A junio aumentaron 10,3% en 12 meses, por primera vez a una tasa de dos digítos:
Salarios del sector público crecen al mayor ritmo desde que hay datos comparables
08.08.2017

Fuerte alza salarial y del empleo en los últimos meses es contradictoria con el discurso de disciplina fiscal, dice economista Cecilia Cifuentes.  


El índice nominal de remuneraciones registró en junio una variación mensual de 0,4% y de 4,4% en 12 meses. Sin embargo, los salarios en la administración pública duplican ese ritmo, con un incremento de 0,8% y 10,3%, respectivamente, según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE). Este es el mayor crecimiento en 12 meses de los salarios del sector público desde que hay datos comparables (2010), y la primera vez que aumentan a dos dígitos.

En términos reales, es decir, descontada la inflación del período, el índice de remuneraciones total subió 0,8% en junio, respecto del mes anterior, y 2,6% en 12 meses, cifra que supera el promedio de largo plazo, que es del orden de 1,8% a 2% en 12 meses. En ello incidió la baja inflación de los últimos meses.

En la variación mensual, la administración pública registró por lejos el mayor incremento en 12 meses de remuneraciones, en términos nominales. Le siguen: otros servicios comunitarios, sociales y personas (5,2%); hoteles y restaurantes (5,1%); intermediación financiera, con 4,9%; transportes y comunicaciones (4,7%), y servicios sociales y de salud (4,6%).

En términos reales, las remuneraciones de la administración pública, servicios sociales, incluidos salud y educación, que también son propios del sector público, se incrementaron un 4,3% en 12 meses, en comparación con el 2,8% en mayo y 2,5% en abril. En tanto en el sector privado, los salarios reales crecieron 2,3% en 12 meses a junio, tras 1,6% en mayo y 1,2% en marzo, según estimaciones de Pilar Cruz, economista de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS).

Para Cecilia Cifuentes, directora ejecutiva del Centro de Estudios Financieros de la Universidad de los Andes, estas cifras de dos dígitos “constituyen una contradicción con el discurso de disciplina fiscal del ministro de Hacienda, sobre todo, sumando el fuerte incremento del empleo que se observa en el sector público en los últimos meses”.

Esto se da en un contexto de estrechez fiscal y dado que el gasto en personal es muy inflexible a la baja, en su opinión, esto “es un amarre legal y un obstáculo al objetivo de recuperar una mejor situación fiscal. Parece una política poco prudente en el escenario actual”, comentó.

En el primer semestre, el gasto en personal se expandió un 4,4% en términos reales, según cifras de la Dirección de Presupuestos (Dipres), de modo que para que los datos sean consistentes con los del INE, la mayor expansión del gasto en salarios debe estar a nivel descentralizado (municipios, empresas públicas y otras instituciones públicas), dice Cifuentes.

Su percepción es que este incremento tiene un componente de presiones políticas y que pese al discurso de disciplina fiscal, el titular de Hacienda no ha tenido fuerza para empujar el ajuste que se requiere. “A lo mejor sería bueno pensar en una legislación a futuro, que regule mejor la contratación de funcionarios del gobierno central y descentralizado en los últimos años de un gobierno”, señala.

Masa salarial en alza

La masa salarial, que corresponde a la suma de los ingresos laborales que perciben los hogares, aceleró su crecimiento a un 4,5% en 12 meses, acercándose al promedio de largo plazo, de acuerdo con el análisis de la CCS.

La masa salarial en los sectores propiamente públicos (incluida administración pública, servicios sociales, de salud y educación) anotan a junio un incremento de 11% en 12 meses, y la masa salarial de las actividades privadas, un incremento de 3,1%. Dado que el sector público pesa un 20% en la economía, al realizar las ponderaciones, Pilar Cruz concluye que la masa salarial total está creciendo 4,5% en términos anualizados.

La semana pasada, los gremios de trabajadores agrupados en la Mesa del Sector Público entregaron su petitorio al Gobierno para la próxima negociación de reajuste y pidieron un alza salarial de 6% nominal.

L. CASTAÑEDA 


Fuente: El Mercurio