28.790 peticiones se registraron en enero en el rubro:
Fin del boom inmobiliario dispara 20% solicitudes del seguro de cesantía en la construcción en doce meses
16.03.2017

En tanto, los economistas aseguran que el alza de 8% a nivel país se explica por un deterioro del mercado laboral a causa de la destrucción de puestos de trabajo asalariados.  


Si bien la tasa de desempleo se ha mantenido relativamente estable (bajo el 7%), el alza en el número de solicitudes del seguro de cesantía se ha vuelto un síntoma de la precariedad del mercado laboral.

El número de solicitudes de este beneficio llegó a 122.655 en enero, lo que implicó un alza de 8,1% respecto del mismo mes del 2016.

Sin embargo, no todos los sectores se han resentido de la misma manera al menor crecimiento económico que exhibe el país. Uno de los más golpeados en los últimos meses es la construcción. En este rubro, la cantidad de peticiones de seguros de cesantía aumentó 20% en enero respecto del mismo mes del año anterior, lo que se traduce en 4.702 nuevas solicitudes por parte de trabajadores de la construcción.

Lo anterior implicó el mayor crecimiento de las peticiones en el sector desde marzo de 2014, cuando subieron 27%.

La economista del ESE Business School, de la U. de los Andes, Cecilia Cifuentes, señala que el aumento de las solicitudes del seguro de cesantía se debe principalmente a la paralización de la economía y, además, a que las personas están entrando al mercado informal. “Es esperable que aumenten las solicitudes porque efectivamente el empleo asalariado está cayendo. El subsidio cubre el empleo formal, no el por cuenta propia. Los trabajadores podrían estar al mismo tiempo haciendo una actividad económica y cobrando el seguro”, sostiene Cifuentes.

Según Joseph Ramos, economista de la Universidad de Chile, las solicitudes del seguro en los próximos meses seguirían en aumento. “Si la economía no muestra mejoras significativas respecto del año pasado, cuando creció 1,5%, lo más probable es que la situación de empleo asalariado en particular continúe desacelerando” advierte Ramos.

Sobre el desempleo, manifiesta que ha habido, junto con una caída en la ocupación asalariada, un fuerte incremento en el empleo por cuenta propia y que “de no haber medido esto último la tasa de desempleo habría subido significativamente, y hasta ahora eso no ha ocurrido. Todo hace pensar que esta situación continúa. No solo va a caer el empleo asalariado, sino que la tasa de desempleo va a subir”, indica.

Respecto al aumento de peticiones del subsidio que se dio en el sector de la construcción, el economista afirma que el desempleo en el rubro -al igual que en 2016- se debe a una caída del boom inmobiliario y el término de la venta de viviendas exentas de pagar IVA.

Por su parte, Cecilia Cifuentes añade que “muchos trabajadores de ese rubro estaban formalmente contratados en una empresa, pero como la actividad ha caído tanto, la gente ha pasado a ser cuenta propia en ese mismo sector”.

La economista destaca la existencia del subsidio. “Al menos esos trabajadores, durante un período, pueden tener ingresos a pesar de haber perdido su trabajo”, señala.


“Si la economía no muestra mejoras significativas, lo más probable es que la situación de empleo asalariado continúe desacelerando”.

JOSEPH RAMOS EONOMISTA DE LA U. DE CHILE

“Es esperable que aumenten las solicitudes porque efectivamente el empleo asalariado está cayendo”.

CECILIA CIFUENTES

ECONOMISTA DEL ESE BUSINESS SCHOOL

M. Paz Infante y M. Jesús Coloma 


Fuente: El Mercurio