CUT afirma que centrar el debate en cambiar la Reforma Laboral "sería mezquino"
16.03.2018

Para la multigremial los temas prioritarios apuntan a la modificación de otras leyes “que garanticen efectivamente trabajo y empleo decente, lo que además fue una promesa de campaña”.


La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa, remarcó ayer en Valparaíso, tras una reunión con representantes de la Confederación Nacional de Gente de Mar, Portuarios y Pesqueros de Chile (Congemar), que la discusión de eventuales cambios a la reforma laboral no debe ser la prioridad para el gobierno entrante.



”Lo que esperamos es que la agenda de trabajo durante este periodo, y particularmente en el inicio de un nuevo gobierno este año 2018, permita un debate que trascienda a una reforma a la legislación laboral que está hoy día en ejecución”, enfatizó la líder gremial.



Recalcó que para la multigremial los temas prioritarios apuntan a la modificación de otras leyes “que garanticen efectivamente trabajo y empleo decente, lo que además fue una promesa de campaña”.



”Las expectativas apuntan a que el tema central hoy para el mundo del trabajo sea la creación de empleo y decente, es decir, con protección social, con salario justo y con derecho a organización”, comentó Figueroa, quien destaca también temáticas como la capacitación y la salud en el mundo del trabajo.



”Son dos grandes aristas que surgen como una necesidad cuando uno habla de trabajo decente; por lo tanto, tengo la impresión de que esos elementos debieran ser parte de la agenda prioritaria de cualquier Gobierno y también son parte de la nuestra para el 2018”, subraya.



Es así que, complementa, no sería prudente centrar toda la discusión en la reforma laboral y en posibles cambios a la misma. “Hay que seguir avanzando respecto de derechos colectivos, pero me parece que transformar el debate del mundo del trabajo en uno sobre modificaciones o ‘reforma a la reforma‘ sería del todo mezquino pensando en los grandes desafíos que tenemos”, precisó.



La mandamás de la CUT se mostró tranquila luego del diálogo que sostuvo esta semana con el entrante ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, confirmando que existe a priori “una buena disposición al diálogo, a no cerrarle la puerta a ningún debate, y creo que eso es tremendamente saludable”.



Agregó que no sólo se tocaron temas más vinculados al ámbito laboral, sino que también los previsionales, recordando la discusión que se viene sobre la reforma a las pensiones que pretende ingresar el Gobierno y también la negociación sobre el salario mínimo.



”Lo que vimos por parte del ministro fue disposición. Ahora, lo que se ha expresado como una voluntad tenemos que ver cómo se ejecuta en la práctica. Esperamos reconstruir confianzas y avanzar con grandes acuerdos y para eso tiene que haber también disposición de la autoridad para entender los planteamientos de la contraparte, de recogerlo y de incorporarlo; por lo tanto, el tiempo nos dirá si el diálogo lo comprendemos de la misma manera”, sentenció Bárbara Figueroa.



En cuanto al papel que pretende jugar la CUT en el escenario que se avecina, indicó que sin minimizar a otros actores del sector, ese rol debe ir de acuerdo a su grado de representatividad, cuestión que también fue transmitida a las nuevas autoridades.



”Lo que le hemos señalado al ministerio es que nosotros entendemos que nadie tiene poder de veto, acá debemos tener un diálogo abierto entre todas y todos, y por lo tanto eso significa no solamente con la contraparte CUT, sino que con todo el mundo sindical y, por cierto, con la contraparte empresarial a la que también hay que respetar su posición, pero eso tiene que ser sobre la base de entender los equilibrios que dicen que la central más representativa del país es la CUT”, puntualizó.



En cuanto al curso que pueden tomar la relación con el Gobierno, dijo que “las relaciones entre contraparte son eso y, por lo tanto, nosotros pondremos todo de nuestra parte para que esa relación sea fructífera y que permita avances, garantía y equidad en el mundo del trabajo, y esperamos lo mismo por parte del actual Gobierno”.



”Lo que vimos del ministro fue disposición. Ahora, lo que se ha expresado como una voluntad tenemos que verlo en la práctica”.

Economía y Negocios Online

Valor Futuro


Fuente: Economía y Negocios