108 mil empleos para seniors se crearon en 2016, lo más alto en seis años
18.03.2017

Las áreas que más puestos generaron para los adultos mayores fueron la industria manufacturera, con 21 mil, y los sectores de construcción e inmobiliario, con 34 mil. Eso sí, a diciembre pasado el 38% de los ocupados de 60 años y más son por cuenta propia.  


El envejecimiento de la población y las bajas pensiones están teniendo un impacto no menor en el mercado laboral chileno. Y es que al analizar las cifras de personas en edad de trabajar entre los años 2015 y 2016, la población “PET” -es decir, los de 15 años y más- aumentó en 254,5 mil, mientras que solo el segmento de mayores de 60 años lo hizo en 271,4 mil, según las cifras de empleo del trimestre móvil octubre-diciembre 2016 del Instituto Nacional de Estadísticas, INE.

Cecilia Cifuentes, investigadora del Centro de Estudios Financieros del ESE Business School de la Universidad de los Andes, señala que si bien parte importante de este grupo etario pasa a ser inactivo, un porcentaje no menor incrementa la fuerza de trabajo en el país. “Entre 2015 y 2016 la fuerza de trabajo aumentó en 111,9 mil personas, mientras que la misma pero en adultos mayores de 60 años lo hizo en 121,9 mil”, precisa la economista.

Fundación Avanza Chile agrega que en un año, considerando el trimestre móvil octubre-diciembre de 2016 versus el mismo período de 2015, se crearon 80.510 puestos de trabajo en el país. Entre los que tienen 60 años y más se generaron casi 108 mil nuevas plazas de trabajo, mientras que en el caso de los ocupados menores de esa edad se destruyeron 27,5 mil puestos en el mismo lapso. Es decir, gran parte de los nuevos puestos de trabajo se concentraron durante el último año en los adultos mayores y se trata, según Avanza Chile y Cecilia Cifuentes, de la cifra más alta de creación de empleos para este segmento desde 2010, año en que se realiza la nueva Encuesta Nacional de Empleo (ver infografía).

En tanto, al comparar las cifras de los últimos cinco años, la fuerza de trabajo de los seniors ha aumentado en 374,8 mil (58% del aumento total), y la ocupación de este segmento, en 359,4 mil (56% del total), añade Cifuentes.

Casi 20 mil puestos entre los 70 y 79 años

Carlos Ríos, director del área social económica de Avanza Chile, recalca que la participación de los seniors en el mundo laboral es una tendencia que se ha ido incrementando de manera explosiva a partir de 2013 y agrega que al revisar por decenios de edad, se observa que el grueso de la creación de nuevos puestos se concentra entre los 60 y 69 años, donde se instauraron 92 mil nuevos empleos en el último año, mientras que en el segmento de 70 a 79 años fueron 19 mil. Sin embargo, en el rango de 80 y más años se han perdido tres mil puestos, precisan en Avanza Chile.

“Los sectores que más empleos han generado son la industria manufacturera, con 21 mil; la construcción, con 18 mil, y las actividades inmobiliarias, con 16 mil”, detallan en Avanza Chile.

Sin embargo, Juan Bravo, economista de Clapes UC, advierte que el 37,7% de los ocupados a diciembre pasado lo eran de actividades por cuenta propia. “Esto se debe a razones involuntarias, como la falta de oportunidades laborales por la edad, pese a que están disponibles para seguir trabajando, y a otras voluntarias, ya que algunos quieren seguir trabajando pero a un ritmo que les acomode, con horarios flexibles y muchos, en su propia casa”, explica Juan Bravo.

En ese sentido, el ex subsecretario del Trabajo y socio de Morales & Besa Abogados, Fernando Arab, señala que esto es una mala señal, pues da cuenta de que dichas personas tienen mayores dificultades a la hora de emplearse como asalariados (con contrato), debiendo, en consecuencia, recurrir al empleo por cuenta propia: “En esencia, un tipo de empleo más precario, informal y temporal, a fin de conseguir los ingresos que requieren. En este segmento, más que en otros, creo que es un empleo más por subsistencia que por convicción”, afirma.

Tasa de desempleo llega a 3,4%

El segmento de la tercera edad se caracteriza por tener una tasa de desempleo menor que el promedio nacional. La razón, según Bravo, de Clapes UC, es que cuando las personas mayores no encuentran un empleo, muchos optan por retirarse (pasan a ser inactivos y no desocupados), “ya que pueden acceder a una pensión y en muchos casos saben que les será difícil conseguir un empleo por su edad”, comenta el economista.

Es por eso que en este segmento hay mayor participación en empleos con mayor precariedad y menores ingresos. Por ello, coinciden los expertos, varios se dedican a prestar asesorías y servicios donde pueden poner en práctica su experiencia adquirida como profesionales, en tanto que otros, incluso, practican el comercio minorista, pero de manera informal, con ingresos variables y bajos.

Con todo, explica Bravo, se observa un deterioro desde el punto de vista laboral en este segmento, lo que se ha manifestado, primero, en una tasa de desempleo que va al alza, ya que esta pasó de 2,6% en el trimestre octubre-diciembre de 2015 a 3,4% en igual período de 2016.

La tendencia también se observa en un incremento fuerte del subempleo por insuficiencia de horas (11,2% de crecimiento en el último año, versus 9,8% a nivel agregado) y por una significativa alza de la inactividad (5,6% de crecimiento anual, en comparación con el 2,1% a nivel agregado).

Daniela Paleo 


Fuente: El Mercurio