontrarse enfermo o padecer de un alto nivel de estrés y agotamiento, denominado estado de “burnout”. Para evitar que un ausentismo laboral prolongado perjudique al resto de su equipo, como empleador debe buscar ser flexible y tomar las medidas para no incentivar esta práctica.

Redistribución de labores: Con relación al punto anterior, es importante que durante este período, las cargas de trabajo impuestas por la gerencia y jefatura equipo, se acondicionen a la realidad del equipo de trabajo, para no sobre cargar a algunos por la ausencia de parte del equipo, ya sea por licencias médicas, permisos o vacaciones. De otra manera, podría derivar en un deterioro progresivo del clima laboral por alta carga de trabajo para quienes deben reemplazar a otros trabajadores, una baja en la eficiencia operacional y aumento de la presión por el rendimiento. Dependiendo de la industria, las pérdidas para la empresa por el ausentismo equivalen, a lo menos,  al 50% del sueldo de cada trabajador con licencia, sostienen desde Inmune.

Lo mejor es organizar bien los tiempos y las tareas, además de potenciar el trabajo en equipo, para que los demás no se vean perjudicados por unos pocos que se ausentan.


Fuente: Publimetro