Deuda previsional: US$424 mills. de cotizaciones impagas y 17% proviene de la Construcción
21.08.2017

A diciembre de 2016 había 2,2 millones de afiliados con al menos una cotización impaga por parte de sus empleadores. Éstos últimos, en tanto, no superaban los 260 mil. Los juicios por las morosidades superaron el millón durante el año pasado.


Uno de los cambios que propone la reforma previsional, en cuanto a la regulación de las AFP, tiene que ver con la forma en que las administradoras cobran los pagos previsionales, creando un Sistema Único de Cobranza de Cotizaciones.

Según detalla el informe de productividad que acompaña al proyecto de ley que ingresó el pasado lunes al Congreso, al 31 de diciembre de 2016 había más de un millón de juicios vigentes a causa del no pago de las cotizaciones por parte de los empleadores. Los procesos son llevados de manera independiente por cada AFP, lo que cambiaría con la iniciativa del Ejecutivo. 

Del documento se desprende que la descoordinación entre las administradoras ha llevado al elevado número de causas judiciales, ya que las AFP “no comparten información sobre el estado de pago de cotizaciones y sobre el estado de cobranzas previsionales”, puntualiza el documento que entre sus redactores tuvo al asesor del ministerio del Trabajo, Cristóbal Huneeus.

Según explica el informe, al término del año pasado los afiliados con al menos una cotización impaga por parte de sus empleadores ascendían a más de 2,2 millones, mientras que los empleadores que mantienen las deudas no superan los 260 mil.

A nivel de sector económico, la construcción lidera en morosidad con un 17% del total, le sigue comercio al por mayor y menor, repuestos de vehículos automotores/enseres domésticos (15%), e industria manufactureras no metálicas (13%), según detalla el reporte emanado de los ministerios de Trabajo y Hacienda.

En cuanto al monto de la morosidad, un 45,5% de los empleadores posee una deuda de $500.000 o menos. “El stock de deuda acumulada y reajustada por concepto de cotizaciones declaradas y no pagadas ascendió a $274 mil millones (US$424 millones), lo que equivale al 0,3% del valor de los fondos de pensiones”, destaca el reporte 

En la misma línea, agrega que el monto por intereses a diciembre de 2016 fue de $1.912 mil millones (US$2.958 millones), equivalente a un 1,7% del valor de los fondos.

Respecto del recargo en beneficio de los afiliados, éstos ascendieron a $369 mil millones, mientras que el que fue en beneficio de las administradoras por gestiones de cobranza fue de $88 mil millones.

Así, “en total la deuda acumulada incluyendo intereses, reajustes y recargos fue de $2.643 mil millones (US$4.089 millones) lo que representa un 2,4% del fondo de pensiones acumulado”, sentencia el documento.

Con todo, en cuanto a la capacidad de recuperar las cotizaciones, durante 2016 un 44% fue pagada al mes de generación (mes siguiente al devengamiento de la remuneración).

Las facultades del nuevo sistema

Generar economías de escala en el proceso de cobranza, mejorar la eficiencia del proceso de cobranza y facilitar la fiscalización, son los tres objetivos que tiene el nuevo sistema único de cobranza, el cual le otorgará a las administradoras la facultad de acceder a bases de datos como las del Servicio de Impuestos Internos, la Dirección del Trabajo y todas aquellas entidades que recauden cotizaciones.


Fuente: Pulso