A cuatro meses de que la nueva legislación comience a regir:
LyD: Fijación de servicios mínimos es el principal nudo de reforma laboral
19.12.2016

Los grupos negociadores son otro punto de discordia sobre el que ningún dictamen se ha pronunciado y sobre el cual el Ministerio del Trabajo ya descartó hacer una ley corta.  


Quedan menos de cuatro meses para que la reforma laboral entre en vigencia y hasta la fecha, la Dirección del Trabajo (DT) solo ha publicado cuatro de los nueve dictámenes esperados. De acuerdo con los ya emitidos, relacionados con la vigencia de la ley; los servicios mínimos y equipos de emergencia; negociación colectiva reglada, y el derecho a la información, aún persisten dudas frente a puntos relevantes y que fueron polémicos durante la tramitación de la ley, como son las condiciones en que se hacen efectivos los servicios mínimos y los equipos de emergencia.

Desde Libertad y Desarrollo, el abogado del Programa Legislativo, Sergio Morales, afirma que respecto de los equipos de emergencia, “se genera una serie de interrogantes, de las cuales el dictamen tampoco se hace cargo, como es la determinación por parte del empleador de los horarios en que estos deben trabajar, las prioridades en que deben cumplir las funciones propias de los servicios mínimos y de la forma en que deben ejecutarse las mismas”.

Otro tema que para Morales ha generado controversia es el que dice relación con los grupos negociadores, ya que en ningún dictamen se ha hecho mención sobre la materia y el Ministerio del Trabajo ya descartó hacer una ley corta que lo incluya. “No es posible esperar hasta la entrada en vigencia plena de la ley, en abril próximo, toda vez que normas sobre derecho a la información previo a la negociación, la fijación de servicios mínimos y equipos de emergencia deben estar fijados mucho antes de iniciar cualquier negociación”, afirmó el investigador de Libertad y Desarrollo.

Condiciones de trabajo de los equipos de emergencia no están claras

El equipo de emergencia es el personal que el sindicato debe destinar, en caso de huelga, para atender los servicios mínimos calificados previamente por un informe de la Dirección del Trabajo. La forma en que deben ejecutarse esas tareas, el horario y las prioridades en que deben cumplirse, son asuntos que no están especificados en el dictamen.

Sergio Morales, abogado de LyD, comenta que el dictamen también omite la posibilidad de recoger acuerdos parciales respecto de los servicios mínimos y los equipos de emergencia, y de si debieran ser o no respetados por la DT a la hora de pronunciarse sobre la materia. Esto, más aún considerando que hay empresas donde existe más de un sindicato y que entre ellos podrían existir diferencias, lo que podría hacer que fracasen las negociaciones.

Si el sindicato no cumple con los equipos de emergencia, la empresa puede contratar personal externo para cumplir con los servicios mínimos. Lo que el dictamen no aclara es si se pueden reasignar funciones de los trabajadores de la empresa que no se encuentran en huelga. “Se espera que se den líneas generales más definidas en lo que respecta a la facultad del empleador de realizar adecuaciones necesarias”, dice Morales.

Para empresas con más de un sindicato es más difícil fijar servicios mínimos

En caso de huelga, los servicios mínimos se utilizan para atender funciones que sean estrictamente necesarias para garantizar atenciones que sean de utilidad pública.

Uno de los servicios mínimos que se distingue en el dictamen es la seguridad. Esto implica que las empresas deban regular la existencia de guardias de seguridad, nocheros, entre otros.

Esto podría complicarse si la empresa cuenta con más de un sindicato y establecimiento. “Un criterio apropiado debiera ser considerar para estos efectos la empresa como un establecimiento y no como la razón social en su totalidad”, asegura Sergio Morales, abogado de LyD.

Para que una empresa defina sus servicios mínimos deberá consultar a la DT y, a su vez, esta tendrá que solicitar un informe técnico al organismo regulador que corresponda. Morales asegura que el ente regulador es muy claro en empresas como bancos, aseguradoras y mineras, mientras que hay otras donde no existe un regulador específico. “Se generan dudas respecto de si la DT actuará sin informes técnicos o debiera pedir informe al Ministerio de Economía o a un organismo dependiente como el Sernac”, señala Morales.

Por Fiorenza Gattavara 


Fuente: El Mercurio